Provincia

Astorga, Diputación y Junta ahora sí trazan un plan para dignificar la vida en los pabellones del oeste

Todas las administraciones implicadas en la atención de las personas que habitan en la zona marginal del barrio de San Andrés en Astorga se reunieron para hacer un seguimiento del brote de coronavirus y de sentar las bases de una futura actuación en la barriada.

Barrio marginal gueto de los pabellones de Renfe en Astorga portugueses
Barrio marginal gueto de los pabellones de Renfe en Astorga. / Astorgaredaccion.com
Astorgaredaccion.com | 02/03/2021 - 18:07h.

Después de los fallos de coordinación entre los servicios sanitarios y sociales de Astorga para actuar en el brote de coronavirus en los pabellones del oeste la pasada semana, como puso de manifiesto AstorgaRedacción, este lunes se han reunido en el Ayuntamiento de Astorga la diputada provincial de Servicios Sociales, Carolina López; el gerente de Atención Primaria, José Pedro Fernández; la directora médico de Atención Primaria; la trabajadora social del centro de especialidades de Astorga; el concejal de Sanidad, Antonio Serrano; y la trabajadora social del Ayuntamiento, para el seguimiento del foco de la barriada marginal y de la pandemia en general en el área de salud de Astorga.

Los responsables de Sanidad prevén que en dos o tres semanas el brote "debería" estar bajo control el brote, pero en la reunión también se puso sobre la mesa cómo se puede acabar con el gueto creado desde hace 30 años, cuando la comunidad de portugueses transmontanos fueron reubicados en los pabellones de Renfe del barrio de San Andrés, después de que fuera rechazado el asentamiento en un solar enfrente del actual Museo del Chocolate por parte de la entonces Asociación de Vecinos de Puerta de Rey.

El concejal de Sanidad ha señalado que no habrá solución a corto plazo, pero la reunión de ayer ha servido para poner la 'primera piedra' de un plan coordinado por las administraciones implicadas que contará con la voz de las comunidades romaní (gitana) y transmontana instaladas en los pabellones.

"Tengo claro que lo que se ha hecho hasta ahora" desde hace tres décadas, "probablemente ha servido como soporte pero no para una modificación sustancial del funcionamiento de esta comunidad", ha explicado Antonio Serrano, quien subrayaba que "va a ser algo lento, progresivo, no vamos a intentar forzar".

Según Serrano, la actuación en la barriada no requiere "solamente aportar recursos porque se han aportado muchos desde el Ayuntamiento, desde Cáritas, Cruz Roja, etc, sino que hay que tender hacia la recuperación y un funcionamiento urbano normalizado", es decir, "la cuestión ya no es de recursos ni de planes" sociales, sanitarios y educativos que se vienen aplicando desde 1991, sino "cómo se emplean esos recursos para que funcionen como palanca de desarrollo de cambio respetando" su manera de entender la vida.

Sobre la gestión del brote de covid, Serrano reiteró lo que ya explicó el pasado sábado a este periódico, que no las personas que viven allí no están todas contagiadas (son una treintena del aproximadamente centenar que habita en la barriada) por lo tanto algunos tienen que permanecer en cuarentena y otras no, por lo tanto quienes no estén confinados podrán entrar y salir de la barriada con libertad, por lo que no se han decretado medidas excepcionales que coarten la libertad de movimiento.

"Me consta que la Policía está pasando para comprobar que se mantiene el confinamiento. Insisto, cumplieron excepcionalmente bien en la primera ola y ahora no tengo motivos para pensar que la cumplirán de la misma manera", ha manifestado el edil.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad