Quantcast

Tren Turístico

La Junta confirma la cesión al consorcio del Ponfeblino de las instalaciones de Villablino para desarrollar el proyecto

El paquete cedido incluye la estación, los talleres y un almacén.

Macosa 1004 Villablino
La empresa ARMF ha encendido en recientes fechas la Macosa 1004 en Villablino. / Foto: Asociación asturiana amigos del ferrocarril, publicada por Infobierzo
Infobierzo.com | 21/11/2019 - 19:57h.

Coincidiendo con la presentación del Bierzo en la Feria Internacional de Turismo (INTUR), el consorcio del Ponfeblino ha recibido este jueves la confirmación definitiva por parte de la Consejería de Economía y Hacienda de la cesión por 20 años de las instalaciones de Villablino. Se trata de la estación, los talleres y un almacén. "Es de vital importancia tanto para el desarrollo de los proyectos turísticos como de la parte industrial, porque son unas instalaciones hechas para la restauración y el mantenimiento del material ferroviario", explicó la presidenta del consorcio del Ponfeblino, Alicia García. Por su parte, el alcalde de Villablino, Mario Rivas, reconoció que "es un proyecto que llevamos mucho tiempo esperando y que va a abrir un camino para todo el corredor del Sil, para El Bierzo y para Laciana".

La aprobación definitiva de la cesión estaba en espera desde el pasado mes de julio, cuando el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, acordó la cesión de uso de las naves e instalaciones del mítico tren minero en Villablino, para que el Consorcio del Ponfeblino gestionase la llegada de dos empresas interesadas en desarrollar sendos proyectos industriales de reparación de material ferroviario y de investigación en el campo de la combustión limpia.

La compañía ARMF tiene interés en aprovechar los antiguos talleres para reparar el material con vistas a poner en marcha un proyecto turístico. Se trata de cuatro locomotoras, dos vagones abiertos y 20 cerrados, cedidos por la Junta en febrero de este año. La otra empresa interesada es Enagas, que tiene la intención de aprovechar las locomotoras para la investigación de combustibles limpios.

Una vez cedidas las instalaciones de Villablino, la Junta prometió en julio aclarar la "situación jurídica indefinida" de los tramos que van de Cubillos del Sil a la capital lacianega y de Ponferrada a Cubillos. Se trata de un trabajo iniciado en la pasada legislatura que consiste en identificar a los más de 500 propietarios de los espacios por los que transcurre la línea para solucionar la situación e inscribir un título en el Registro de la Propiedad a beneficio del Gobierno autonómico.

Esta es una gran noticia para el Ponfeblino, que cumplió 100 años el pasado mes de julio en una situación de abandono y deterioro que no hacía honor a su historia. Aunque todas las minas estén cerradas, la comarca del Bierzo siempre será minera y, ante las lagunas en los planes de transición y revitalización de estas cuencas, nos aferramos a nuestra historia como recuerdo de todo lo que un día fue, y que incluso puede servir de "vía" a proyectos de futuro, como la puesta en valor del patrimonio minero.

Este proyecto turístico abre la esperanza de bercianos y lacianiegos de volver a ver el Ponfeblino en marcha, siendo además una buena alternativa la vertiente turística, que supondría un revulsivo económico para ambas comarcas. Por lo pronto, cada vez que la empresa ARMF, ocupada del mantenimiento de la maquinaria, hacía alguna expedición con la locmotora 1004 para comprobar su buen funcionamiento, las imágenes hacían reavivar esa chispa de esperanza por que el Ponfeblino se 'reenganche' a las vías, lo que parece ahora más cerca de hacerse realidad.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad