Quantcast

MEDIO AMBIENTE

Majo defiende que la caza en el Monte San Isidro de León es "autorizada, histórica y con todos los permisos"

El presidente de la Diputación afirma que este año se han detectado 23 animales, sobre todo jabalíes que causan "daños" y problemas, la Junta autorizó abatir cuatro y se mataron dos, y acusa a funcionarios de la "impresentable" maniobra de denunciarlo.

imagen
Bosque en el Monte San Isidro de León, propiedad de la Diputación.
C.J. Domínguez | 12/03/2019 - 17:20h.

"Este año se han detectado 23 animales, sobre todo jabalíes, se ha disparado a cuatro y se ha matado a dos" en el parque Monte San Isidro de León, propiedad de la Diputación de León. La frase es del presidente de la institución, Juan Martínez Majo, que a raíz de una denuncia pública formulada por Ecologistas en Acción sobre las batidas realizadas hace algunas semanas contra la fauna de este espacio recreativo y pulmón verde de la capital leonesa, recordando que el Plan de Gestión de este espacio prohíbe la caza.

Sin embargo, Majo añadía que la batida cuenta con todos los parabienes habidos y por haber. "Esa caza es autorizada, es histórica y con todos los permisos, con aviso a la Guardia Civil y a la Policía Local de León, y con la supervisión de técnicos de Medio Ambiente", quiso mediar el presidente ante una polémica que no consider tal, y que trató de desvincular del hecho de "la supresión de la caza -en Castilla y León por sentencia judicial- que tantos dolores de cabeza está dando".

Martínez Majo resaltó que esta labor de control de la fauna en un espacio que, incidió, es "de naturaleza y diversión" para los vecinos sobre todo de la capital leonesa, es algo que se viene haciendo cada año "desde hace 20 o 25 años", a pesar de que a él mismo, admitió en rueda de prensa, "me sorprendió un poco cuando llegué" a la Presidencia.

"Todos los años, entre mediados de enero y mediados de febrero, aproximadamente en 40 días, la Diputación pide autorización a la Junta para cazar ciertos animales que perjudican el Monte San Isidro", dijo. ¿Y cómo lo hacen? Pues causando daños con "muchísimos ataques a las vallas" que perimetran la zona, llegando en ocasiones a provocar accidentes de tráfico que pasan a ser responsabilidad de la institución e incluso "incidentes con niños que, aunque no han llegado a nada, no son agradables".

"Minucioso hasta extremos increíbles"

Por eso se realizan en la zona lo que denominó "control minucioso hasta extremos increíbles", que insistió en que están acompañados y supervisados por técnicos de Medio Ambiente, algunos trabajadores públicos de la propia institución, a alguno de los cuales no dudó en culpar de ser "los que sacan la noticia", a pesar de que la misma provenía de la organización conservacionista Ecologistas en Acción.

Aún así, Majo consideró "impresentable" que a su juicio sea esta la fuente de la crítica, porque "son trabajadores de la casa que saben perfectamente lo que hay y que viven de ello, porque es su puesto de trabajo".

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad


publicidad