Finanzas

Banco Santander, 80 años de historia financiera en León

La localidad leonesa de Riaño acogió en 1934 la primera oficina en la provincia del entonces pequeño Banco de Santander, embrión de la multinacional de las finanzas que es hoy el Grupo Santander.

imagen
Imagen del antiguo Riaño, donde el Santander abrió oficina en 1934. Foto: blog Riaño Vive
A. Vega | 10/09/2014 - 11:18h.

La historia del Grupo Santander comienza en mayo de 1857, cuando la Reina Isabel II firma el Real Decreto que autoriza la constitución del Banco de Santander. Originariamente fue fundado por seis hombre de negocios del entonces puerto de Castilla. El banco estaba ligado al puerto y su actividad comercial.

El primero de los Botín en ser nombrado cargo en el banco fue Emilio Botín López, que llegó a presidente en 1909 por un sistema de turnos, y abuelo del fallecido presidente del Grupo Santander, Emilio Botín Sanz de Sautuola y de los Ríos. En 1920 se le nombró presidente fijo de la entidad financiera, aunque posteriormente fue ocupado por otros accionistas de la entidad.

Entre 1919 y 1934 se produce al primera gran expansión del banco cántabro, con la apertura de sus primeras oficinas fuera de la actual Cantabria. Contrariamente a la creencia popular extendida en León de que la primera fue la de Riaño, se trata de la segunda fuera de Cantabria, ya que en 1924 el banco llegó a la localidad palentina de Osorno (aunque luego cerrada). La sucursal de Riaño fue abierta en 1934, año en que Emilio Botín Sanz de Sautuola y López, hijo de Emilio Botín López, accede a la dirección general del banco.

Tras la sucursal de Riaño, abierta por su importancia al ser un centro ganadero y comercial en la época, vino la apertura de su primera sucursal en León ciudad, hecho ocurrido en 1935. Esta apertura si fue la primera en una capital de provincia del banco santanderino.

Con la llegada de la Guerra Civil se produjo uno de los hechos más curiosos de la historia del Santander en la provincia y es que las sucursales del banco en territorio controlado por el llamado 'bando nacional' de Franco estaban bajo la supervisión de la oficina de León, mientras que las del territorio republicano seguían reportando a la sede de Santander.

Según reporta el propio Archivo Histórico del Banco Santander durante la guerra el director general del Santander, Emilio Botín Sanz de Sautuola, "se trasladó a la zona franquista –presumiblemente a la sucursal del Banco de Santander en León, cabecera de su red operativa en aquel territorio– ya que no se vuelve a observar su presencia en ninguna otra documentación generada por la administración republicana de la provincia de Santander". Con la victoria franquista el Banco Santander recupera sus activos incautados o trasladados en la contienda y empieza su expansión nacional a gran escala en las décadas siguentes.

En la actualidad el Grupo Santander opera más de 70 oficinas en la provincia, fruto de la fusión de Banesto con el Banco Santander y Banif.

publicidad
--- patrocinados ---

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad