Quantcast

Transportes

La Junta se pondrá ahora a realizar análisis previos de si Torneros tiene futuro y necesita fondos europeos

La Consejería de Fomento y el Ministerio incluyen la plataforma intermodal que lleva 9 años de espera en la lista de emplazamientos, junto a Ponferrada y el Cetile, en los que se realizarán estudios de viabilidad durante otro año y medio, al igual que en Valladolid, Salamanca y Burgos.

imagen
C.J. Domínguez | 19/10/2016 - 11:13h.

La provincia de León recibió ayer una de cal y otra de arena en el protocolo firmado entre la Consejería de Fomento de la Junta de Castilla y León y el Ministerio de Fomento del Gobierno central para el desarrollo de la Red de Infraestructuras Nodales de transporte y logística.

Lo bueno: que León aparece mencionado de manera explícita en el documento y mantiene opciones de llevar una parte de la riqueza y el empleo que conllevará el desarrollo del llamado Eje del Corredor Atlántico entre Portugal y el resto de Europa. En concreto, se mencionan las posibilidades de desarrollo de centro logístico intermodal (ferrocarril-carretera) de Torneros, de Ponferrada y del Cetile.

Lo malo: que el acuerdo alcanzado ayer y rubricado por el consejero leonés Juan Carlos Suárez Quiñones y el ministro en funciones Rafael Catalá marca aún una fase embrionaria de inicio del intenso trabajo para determinar si alguno de ellos -Torneros, Ponferrada o el Cetile-, tienen verdadera viabilidad, lo cual no se podrá saber antes de un año y medio, 18 meses.

Este es el nuevo plazo que Junta y Ministerio se han marcado para concluir una fase que parece lógico que ambas administraciones hubieran culminado mucho tiempo atrás, sobre todo teniendo en cuenta que ya se ha excluido en dos ocasiones a Torneros y cualquier otro emplazamiento leonés de las dos primeras convocatorias de subvenciones europeas y Torneros en concreto es un proyecto de hace 9 años.

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, firma con el ministro de Fomento en funciones, Rafael Catalá, el protocolo de colaboración para el desarrollo de la Red de Infraestructuras Nodales del Plan de Infraestructuras, Transporte y Vivienda. / Juan Lázaro / ICAL
El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, firma con el ministro de Fomento en funciones, Rafael Catalá, el protocolo de colaboración para el desarrollo de la Red de Infraestructuras Nodales del Plan de Infraestructuras, Transporte y Vivienda. / Juan Lázaro / ICAL

El plan firmado ayer en Madrid, enmarcado en la planificación del Ministerio de Fomento PITVI 2012-2024 para la definición de la Red Transeuropea de Transporte, ambas instituciones se comprometen a cooperar en el estudio y, sólo sin finalmente se estiman viables, el desarrollo en Castilla y León de las terminales intermodales y logísticas que deban ser incorporadas a la red de infraestructuras nodales.

Las terminales y plataformas incluidas en este protocolo de colaboración son las de León y Valladolid -estas dentro de la red llamada Core Network o red básica- y las de Salamanca y Burgos -en la llamada Comprehensive Network o Red Global-, que ha sido por dos años consecutivos elegida por el Gobierno para pedir para ellas fondos europeos para el desarrollo del Eje Atlántico en el Mecanismo Conectar Europa y que en las dos ocasiones han sido rechazadas por Europa.

En lo que respecta a León, que no sólo lleva 9 años esperando el desarrollo de Torneros como centro logístico de primer orden en el noroeste sino que además ha sido exigido reiteradamente por el Ayuntamiento, la Diputación y numerosas entidades sociales y empresariales junto a la autovía León-Bragança, el consejero leonés de Fomento insistió en la misma línea que su antecesor, Antonio Silván, en que la Junta de Castilla y León se plantea "un Eje Atlántico no sólo lineal sino capilar, porque queremos extender la influencia del mismo hacia la fachada atlántica, a los puertos de Portugal y Galicia. Y en consecuencia tratamos de implicar diferentes infraestructuras".

Una forma de referirse a la polémica que pervive desde hace dos años porque la Junta en su planificación en todo momento ha abogado en mayor medida por el eje logístico Salamanca-Valladolid-Palencia-Burgos y no sólo solo.

El Corredor Atlántico conecta doce países bañados por el Atlántico y discurre por más de 2.000 kilómetros, de manera que su área de influencia representa entre el 30 y el 40% del PIB de la zona euro. El recorrido es paso obligado de mercancías desde el corazón de Europa hacia el norte de África y América del Sur.

En la Península Ibérica, el Corredor Atlántico une con Europa capilarmente, entre otras infraestructuras, los puertos del Cantábrico (Pasajes, Bilbao, Santander, Gijón, Avilés y Burela) y los puertos de la fachada atlántica (La Coruña, Ferrol, Villagarcía de Arosa, Marín y Ría de Pontevedra, Vigo, Viana do Castelo, Leixoes, Aveiro, Figueira da Foz, Lisboa, Sines y Algeciras).

Gráfico de Ical
Gráfico de Ical

publicidad
Deja tu comentario
publicidad
publicidad