Provincia

El periódico escolar de Villaseca 'El Pin-txuezo' cierra un año "diferente" con nueve ejemplares publicados

pin-txuezo periódico escolar colegio villablino laciana villaseca educación ceip el campo alumnos
Los autores e la publicación.
Luis Álvarez / Villablino | 25/06/2021 - 10:00h.

El colegio de Villaseca cierra el curso de la pandemia haciendo historia para el sistema educativo de Castilla y León, sin un solo positivo en todo el curso. Pero además suma a esa 'gesta' otro récord para el centro y para su pueblo: lograr por tercer año consecutivo sacar a la calle nueve números de su periódico particular 'El Pin-txuezo'.

Cinco niños de 11 y 12 años, de 5º y 6º de Primaria, han empleado una hora lectiva semanal y su trabajo en casa o en la calle, para redactar las noticias que cada mes volcaban sobre las paginas de su ejemplar, destinados a sus 106 suscriptores y a los dos puntos de venta de que disponen: la Librería Merce en Villaseca y La Imprenta en Villablino.

Los autores de esta proeza durante este curso 2020-2021 son Alma Bernabé Delgado (11 años, 5º cuso), Soraya Gómez Álvarez (11 años, 6º curso), Carmen Domínguez García (12 años, 6º curso), Nacho Domínguez García (11 años, 5º curso) y Sara Suidán Rodríguez (11 años, 6º curso). Y coordinando el trabajo y en las ayudas necesarias para la finalización, la directora del colegio, Laura García Gutiérrez.

Conversar con ellos es toda una alegría, al escuchar cuando con apasionamiento van exponiendo las dificultades a las que han tenido que enfrentarse en este año, al que califican de "diferente", por las mascarillas, las distancias, las precauciones y las nuevas pautas impuestas. Aseguran que "llevándolo con calma, se superó". Pese a que las suscripciones tenían que hacerlas por teléfono y "había gente que pensaba que era una broma". Su insistencia y tenacidad también pudieron con eso.

"Hemos aprendido mucho con el periódico" nos explican, y detallan cada uno sus sugerencias personales de aprendizaje: "Cosas nuevas, a redactar mejor, a mejorar en la lectura, en la ortografía, a trabajar en grupo, a esforzarnos". En una evaluación somera, se aprecia que se ha convertido en una buena herramienta educativa este consejo de redacción, que cada año desde 2018 se mantiene en el Centro de Educación Primaria (CEIP) El Campo de Villaseca de Laciana.

Los autores e la publicación.
Los autores e la publicación.

 

Explican que además de aprender se han divertido mucho, sin negar que también han pasado por momentos difíciles al redactar alguna noticia que les ha constado digerir más.

Lo más duro

"Cuando tienes que hacer noticias sobre personas muertas o desaparecidas"; a "mi cuando tuve que hacer un artículo sobre el 40 aniversario de la muerte de Félix Rodríguez de la Fuente"; para otro las entrevistas "es algo que no me agrada mucho"; lo contrario que supuso para quien se la hizo al profesor jubilado "don Emilio, me hizo mucha ilusión, porque le dio clase a mi hermano".

Son más o menos conscientes de que, el año más difícil, han escrito una bonita página en la pequeña historia de su colegio, su pueblo, su comarca, con su trabajo. Uno de los 'periodistas' alumnos sabe que "sí, es un poco de historia y de buenos recuerdos". Aunque otro miembro de la redacción afirma que "nunca me lo he planteado, pero lo importante es que me siento orgulloso y un día podré contárselo a mis hijos".

También les gusta el hecho de que "la gente mayor, jubilados y abuelos, se entretienen leyendo lo que escribimos", y alguien apunta remarcando el comentario: "Mi abuela cuando le llega lo lee todo y hace los pasatiempos, porque le divierte". Y también hay quien plantea una reflexión llena de sensatez impropia de la edad: "Lo valoran más porque somos niños los que lo hacemos y lo perciben como más alegre y divertido".

No se vienen arriba en su valoración y creen que es un trabajo "que se puede mejorar, ni bueno ni malo". Y los que se van este año del colegio para iniciar el nuevo curso en los institutos de enseñanzas medias, que podrían rendir mejor en el periódico con la experiencia acumulada, tienen un lamento, el hecho de que "parece imposible que este sea el último número y esto tan bonito ya se acabe para nosotros".

Para mitigar ese deje de pequeña amargura, que les causa dejar una fase de su vida atrás, como cada año los beneficios económicos obtenidos los destinan a realizar actividades de multiaventura, una ruta a caballo por Caboalles de Abajo y compartir con el resto de niños del colegio esa alegría alquilando unos hinchables para disfrutar de un día de entretenimiento antes de las vacaciones. Y esta vez, como novedad han diseñado una camiseta que se pondrán a la venta el próximo curso.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad