Campo

Alertan del riesgo de bacteriosis en los cultivos de pimiento del Bierzo

Las medidas de control se basan en la prevención.

Efectos de la polilla spodoptera en los pimientos del Bierzo
Pimientos del Bierzo en mal estado.
ICAL | 25/06/2021 - 10:58h.

La Estación de Avisos Agrícolas del Bierzo alerta del riesgo de bacteriosis en el cultivo de pimientos. La sarna bacteriana del pimiento, causada por la bacteria Xanthomonas vesicatoria (ex Doidge) está ampliamente distribuida por todo el mundo y se encuentra también en España. Este año está causando daños en pimiento en la comarca leonesa, favorecida por las condiciones climáticas de tormentas y abundantes lluvias.

Las hojas de plantas afectadas presentan amarilleamiento y manchas características, que se inician en el envés con pústulas de no más de dos milímetros de diámetro, evolucionan muy rápidamente en condiciones favorables, alcanzando tamaños comprendidos entre dos y cinco milímetros, de forma circular o irregulares, con halo amarillento, borde pardo o negro y centro apergaminado. En los tallos se observan lesiones estrechas y alargadas de aspecto similar a las manchas presente en hojas.

La importancia de los daños provocados en el cultivo del pimiento es debida al debilitamiento y menor desarrollo vegetativo de las plantas, así como a la intensa defoliación que origina esta bacteria. Los frutos de plantas afectadas presentan menor calibre y la presencia de manchas los deprecia comercialmente, a pesar de que son aptos para el consumo.

Finalmente, como daños indirectos pueden considerarse la aparición de podredumbres secundarias en las zonas del fruto afectadas y la presencia de quemaduras de sol en los mismos como consecuencia de la caída de las hojas. El momificado de flores y pequeños frutos son daños descritos como causados por la bacteria Pseudomonas syringae, la cual afecta a muchos cultivos y puede convivir con Xanthomonas vesicatoria.

Las medidas de control se basan en la prevención, ya que las actuaciones son poco efectivas una vez que la enfermedad se ha establecido en el campo. Aún así, las que ahora mismo pueden aplicarse son evitar el riego por aspersión y realizar tratamientos preventivos en caso de que se prevea la aparición de condiciones favorables para el desarrollo de la bacteria.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad