Minería

Fabero pide a los acreedores de Uminsa que retiren más de un millón de toneladas de carbón del Pozo Alicia

La alcaldesa afirma que el acopio de mineral "visualmente daña la imagen y la imagen turística" del municipio.

Carbón Pozo Alicia Fabero minería Uminsa Victorino Alonso Hunosa
Acúmulo de carbón en el Pozo Alicia de Fabero. / Francisco L. Pozo / infobierzo.com
infobierzo.com | 25/11/2020 - 11:36h.

La alcaldesa de Fabero, Mari Paz Martínez, enviará una carta a los acreedores de Uminsa (Unión Minera del Noreste S.A.) para que retiren la montaña de más de un millón de toneladas de carbón del Pozo Alicia, declarado Bien de Interés Cultural (BIC).

Cabe recordar que en 2013 una sentencia condenó al antiguo propietario, Victorino Alonso, por vender el carbón destinado al programa de Almacenamiento Estratégico Temporal de Carbón (AETC). La justicia dio la razón a la empresa pública Hunosa sobre la propiedad de los materiales pero, tal y como confirmaba Martínez a Infobierzo, la empresa ha aclarado que la propiedad del carbón no es suya sino de Uminsa.

Recientemente la regidora ha recibido una comunicación de Hunosa, donde la sociedad le explica que el carbón almacenado en esta montaña de casi 1 millón de toneladas no le pertenece en titularidad sino a los acreedores de la empresa Uminsa. Los concursales ya están iniciando los procesos de venta del carbón, según Martínez, "posiblemente a la central térmica La Pereda, en Asturias".

Según la alcaldesa, la montaña de carbón supone un "entorpecimiento para el turismo" y el nuevo rumbo que el Ayuntamiento tome para Fabero en torno a este sector. "Visualmente daña la imagen y la apuesta turística. Además, cuando hay viento y lluvia los residuos de carbón llegan a las carreteras del municipio", explicaba Mari Paz Martínez. La montaña se encuentra a la entrada del pueblo por lo que es lo primero que ven los viajeros al llegar y, además, está en un entorno declarado Bien de Interés Cultural, por lo que los residuos lo perjudican gravemente.

La alcaldesa se muestra satisfecha ya que, al denunciar ante la prensa la situación del municipio, parece que los acreedores han puesto cartas en el asunto y tienen intención de liquidar la empresa y los residuos a la mayor brevedad posible, algo que beneficiaria tanto a Fabero como a la compañía.

El Ayuntamiento quiere apostar por el turismo y por ello ya han adquirido una parcela de unas 70 hectáreas para desplazar el punto limpio "a un lugar apartado del pueblo y, sobre todo, separado del Pozo Alicia". La nueva localización del punto limpio será Pozo Viejo, donde no perjudique la imagen del pueblo y contribuya a cuidar del mismo mediante el reciclaje.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad