Quantcast

VENTA DE E.ON ESPAÑA

La presa de Riaño acaba en manos de fondos internacionales

La eléctrica alemana E.ON vende sus activos en España por 2.500 millones de euros a dos fondos internacionales, el australiano Macquaire y el kuwaití Wren House Infrastructure. Entre ellos está el salto hidroeléctrico situado en la presa del pantano de Riaño.

imagen
Miriam Chacón / ICAL
ileon.com | 01/12/2014 - 10:11h.

La central hidroeléctrica situada en la presa de La Remolina del pantano de Riaño ya tiene nuevos dueños, dos fondos internacionales tras acordar la alemana E.ON la venta de sus activos en España por 2.500 millones de euros al australiano Macquarie European Infrastructure Fund (MEIF4) y al kuwaití Wren House Infrastructure.

Se trata de una operación que supone el abandono de E.ON de sus operaciones en España. Su entrada en el mercado nacional se produjo en 2008 tras intentar hacerse con Endesa en una guerra de operaciones de compra que perdió frente a la italiana Enel y la constructora Acciona. Su compensación fue hacerse con los activos de una filial de Endesa, Viesgo, que poseía la central hidroeléctrica de Riaño. En España E.ON tiene activos de 4.500 MW de energía convencional y renovable en toda la península. Además, distribuye y comercializa electricidad a más de 650.000 clientes a través de una infraestructura de 33.000 kilómetros de red. Su plantilla ronda las 1.200 personas.

La transacción está sujeta a la aprobación de la autoridad de Competencia de la Unión Europea y se espera finalizar la transacción en el primer trimestre de 2015.

El socio mayoritario será Macquarie Fund, rama financiera de la australiana Macquarie, y como socio minoritario está la rama financiera del fondo kuwaití KIA Wren House Infrastructure. Según la nota de prensa que comunicaba la operación el nuevo propietario "se compromete  a largo plazo con el futuro de los negocios" traspasados.

Presa de la Remolina

La conocida como 'Presa de la Remolina', está situada cerca del pueblo del municipio de Crémenes del mismo nombre, y se encuadra dentro de la filial española de la empresa germana en el conocido como grupo 'Picos' de generación, que agrupa cinco plantas energéticas en Asturias, Cantabria y León con un total de 117 Megavatios de potencia instalada. La presa, como todas las construídas con fondos públicos, pertenece al Estado a través de la Confederación Hidrográfica del Duero, aunque el aprovechamiento eléctrico es una concesión, que es lo que está en manos de E.ON y ahora se traspasa a los fondos internacionales.

Aunque la presa de Riaño se finalizó en 1987 la producción hidroeléctrica no comenzó hasta el año 1991. La concesionaria era la eléctrica cántabra Viesgo, filial de la entonces pública Endesa. Los activos de Viesgo fueron comprados por E.ON en 2008 tras la guerra que mantuvo con la eléctrica pública italiana Enel por el control de la privatizada Endesa. Como parte del acuerdo por el que Endesa pasaba a manos italianas se vendieron activos a E.ON en España, entre ellos Viesgo, y por tanto el aprovechamiento eléctrico de la presa de Riaño.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad


publicidad