CRISIS EN LA EDITORIAL EVEREST

Peligra la campaña de libros de texto de Everest, más de la mitad de su facturación anual

La plantilla rechaza la propuesta de 100 despidos, 80 incorporaciones y 20 suspensiones y mantiene la huelga, en vigor desde principios del pasado mes de marzo.

imagen
Elena F. Gordón/Ical | 19/05/2015 - 11:18h.

La campaña de libros de texto de la editorial leonesa Everest, que supone entre el 50 y el 60 por ciento de la facturación de la compañía, está en peligro dada la complicada situación que atraviesa, con 72 jornadas de huelga y sin una salida que garantice su continuidad, por ahora. No cumplir con esos compromisos anuales agravaría aún más la delicada realidad de Everest y conllevaría la pérdida de numeroros clientes.

Es una de las circunstancias que rodean al conflicto laboral que vive la editorial, que adeuda siete nóminas a sus trabajadores, que aseguran que están abiertos a escuchar todas las propuestas que quieran hacerles. "Estamos luchando por cobrar pero podemos negociar, con el dinero por delante", señaló el presidente del comité, Enrique Reguero.

Eso sí, matiza, el diálogo puede llegar cuando no se hagan planteamientos como el puesto sobre la mesa en las últimas horas por parte de los propietarios, que proponían 100 despidos, 20 suspensiones temporales y 80 reincorporaciones al trabajo, sin garantía de cobro y condicionando el mismo a la marcha económica de la empresa.

"Ni siquiera planteaban ningún criterio para decidir quién se va y quién se queda", añadió Reguero después de comentar que los dueños "pretenden que haya una actividad para sacar la campaña de texto y mientras tanto poder venderla al mejor postor y ganar más dinero". Los trabajadores son conscientes de que existe algún grupo empresarial que puede estar interesado en hacerse con la editorial, algo que la plantilla anhela tanto como que la familia propietaria deje de serlo.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad