Provincia

PP y UPL no logran reprobar a la concejala de Cultura ni al alcalde de Astorga al tercer intento

La sesión plenaria tuvo por fin lugar el pasado lunes, después de meses de intentos fallidos.

consistorio ayuntamiento sede astorga
Sede del Ayuntamiento de Astorga.
ileon.com  | 02/03/2021 - 19:43h.

A la tercera sí fue la vencida y en el Ayuntamiento de Astorga este lunes por la noche se celebró el Pleno solicitado por los grupos de la oposición, PP y UPL, para reprobar tanto a la concejala de Cultura, Ángeles Rubio, como al alcalde, Juan José Alonso Perandones.

Los motivos esgrimidos fueron en el primer caso desalojo de Sartaina de la Escuela Municipal de Música donde impartía clases de música tradicional; en el segundo, por conducir sin casco por la ciudad, por el traslado de El Melgar a la zona deportiva de la moto que homenajea a los motoristas fallecidos en las carreteras y por la pérdida de parte de la subvención de la Diputación destinada a la compra de material de protección contra el coronavirus.

Las dos reprobaciones fueron rechazadas con los votos del PSOE e IU. La sesión plenaria comenzó con bronca por la lectura por parte del alcalde de un texto en el que repasaba los avatares hasta que se ha podido celebrar el pleno con la presencia de todos los concejales de ambos grupos.

En el texto, recordó el regidor que el primer pleno se celebró el pasado 26 de noviembre sin la asistencia de los grupos de la oposición porque entendieron que el regidor lo había convocado a las 21.00 horas, una hora antes del toque de queda, para que no diera tiempo a debatir, mientras que el alcalde entendía que a los concejales no les afecta el toque de queda en el cumplimiento de sus obligaciones.

La segunda sesión convocada el 21 de enero no se celebró porque la oposición pidió su aplazamiento al no tener toda la documentación necesaria para el debate de los puntos.

La oposición consideró que el discurso previo del alcalde no tenía cabida antes de comenzar a debatir los puntos del orden del día, como así corroboró el secretario que en el pleno de este lunes tuvo que intervenir también para contestar a la acusación del PP de que "se nos estaba hurtando documentación por parte de la Alcaldía".

El secretario, Manuel Alija, aseguró que es la Secretaría quien se encarga de adjuntar la documentación necesaria para la celebración de los plenos y que si no la facilitaron fue porque "no se ha podido localizar" pero en ningún caso existe "mala intención" por parte de la Secretaría ni tampoco "presión, ni orden de la Alcaldía" para "hurtar" -como indicaron los concejales 'populares'- información a la oposición.

Desalojo de Sartaina

El primer punto del orden del día en el que PP y UPL pedían la reprobación de la concejala de Cultura por el desalojo de Sartaina de la Escuela Municipal de Música, los grupos de la oposición leyeron el informe del Procurador del Común que concluye invitando a las dos partes a ponerse de acuerdo.

En la resolución, el Defensor del Pueblo de Castilla y León, emitida el 1 de diciembre del año pasado, invita al Ayuntamiento a que suscriba otro convenio de colaboración (ya que el firmado a finales de la pasada legislatura perdió su vigencia al no poderse renovar automáticamente cuando caducó en abril de 2020) para el uso, por parte de Saratina, de dependencias municipales donde pueda desarrollar sus clases de instrumentos musicales tradiciones sin ocasionar molestias.

Entre las causas por las que la Concejalía de Cultura pidió a Sartaina que se fuera a otras instalaciones municipales que les propuso (concretamente a una depedencia del Pabellón de los Deportes que Sartaina rechazó por entender que era "el almacén" y allí no podían desarrollar la actividad), se encontraba que la dirección de la Escuela de Música y la Asociación de Padres se quejaron de que el sonido de los instrumentos en el aula sin insonorizar molestaba al desarrollo de las clases próximas.

Aquí el Procurador del Común le dice a la Concejalía de Cultura que cumpla con el compromiso de "reestructurar las distintas dependencias municipales puestas a disposición de las asociaciones" para encontrar un local donde no moleste a otros el aprendizaje de los intrumentos tradicionales.

La oposición preguntó al alcalde si tenía pensado contestar al Procurador del Común que en el escrito enviado el 4 de febrero de este año, le pedía que que contestara si acepta o no la resolución. Perandones respondió que si le ponen encima de la mesa un acuerdo firmado por la dirección de la Escuela de Música y la Asociación de Padres de que Sartaina pueda seguir con sus clases en el centro, lo aceptará.

En cuanto a implicar al resto de asociaciones que ocupan locales municipales, el regidor lo descartó y manifestó que no suscribirá convenios con ninguna, como le pedía la oposición, por considerar que "esta cuestión no tiene nada que ver con reprobación ni no reprobación, sino que pretende crear una intranquilidad en asociaciones que prestan un gran servicio a la comunidad", muchas de ellas desde hace 30 años.

Reprobación del alcalde

PSOE e IU tampoco aprobaron la reprobación que solicitaba la oposición al alcalde por conducir su moto sin casco, porque Perandones demotró que pagó la multa días después de que la foto del regidor sin casco circulara por las redes sociales.

El alcalde explicó que tuvo que ser él mismo quien acudiera a la comisaría de la Policía Local para denunciarse a sí mismo, porque no existía denuncia ni de quien hizo la foto, o de quienes la compartieron en redes sociales, ni de la Policía Municipal. Perandones se disculpó indicando que "fue un despiste" y desde las filas del PP, quien fue concejal de Tráfico en la pasada legislatura, Ángel Iglesias, reconoció que sabía que el alcalde "no lo había hecho con mala intención".

Para apoyar la reprobación del alcalde por el traslado de la moto de El Melgar, PP y UPL solicitaron que presentara  las autorizaciones de la Comisión Territorial de Patrimonio para la colocación en la ciudad de otras esculturas como El Caminante de Sendo, o La Maternidad y el Monumento a la Semana Santa de Castorina. El alcalde contestó que Patrimonio no interviene en las ubicaciones de mobiliario urbano y que "no está bajo supervisión ni a cargo de la Alcaldía la documentación que pudiera existir sobre esta petición. Por tanto, si existe, no hay inconveniente en que se la faciliten".

Y por último, sobre la denuncia de PP y UPL de la pérdida de 8.600 euros de la subvención de la Diputación que ascendía a un total de 23.991 euros (de los cuales fueron justificados 15.391), para la compra de material de protección frente a la covid-19, el alcalde explicó que "no fue posible aprovechar al máximo la subvención concedida al no ser admitido como bien subvencionable las mamparas de protección para las oficinas municipales, que con urgencia hubo que adquirir".

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad