Provincia

Los 16 operarios contratados con dinero de Diputación para supervisar el Camino concluyen su labor

Han desarrollado principalmente labores de limpieza, desbroces, podas, vigilancia y asistencia a los peregrinos.

operarios subvención Diputación León peregrinos Camino de Santiago
Uno de los operarios contratados con una subvención de la Diputación de León para asistir a los peregrinos y supervisar el Camino de Santiago.
ileon.com  | 16/10/2020 - 14:24h.

Los 16 trabajadores contratados por los ayuntamientos del Camino de Santiago Francés con la subvención de la Diputación de León completan los dos meses de trabajos de mantenimiento, vigilancia y control de la Ruta Jacobea a su paso por la provincia.

Una experiencia piloto que concluye con un balance satisfactorio y con la previsión de darle continuidad el próximo año ampliando incluso los meses de contratación, señalan desde la institución provincial, que recuerda que 2021 será Año Santo Compostelano, momento en el que el aumento de peregrinos es importante.

Según la información remitida desde los distintos municipios al área de Turismo de la institución provincial que encabeza el diputado Nicanor Sen, estos operarios, a los que se informaba previamente para seguir un protocolo común de actuación en cada uno de los 16 tramos en los que se dividía el itinerario a su paso por el territorio leonés, han desarrollado principalmente labores de limpieza, desbroces, podas, drenajes de charcos, retiradas de ramas y piedras, pequeñas reparaciones, vigilancia y asistencia a los peregrinos, que han demandado, sobre todo, información sobre los albergues que se encontraban abiertos a lo largo de la ruta.

Los ayuntamientos, a través de la página de la Asociación de Municipios del Camino de Santiago, han facilitado a los trabajadores la información actualizada para poder atender las solicitudes de los caminantes. Del mismo modo, su labor les ha permitido conocer de primera mano las necesidades de la ruta para ser trasladadas a las administraciones competentes.

La Diputación de León consignaba una partida de 116.000 euros para la financiación de este proyecto que se proponía ayudar a la treintena de municipios de menos de 20.000 habitantes por los que discurre la ruta a mantener, adecuar y mejorar la vía con la finalidad de aumentar la confortabilidad de la misma y la seguridad desde el punto de vista del peregrino.

Esta inversión se destinaba a subvencionar la contratación de personal para la vigilancia, acondicionamiento y denuncia de posibles incidencias e incidentes que pudieran surgir durante el recorrido, así como la adquisición de elementos de movilidad que permitieran al personal transitar por el Camino sin molestar ni interrumpir a los peregrinos que lo recorren.

Atendiendo a la diferente orografía y estado del Camino se llevó a cabo una división en 16 tramos que pueden recorrerse en el mismo tiempo con los mismos medios, por lo que algunas de estas agrupaciones kilométricas han implicado a varios municipios, que se aliaban a través de convenios para formalizar la contratación de un trabajador, resultando los ayuntamientos contratantes este año: Sahagún, El Burgo Ranero, Santas Martas, Mansilla Mayor, Valverde de La Virgen, Chozas de Abajo, Villadangos del Páramo, Villares de Órbigo, San Justo de la Vega, Santa Colomba de Somoza (dos tramos y, por tanto, dos trabajadores), Molinaseca (dos tramos, dos trabajadores), Villafranca del Bierzo y Vega de Valcarce (dos tramos, dos trabajadores).

Además de la contratación del personal, la subvención permitía dotar al mismo de equipamiento adecuado y proporcionarles un medio de transporte para poder realizar diariamente el recorrido que les corresponda.

Sus funciones han incluido la supervisión diaria del tramo, la notificación de acciones correspondientes a otras administraciones, las reparaciones sencillas y de mantenimiento general del firme, la retirada de piedras y otros obstáculos que imposibiliten o dificulten el tránsito por el Camino, el desbroce del recorrido y sus márgenes, la limpieza de cunetas, las reparaciones básicas o sustituciones de señales direccionales, la retirada o borrado de señales y flechas no oficiales o la atención y auxilio a los peregrinos, entre otras.

Los 16 operarios comenzaron a prestar servicio en agosto. La subvención de la institución provincial ha financiado al cien por cient la contratación por parte de los ayuntamientos de este personal, así como el 90% del coste de adquisición de una bicicleta -eléctrica o tradicional- (con un máximo de 2.000 euros) con la que se han movido por la ruta los trabajadores de una forma respetuosa con el entorno y sin molestar ni interrumpir a los peregrinos en su ruta.

El Camino de Santiago constituye el principal eje turístico de la provincia de León y uno de sus más importantes recursos tanto por extensión (recorre la provincia de este a oeste) como por municipios afectados (33), por proyección nacional e internacional y por estar declarado Patrimonio Mundial, Primer Itinerario Cultural Europeo, Calle Mayor de Europa o Premio Príncipe de Asturias de la Concordia, recuerdan en un comunicado.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad