Quantcast

León

"La derecha ha negociado con los derechos de las mujeres, nos amenazan, nos ponen en peligro"

Más de un millar de personas, muchos de ellos hombres, salieron a la calle en León, Ponferrada y Astorga para denunciar el "pacto de la vergüenza" en Andalucía por segar los derechos de las mujeres como moneda de cambio político.

feminismo mujeres león concentración león protesta pacto andalucía ultraderecha voz pp ciudadanos plataforma 4
C.J. Domínguez | 15/01/2019 - 19:36h.

"No sólo es Vox, es la ultraderecha, es Ciudadanos y es el PP, ellos se han unido en Andalucía para negociar con los derechos de las mujeres, nos amenazan, nos ponen en peligro". Encina Gutiérrez, miembro de la Plataforma contra las Violencias Machistas de León, una de las más de mil personas que hoy salieron a la calle en ciudades leonesas como Ponferrada, Astorga o la capital de León, resumía en la Plaza de Botines este martes el motivo de la concentración contra el negativo impacto que el acuerdo tripartito supone para la igualdad y los derechos de las mujeres.

Sólo en León, cerca de 700 personas, no pocas de ellas hombres, combatieron el intenso frío de la tarde leonesa para reivindicar contra ante este tipo de agresiones "a los derechos que hemos conquistado con dificultad durante años", resumía Pilar Gutiérrez.

Ante numerosas jóvenes también, algunas con pancartas reivindicando fortaleza al colectivo, las personas que se concentraban advertían, como lo hizo el manifiesto leído, que las posiciones contra las leyes de igualdad en vigor son "una reacción del patriarcado" por los avances conseguidos en los últimos años, uno de cuyos hitos se demostró el pasado 8M, también en León.

Imagen de la protesta en Ponferrada esta tarde. / Infobierzo
Imagen de la protesta en Ponferrada esta tarde. / Infobierzo

Detalle de la pancarta principal.
Detalle de la pancarta principal.

Se trataba de permanecer "en alerta contra este tipo de pactos nocivos, terroríficos, que alcanza la ultraderecha", indicaba Rosa Castro mientras sujetaba con sus compañeras de la Plataforma la pancarta principal, que rezaba "Nuestros derechos no se tocan, ni un paso atrás en igualdad". La gravedad del efecto andaluz, añadía, es que "niegan la violencia a las mujeres, dicen que no nos violan, dicen que no nos matan, que no nos maltratan, y esos son mentiras las que hay que ponerle freno".

"Hay que defender los derechos en la calle"

Todas ellas coincidían en una cosa: en que la resignación no es posible, que el caso andaluz demuestra que "los derechos no están conquistados", sino que, al contrario, "hay que seguir defendiéndolos, también en la calle".

Mensajes similares, idéntica indignación y mensajes de fuerza, se pudieron escuchar tanto en la Plaza del Ayuntamiento de Ponferrada como en Astorga, donde en total otros cientos de personas más gritaban "No negociamos".

En todos estos puntos, los convocantes hicieron un llamamiento a volver, el próximo 8M con más motivo, a demostrar el empuje de la lucha en favor de la igualdad y contra la violencia hacia las mujeres, con una nueva huelga de cuidados y laboral que demuestre que la sociedad debe convencerse de contar con la fuerza de las mujeres en vez de dar marcha atrás a sus derechos.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad


publicidad