Quantcast

TURISMO EN LA NATURALEZA

Reservas de la Biosfera, el paraíso cercano que conocer en León

La provincia de León es la región española con más Reservas de la Biosfera reconocidas por la Unesco. Se trata de un reconocimiento, sin grado de protección oficial, que evidencia la riqueza natural que nos rodea.

imagen
Reservas de la Biosfera de Omaña y Luna
ileon.com | 18/06/2016 - 10:55h.

Su nombre resuena de vez en cuando en los medios de comunicación pero muchas veces no se explica qué es una Rerserva de la Biosfera. Se trata de un reconocimiento de la Unesco dentro del Programa 'El Hombre y la Biosfera' y que identifica zonas geográficas con un alto interés por la conservación y protección de su biodiversidad. Además son zonas con características de acción humana singulares en armonía con la naturaleza, según la definición de la Unesco.

La provincia de León es la zona de España con mayor número al agrupar a siete: Valles de Omaña y Luna, Ancares Leoneses, Babia, Alto Bernesga, Los Argüellos, Valle de Laciana y Picos de Europa. Siete de un total de 47 con las que finalizaba España el 2015, lo que la convierte en el territorio con mayor número de Reservas de la Biosfera.

 

 

Reservas en la Provincia de León.

Picos de Europa

Reconocida en 2003 es la Reserva compartida con Asturias y Cantabria que reconoce también al Parque Nacional. Dentro del ámbito de la Reserva existen 20 poblaciones y abarca una superficie de 64.315 ha, 24719 en la provincia leonesa. Picos de Europa es uno de los territorios más frecuentados por los amantes del turismo de naturaleza, con casi dos millones de visitantes anuales, aunque la gran mayoría en las regiones vecinas. Pero los espectaculares paisajes de los leoneses Valles de Sajampre y Valdeón bien merecen una visita a la zona de la provincia con mayor importancia natural, un auténtico laboratorio de biodiversidad.

Ancares Leoneses

Su reconocimiento llegó en el año 2006, lo que cumple ahora 10 años como Reserva de la Biosfera, y siendo una de las más activas en cuanto a gestión. Ocupa una superficie de más de 56.000 hectáreas en el oeste de la provincia leonesa, una zona muy bella pero bastante desconocida. Los municipios que la conforman son Candín, Peranzanes, Vega de Espinareda y Villafranca del Bierzo.

Entre sus grandes valores naturales los encontramos en las pinturas rupestres de Peña Piñera, en las que podremos pasear y descubrir un entorno sin igual. Entre sus singularidades, sotos de castaños abundantes y una arquitectura tradicional basada en la piedra y la madera con los singulares 'teitos' de paja como características fundamental. Imprescindible hacerse una fotografía con alguna de las pallozas leonesas que quedan en el territorio.

 

Reservas de la Biosfera de los Ancares Leoneses
Reservas de la Biosfera de los Ancares Leoneses

 

Valles de Omaña y Luna

Es la más grande de las Reservas reconocidas en la provincia de León y abarca los municipios de Los Barrios de Luna, Murias de Paredes, Riello, Sena de Luna, Soto y Amío y Valdesamario. Agrupa a dos de las comarcas de la montaña leonesa y fue reconcida por sus valores ambientales y ser una  zona de transición entre dos climas: el Atlántico y el Mediterráneo. Destacan la gran presencia de masas arboladas singulares como abedulares o sabinares, así como especies en peligro de extinción como el oso pardo y el urogallo cantábrico.

Babia

Uno de las comarcas más conocidas de la provincia leonesa, por el famoso dicho y por su belleza singular, también es Reserva de la Biosfera desde el año 2004. Está ubicada en los municipios de San Emiliano y Cabrillanes y separada de la Reserva vecina de Omaña y Luna por sus singularidades particulares, aunque Luna comparta ahora figura de Parque Natural con Babia. Picos, lagunas y valles conforman un paisaje singular muy reconocible y de apetecible visita. El proyecto más singular de esta Reserva es el Parque Estelar, distinguiendo Babia como uno de los mejores sitios de España para observar el cielo.

Alto Bernesga

La Reserva de La Biosfera Alto Bernesga, declarada en 2005, comprende los términos municipales de La Pola de Gordón y Villamanín, en plena Montaña Central leonesa. Con más de 33.000 hectáreas está formada a su vez por cinco grandes áreas: Casomera, Chagos, Aralla-Cabornera, Valle del río Casares y Bernesga, cada una con características singulares. El ser un territorio de conexión entre León y Asturias eleva su interés como paisaje cultural, al ser atravesado por la Ruta de San Salvador del Camino de Santiago o la extensión de la Ruta de la Plata. La buena conservación de sus bosques, y su singularidad, es uno de los puntos fuertes para apuntarse a conocer esta Reserva.

Carlos S. Campillo / Ical. Valle de Casares y Cubillas de Arbas (León), perteneciente a la Reserva de la Biosfera Alto Bernesga, que cumple 10 años.
Carlos S. Campillo / Ical. Valle de Casares y Cubillas de Arbas (León), perteneciente a la Reserva de la Biosfera Alto Bernesga.

 

Los Argüellos

Declara en el año 2005 y conformada por los municipios de Vegacervera, Cármenes y Valdelugueros es quizás una de las zonas que menos ha aprovechado este reconocimiento de la Unesco aunque sus paisajes y valores culturales no la hagan desmerecer respecto al resto de la provincia leonesa. Agrupa zonas como las hoces de Vegacervera y de Valdeteja y está modelada por los paisajes de los ríos Torío y Curueño. os de agua. Destaca en el territorio la presencia de una vegetación muy variada, que abarca desde los pastizales alpinos hasta los melojares ya cercanos al ámbito mediterráneo, pasando por una abundante serie de especies endémicas.

Valle de Laciana

Reconocida en el año 2003 abarca el territorio del municipio de Villablino es también una de las Reservas que menos ha aprovechado el reconocimiento, siendo este hecho motivo incluso de controversia política. La zona núcleo comprende cuatro zonas de alto valor ecológico: Barroso-Brañarronda, el Alto de Reciecho, Buzongo y Muxivén. Lugar refugio del oso pardo o del urogallo la Reserva entera está declarada como LIC, ZEPA y Espacio Natural, figuras de protección que evidencian su importancia. Su ingente patrimonio natural y cultural, con las famosas brañas como punta de lanza, bien merecen una visita a un valle que es mucho más que minería.

ICAL Un pastor cuida un pequeño rebaño de vacas cerca de Valverdín
ICAL Reserva de la Biosfera de Los Argüellos.

publicidad
Deja tu comentario
publicidad
publicidad