León

León se queda sin una sola sucursal bancaria ni cajero automático en todo el centro histórico

El cierre de la última oficina, la del Santander en el Barrio Húmedo, deja sin opción alguna a los vecinos y a los turistas para poder operar en ninguna marca de banco dentro del Casco Histórico de la capital.

banco santander sucursal cierre barrio húmedo león casco histórico calle pozo población despoblación ciudad
La última sucursal cerrada, la del Santander en las puertas del Barrio Húmedo.
C.J.D. | 29/03/2021 - 09:25h.

Ni una sucursal bancaria ni un triste cajero automático. El casco Histórico de la capital de León se ha quedado sin presencia de entidad bancaria alguna para el uso por parte de los clientes. Una enorme área habitada, dentro del amplísimo recinto amurallado, en el que ni los vecinos ni los visitantes podrán realizar operación monetaria alguna a partir de ahora.

Hace apenas unas pocas semanas que dijo adiós la ultima sucursal que permanecía operativa, en el entorno inmediato del Barrio Húmedo. Se trataba de la sucursal del Banco Santander, que se situaba en una esquina de la calle del Pozo.

La oficina permanece desde entonces ya cerrada con una elocuente pintada que reza "Que le follen al dinero" y un cartel en el que la firma informa de que la sucursal más cercana ahora está en el número 13 de la avenida Ordoño II, a más de medio kilómetro. Es decir, que como todos los demás bancos, ya sólo ofrecen oficinas y cajeros automáticos fuera del centro histórico, casi todos en la parte del centro que forma parte del ensanche de la ciudad.

En todo el recinto de la antigua muralla, en la enorme distancia de 1,2 kilómetros que separa Puerta Castillo, en el entorno de la Plaza del Espolón, y Puerta Moneda, en las Cercas medievales, ya no es posible sacar o ingresar dinero ni realizar ningún otro tipo de operación bancaria.

No muy atrás en el tiempo, en concreto en octubre de 2019, queda el también sonado cierre de la última sucursal de la Caja, en La Rúa, ahora conocida como Unicaja Banco, pero antes Caja España o Caja de Ahorros y Monte de Piedad de León. Una entidad cien por cien leonesa que precisamente nació dentro del Casco Viejo de la capital leonesa en una época en la que era aquí donde se concitaba gran parte del comercio y la vida económica y social de la ciudad.

La primera oficina de la Caja de Ahorros de León estaba situada en la calle Pablo Flórez.
La primera oficina de la Caja de Ahorros de León estaba situada en la calle Pablo Flórez.

Fue en 1900 y en la calle Pablo Flórez donde abrió la primera sucursal de Caja León. También las muy antiguas implantadas en la capital, hoy Banco Sabadell (antes Herrero) y ahora la nueva de Caja Laboral (entonces Banco Urquijo-Vascongado), están ya fuera del centro histórico de León.

El fenómeno de que ese centro se quede ahora sin sucursales ni siquiera cajeros tiene que ver con el cambio económico experimentado en él a lo largo de las últimas décadas. El comercio, que entonces era principal en la zona, como ocurrió hace décadas en el mismo Barrio Húmedo, prácticamente hoy ha desaparecido por completo. Un símbolo de ello fue el cierre de la sucursal de la llamada Casa de las Carnicerías, en la Plaza de San Martín que es el epicentro del Húmedo y que en su día fue el cúlmen del comercio local, algo que identificaba su antiguo nombre de Plaza de las Tiendas.

Tampoco es una zona especialmente habitada sino que ha crecido sobre todo el uso hostelero y turístico de barrios enteros, como el propio Húmedo o la zona del Jardín Romántico o del Cid.

El caso es que ahora ni siquiera los turistas podrán encontrar un sitio donde poder sacar efectivo que no sea desplazándose fuera de las zonas donde se concentran los recursos turísticos principales, como la Catedral o San Isidoro, no pocos hoteles y alojamientos de apartamento turístico y la más conocida oferta hostelera y de noche de la ciudad, que sigue estando en las calles de un Casco Histórico ya exento de entidades bancarias.

"Que le follen al dinero", reza una pintada en la última sucursal que se mantuvo abierta en el Casco Histórico de la ciudad.
"Que le follen al dinero", reza una pintada en la última sucursal que se mantuvo abierta en el Casco Histórico de la ciudad.
publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad