Quantcast

León

El Gobierno admite que reabrir Feve en León depende de un cambio normativo complejo y "muy novedoso"

El secretario de Estado de Infraestructuras, Pedro Saura, concreta a preguntas del senador de Compromís Carles Mulet que se está rematando un real decreto para 'legalizar' el tramo urbano entre La Asunción y la céntrica estación de Matallana en León capital. El Gobierno del PP expulsó este tramo en 2015 de la red ferroviaria, con el visto bueno del hoy alcalde Antonio Silván.

imagen
La estación de Matallana sigue sin recibir trenes desde hace casi diez años.
C.J. Domínguez / ICAL | 07/02/2019 - 18:00h.

El secretario de Estado de Infraestructuras, Transporte y Vivienda, Pedro Saura, adelantó hoy que la Agencia Estatal de Seguridad Ferroviaria "está terminando el borrador de real decreto sobre explotación tranviaria de tramos de la red ferroviaria de interés general que dará cobertura" al tramo urbano de la línea de ferrocarril de vía estrecha Feve en la capital leonesa, es decir, al tramo entre La Asunción, donde el tren se detiene desde hace nueve años que empezaron las obras de integración, y la estación de Matallana en el centro de la capital leonesa.

Saura no quiso dar fechas para la puesta en marcha del tramo de vía estrecha cuya extensión es de 2,3 kilómetros, que lleva siete años de retraso. En una comparecencia en la Comisión de Fomento del Senado aseguró que, además de finalizar las obras, se requiere este cambio normativo en el que se está trabajando desde la Agencia Estatal de Seguridad Ferroviaria.

"Hay una situación muy novedosa" desde el punto de vista jurídico ya que "nunca se había planteado" que la red ferroviaria de interés general "estuviera integrada por líneas donde pueden circular exclusivamente tranvías", dijo el secretario de Estado.

"Es importante destacar que una vez finalizadas las obras, la puesta en servicio de las instalaciones requiere disponer del marco normativo y regulatorio necesario, desarrollado por la Agencia Estatal de Seguridad Ferroviaria con la colaboración de ADIF como gestor de la nueva infraestructura", dijo.

Además, añadió que es preciso "aclarar que hasta hoy la red ferroviaria de interés general solo estaba formada por líneas ferroviarias y nunca se había planteado que estuviera integrada por líneas donde pueden circular exclusivamente tranvías. Por eso la situación planteada en León es muy novedosa y por eso se necesita ese cambio normativo", manifestó al respecto.

Silván, en mayo de 2015 aún consejero y candidato a la Alcaldía de León, junto a la entonces ministra Ana Pastor en una visita a San Isidoro, un día después de que el Ministerio complicara el futuro del tramo urbano de Feve. / Carlos S. Campillo / ICAL
Silván, en mayo de 2015 aún consejero y candidato a la Alcaldía de León, junto a la entonces ministra Ana Pastor en una visita a San Isidoro, un día después de que el Ministerio complicara el futuro del tramo urbano de Feve. / Carlos S. Campillo / ICAL

El problema originado por Rajoy con apoyo de Silván

Este problema surge exactamente en el año 2015, poco antes de las elecciones municipales, bajo Gobierno nacional del PP, con Mariano Rajoy, con Emilio Gutiérrez (también PP) como alcalde y el actual regidor, Antonio Silván (PP) como consejero de Fomento de la Junta de Castilla y León pero ya candidato a Alcaldía en las elecciones que se celebrarian apenas tres semanas después.

Como publicó iLeon.com, en mayo de ese año el Ministerio de Fomento decidió expulsar el tramo urbano de Feve de la Red de Interés General Ferroviaria en la actualización del Catálogo de Líneas y Tramos de la Red Ferroviaria de Interés General (RFIG). La decisión dejaba entonces sobre el papel este tramo en tierra de nadie, de manera que ya no quedaba claro si el tramo pasaría a depender exclusivamente el Ayuntamiento de León o no. Y todo esto se hizo con el obligatorio informe favorable de la Consejería de Fomento de la Junta, que aún presidía el leonés Silván.

PSOE y UGT entonces ya lo censuraron

Esta situación suscitó las críticas de PSOE ("la peor noticia", para José Antonio Díez) y UGT ("un varapalo tremendo", para José Manuel Vidal), que temían que la decisión bloquearía aún más el final de la integración de Feve y la puesta en marcha del proyecto impulsado por el anterior Gobierno del leonés José Luis Rodríguez Zapatero y que el PP bloqueó en 2011.

En aquellas fechas, la entonces ministra de Fomento, Ana Pastor, afirmaba en una visita a León que esa decisión significaba que el tramo La Asunción-León pasaba a ser de "modelo tranviario" porque "una cosa es el tren que viene de Cistierna a León y otra el tramo dentro de la ciudad". Una diferencia que, recordó, "se ha hecho ya en algún país de la Unión Europea", aunque por lo visto ahora jamás se comenzó a tramitar.

El senador valenciano Mullet con la bandera de León en los despachos de Compromís en el Senado.
El senador valenciano Mullet con la bandera de León en los despachos de Compromís en el Senado.

Las duras críticas de Mulet, de Compromís

Ahora, casi cuatro años después, este jueves, el secretario de Estado del nuevo gobierno Socialista respondía a una pregunta realizada por el senador valenciano de Compromís, Carles Mulet. Mulet denunció cómo la obra iniciada en 2011 con una previsión de 18 meses de trabajos sigue sin estar finalizada y sin fecha prevista para concluirla. "Siete años después la realidad no hace sino mostrar el incumplimiento de aquellos planes y promesas, pese a haberse ejecutado gran parte de la obra prevista", manifestó en su intervención.

A su juicio, "la continuidad del ferrocarril de vía estrecha en la provincia de León parece más en peligro que nunca" porque, dijo, los usuarios leoneses del ferrocarril de vía estrecha "han venido sufriendo retrasos premeditados de los servicios" como "supresión de frecuencias" y "trenes que les han dejado a mitad de trayecto por falta de combustible" que ha tenido como consecuencia "la caída del número de usuarios a la mitad".

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad