Quantcast

León

León celebra el milenario de la promulgación de los Fueros con una lectura en la Catedral

El acto tendrá lugar el sábado 1 de agosto, justo el día en que se cumple el mil aniversario. El objetivo de la ciudad, entonces y diez siglos después, es la repoblación y la reactivación económica.

Presentación lectura Fueros de León José Antonio Diez Vicente Carvajal Camino Gutiérrez
José Antonio Diez, flanqueado por Vicente Carvajal y Camino Gutiérrez, en la presentación de la lectura de los Fueros de León.
César Fernández | 29/07/2020 - 12:21h.

Han pasado exactamente mil años. Pero el objetivo de la repoblación y la reactivación económica sigue siendo en 2020 el mismo que en 1020. León conmemorará este sábado la promulgación de los Fueros de León con una lectura en el Claustro de la Catedral condicionada inevitablemente por la pandemia hasta limitar a 116 personas el aforo. La cita, fijada para las 20.30 horas, pretende ser el preámbulo de una serie de actividades en otoño coronadas con la publicación de un libro.

Los Fueros de León representaron un hito en el germen del parlamentarismo tanto por su carácter pionero como por la influencia en la legislación de la inmensa mayoría del noroeste de la Península Ibérica, según destacó el representante de Sofcaple (Sociedad para el Fomento de la Cultura de Amigos del País de León) Vicente Carvajal. Ya en 2017 se celebró una lectura. Y este sábado, el día en que se cumple exactamente el milenario de la promulgación, se rememorará el momento histórico en circunstancias muy alejadas de las previstas por la crisis sanitaria del coronavirus.

No podrá repetirse la celebración "apoteósica" del 900 aniversario en 1920 con la implicación del Ayuntamiento de León y la Diputación Provincial. "En esta ocasión no podemos desarrollar todo lo que nos gustaría", admitió Carvajal antes de destacar la importancia de los Fueros para "asentar los poderes" (la Iglesia, el Reino y el pueblo) de la época, así como para "regular la vida" en la ciudad y en el alfoz.

Las circunstancias obligan a limitar el aforo en el Claustro de la Catedral a 116 asientos, convenientemente identificados y que serán representativos de diferentes sectores. "Están invitados los rectores. Pero habrá representación social. Habrá carniceros o vinateros", ilustró Carvajal, que coordinará una edición "única", con "tirada muy limitada" y "encuadernación manual" de un libro.

Será la edición del libro una de las actividades alusivas para continuar en otoño un aniversario ahora condicionado por la crisis sanitaria que fija dos líneas paralelas de otros tantos momentos históricos. "El objetivo era la repoblación", señala sobre el contexto de 1020 Vicente Carvajal. "Se sentaron entonces las bases de la repoblación y la reactivación. Como ahora", concluyó el alcalde, José Antonio Diez. Y el reloj del tiempo pareció dar una vuelta completa mil años después.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad