Quantcast

CRÓNICA DE LA CONMEMORACIÓN DEL 1.100 ANIVERSARIO DE ORDOÑO II

Liturgia religiosa y 'olor a naftalina' para celebrar el aniversario de la coronación de Ordoño II

Este sábado León ha conmemorado los 1.100 años de la coronación de Ordoño II como rey leonés. Mucho 'postureo', mucho boato y religiosidad en un acto en el que ha brillado por su ausencia una explicación a cuantos lo veían.

imagen
Carlos S. Campillo / ICAL Celebración del 1100 aniversario de la Coronación del Rey Ordoño II
A. Vega con información de la Agencia Ical | 18/10/2014 - 13:41h.

¿Y esto qué es? Esa era la pregunta recurrente de los viandantes -turistas y ciudadanos- este sábado en el Casco Antiguo de la capital leonesa ante la visión del evento conmemorativo del 1.100 aniversario de la coronación de Ordoño II, el monarca que consolidó a la ciudad como sede regia.

Un desfile protagonizado por los miembros de la Imperial Cofradía del Pendón de San Isidoro -y el histórico pendón de la batalla de Baeza- recorrió la ciudad desde la Colegiata hasta el Ayuntamiento de León -para recoger a la Corporación con el alcalde Emilio Gutiérrez a la cabeza- y luego seguir hasta la Diputación -donde se recogió a su vez al presidente Marcos Martínez- y caminar toda la calle Ancha hasta la Catedral. Allí se ha celebrado una misa y un 'responso real' ante la tumba de Ordoño II, enterrado detrás del altar mayor de la misma.

Desde el Ayuntamiento de León partieron el Pendón Real de León y el de Clavijo, que llevaban miembros de la corporación de Astorga, junto al Pendón de San Isidoro (o Baeza). Todo un desfile donde dejarse ver, políticos y miembros de la Imperial Cofradía del Pendón de San Isidoro, pero en el que brilló por su ausencia cualquier tipo de explicación a los viandantes del evento, que no pasó de ser un vistoso paseo por la capital acompañado de una banda musical con marchas militares y otra con música tradicional.

Aunque se han anunciado conferencias para el mes de noviembre sobre la regia efeméride, el desfile/procesión de este sábado ha desprendido cierto 'olor a naftalina' por su vertiente religiosa y de 'dejarse ver' de muchos de sus participantes. La explicación de la importancia histórica de Ordoño II ha estado ausente en lo que parece que ya en León es tradición, que prime la foto antes de la información.

El rey Ordoño II

Segundo hijo del monarca asturiano Alfonso III el Magno y de su esposa Jimena, fue bautizado con el nombre de Ordoño Adefónsiz en honor a su abuelo paterno, el monarca astur Ordoño I. Contrajo matrimonio con Elvira Menéndez, miembro de una de las familias gallegas más importantes de la época y poco después fue nombrado por su padre gobernador de Galicia. Dicho nombramiento, fue considerado como muestra de los deseos de Alfonso III de asociar a su hijo al trono, puesto que desde los tiempos de Ramiro I, el cargo de gobernador de Galicia había sido ocupado por el heredero a la corona.

A la muerte de su hermano García -que no dejó descendencia-, ocurrida en la ciudad de Zamora en el año 914, Ordoño II heredó el reino de León, que consolidó como sede regia, confirmando la decisión tomada aquel. Los cronistas y expertos destacan que econstruyó las murallas y edificó nuevos templos y palacios. A pesar de que la tradición apunta a que cedió parte de su residencia real como solar para la edificación de la catedral, solamente puede certificarse que donó algunas posesiones para engrandecer la sede leonesa, que había sido instaurada por Ordoño I en el año 874. A mediados de junio de 924 la muerte le llegó entre Zamora y León. Su sepulcro se encuentra en la parte central del muro de la girola en la catedral de León.

Los tres pendones, el de Baeza, el Real de León y el de Clavijo de Astorga.
La Imperial Cofradía del Pendón de San Isidoro.

 

...

 

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad