Quantcast

León

El arreglo de la muralla de la Era del Moro en el Espolón avanza hacia su segunda fase

Los trabajos, contratados por casi un millón de euros, arreglarán 1.666 metros cuadrados de lienzo para posteriormente crear un nuevo jardín entre la Plaza del Espolón y la avenida Ramón y Cajal, hacia donde tendrá salida en la tercera fase. Pero hay quejas vecinales por las dudas del tratamiento que se le ha dado a un tejado de amianto que existía en la zona.

muralla romana era del moro espolón patrimonio ayuntamiento león obras restauración molino sidrón 4
Los andamios ya muestran el avance de los trabajos en la zona.
ileon.com  | 13/08/2019 - 10:30h.

El Ayuntamiento de León está ejecutando ya en pleno verano las obras de la segunda fase del tramo de muralla de la capital leonesa que discurre de forma paralela a la Era del Moro (desde la Plaza del Espolón hasta la calle Ramón y Cajal), con la intención de que los trabajos, que supondrán en esta fase una inversión de prácticamente un millón de euros, hayan concluido de cara al verano del próximo año 2020, tal y como está previsto.

Área de intervención de la segunda fase, tras el patio del Instituto Legio VII.
Área de intervención de la segunda fase, tras el patio del Instituto Legio VII.

Esta nueva fase ha comenzado ya el arreglo del adarve de origen romano en este dañado punto de la ciudad, cuyo estado era calamitoso, con desprendimientos incluidos, a pesar de gozar de una triplemente declaración de Bien de Interés Cultural (BIC).

El coste total de las obras de esta segunda fase se eleva en concreto hasta los 980.696 euros y corre a cargo de la empresa a la que le dejó contratada la obra el anterior equipo de Gobierno, Valuarte Conservación de Patrimonio, que ha tendido ya los andamios a lo largo del tramo en el que se centrarán las labores de limpieza y consolidación, con un plazo oficial de doce meses.

Polémica con el amianto

Estas obras no están exentas de algunas polémicas iniciales. Y es que algunos vecinos han lamentado que, entre otros problemas, en la zona se haya procedido al derribo de una nave de ladrillo adosada al muro, con tejado de vieja uralita, sin que les conste que se haya cumplido con la obligatoriedad de gestionar de manera adecuada ese material de cubrimiento.

Antigua nave con uralita que los vecinos denuncian que se ha podido derribar sin los obligatorios controles del amianto existente.
Antigua nave con uralita que los vecinos denuncian que se ha podido derribar sin los obligatorios controles del amianto existente.

Estos vecinos, en contacto con iLeon.com, recuerdan que esa uralita contiene el controvertido amianto, un material de fibrocemento que ante una exposición prolongada puede causar algunos tipos de cáncer, uno de los motivos por los que su retirada debe hacerse a través de una empresa especializada y complejos permisos.

Escaso coste para el Ayuntamiento

La inversión que ahora ejecuta el Consistorio le supone, en realidad, un nimio desembolso económico. Porque esta segunda fase cuenta con la financiación al 50% del Ministerio de Fomento, con cargo al llamado 1,5% Cultural, mientras el 40% con restante viene cubierto por fondos europeos a través de la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado (Edusi) para los barrios de 'León Norte'.

Y eso a pesar de lo controvertido de que esta zona se haya incluido dentro de un mapa que debería ceñirse al norte de la capital y sus barrios más degradados, algo que decidió el anterior equipo de Gobierno del Partido Popular. Por su parte, las arcas municipales apenas desembolsarán un 10% del total.

La segunda fase actuará sobre un total de 1.666 metros cuadrados de lienzo y en una longitud de adarve impermeabilizado y rematado de 102 metros, de manera que cuando concluya está prevista la retirada del viejo muro que cierra la zona desde hace décadas, quedando abierto un nuevo espacio verde. La tercera y última fase, pendiente aún de contratación, añadirá el derribo de nuevas construcciones actualmente existentes hacia la avenida Ramón y Cajal, de modo que se abrirá un paseo peatonal que unirá esa avenida con la Plaza del Espolón, manteniendo los restos del antiguo molino Sidrón, la antigua harinera existente en la zona.

Se estima que el coste de esta fase final rondará nuevamente el millón de euros, teniendo en cuenta que la inversión global de las tres fases del proyecto de restauración y puesta en valor de la muralla y la Era del Moro ascendía a 2.116.050 euros, y habiendo costado 80.000 euros la primera de ellas, concluida hace un año, iniciada de urgencia tras los preocupantes derrumbes que sufrió la zona en el año 2016.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad