Quantcast

Patrimonio

Diputación espera dinero estatal para acabar con las barreras que la convierten en la institución más inaccesible

Confía en que el Ministerio otorgue una subvención del 1,5% Cultural que permita poner fin a la pesadilla de accesibilidad del Palacio de los Guzmanes para turistas, ciudadanos, políticos y funcionarios desde hace décadas. La solución pasa por habilitar la entrada para personas de movilidad reducida por el portón de caballerizas de la calle Cid y 'estirar' el ascensor hasta el claustro.

palacio de los guzmanes sede diputación león sede institución patrimonio centro ciudad
C.J. Domínguez | 07/08/2020 - 09:00h.

Acabar con el monumento y la institución pública que más 'trampas' en forma de barreras arquitectónicas mantiene para las personas con movilidad reducida: el Palacio de los Guzmanes.

La patrimonial sede de la Diputación de León, en pleno centro de la capital, que visitan cada año cientos de turistas y no menos ciudadanos y cargos públicos de toda la provincia, al ser la sede administrativa de la primera institución leonesa, es con diferencia el edificio con más dificultades de acceso y movilidad. Así ocurre desde siempre pero ningún equipo de Gobierno ha cogido el toro por los cuernos y resuelto este grave problema.

Ahora por fin hay un proyecto para que, por ejemplo, cualquier persona en silla de ruedas pueda no ya subir a un Pleno en la primera planta o acceder al registro sino acudir a cualquier despacho de los situados en las tres alturas que el histórico edificio suma, donde se sitúan la mayor parte de los servicios públicos esenciales, como por ejemplo el Servicio de Asistencia a Municipios (SAM) que ayuda y asesora en sus trámites a 208 de los 211 municipios de León.

Portón de caballerizas y carros por la calle Cid que apenas se usa para acceder al claustro.
Portón de caballerizas y carros por la calle Cid que apenas se usa para acceder al claustro.

El vicepresidente del Instituto Leonés de Cultura (ILC), el diputado socialista Pablo López Presa, confirmó en el último Pleno que para financiar ese proyecto se ha solicitado y se está a la espera de una "inminente decisión" de una subvención económica solicitada al Estado, en concreto con cargo al fondo del 1,5% Cultural que reparte el Ministerio de Transportes y Movilidad.

El planteamiento esbozado rechaza intervenir en cualquiera de los dos accesos actuales, tanto el principal que da a Botines de Gaudí en la plaza de San Marcelo, en el que para acceder al claustro hay un gran tramo de escaleras, como el orientado al Jardín del Cid en la calle Pilotos Regueral, y que es en este caso exclusivo de uso de trabajadores de la institución.

La solución más fácil sería precisamente situar una rampa en cualquiera de ellos pero se ha decidido que el impacto estético resultaría excesivo.

De este modo, lo que se plantea es permitir el acceso al mencionado patio interior a través de un tercer acceso que apenas se utiliza más que para carga y descarga en ocasiones puntuales, un gran portón en la parte trasera que da acceso directo a la calle Cid, muy cerca de la Calle Ancha. Se trata del portón que sirvió en su día de acceso de caballerizas y carros y está al mismo nivel que el claustro.

Un grupo de turistas en el claustro del Palacio de los Guzmanes.

Sin embargo, no bastaría esta intervención porque desde el patio cualquier otro intento de subir a la primera, segunda o tercera plantas se topa con que no hay más que nuevas escaleras. El único ascensor disponible, ejecutado hace en torno a 20 años, tan sólo llega hasta una entreplanta del lado norte. Por eso, el proyecto contemplaría una compleja obra, que debería autorizar Patrimonio de la Junta, para bajar ese elevador a la altura del claustro y permitir el acceso desde allí.

Llama la atención que sea precisamente la Diputación la institución más retrasada en accesibilidad universal cuando fue una institución pionera en contar con un destacado político, el diputado socialista por Astorga José Agustín González 'Johnny', en silla de ruedas, lo que en aquella época obligaba a realizar peligrosas maniobras llevando a pulso al político y a su silla cada vez que acudía a su despacho, acto, pleno o comisión. Fue por él por quien se ejecutó el ascensor, a todas luces insuficiente, que aún así le obligaba a acceder a cualquier punto del Palacio desde el garaje del sótano.

El equipo de Gobierno espera que el Ministerio otorgue la ayuda solicitada, que aún no se puede cuantificar, y de no ser así estudiará si ejecuta los trabajos a cuenta de su propio presupuesto, explica López Presa, quien añade que el estado de algunos puntos de los actuales accesos como el principal requieren una intervención también de arreglo y consolidación de algunos elementos como las piedras, enormemente desgastados.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad