Quantcast

agricultura

La Junta destina ayudas de 1,6 millones para mejorar la producción de miel

Los apicultores podrán acceder a seis líneas de subvenciones, si cuentan al menos con 150 colmenas.

imagen
César Sánchez / ICAL Panales de abejas de la zona de Las Médulas
Ical | 02/06/2018 - 17:14h.

El Boletín Oficial de Castilla y León publicará el lunes las bases reguladoras de las ayudas a la producción y comercialización de la miel para adaptarlas a la nueva normativa comunitaria y nacional, a la que seguirá próximamente la orden de convocatoria de las ayudas de la Consejería de Agricultura y Ganadería, dotada con un presupuesto de 1.677.273 euros, y que fijará además el plazo de presentación de solicitudes.

Según informa hoy la Junta, con estas ayudas los apicultores de la Comunidad podrán beneficiarse de seis líneas de subvenciones destinadas a recibir información y asistencia técnica; a luchar contra los agresores y enfermedades de la colmena, como la varroosis; a racionalizar la trashumancia; a medidas de apoyo para el análisis de la miel; a la repoblación de la cabaña apícola; y a mejorar la calidad de los productos apícolas con el objetivo de posicionarlos en el mercado a través de la diferenciación.

La producción anual de miel en la Comunidad es cercana a los cinco millones de kilos, lo que hace que el sector apícola aporte un valor económico en torno a los 14,5 millones de euros, de los que el 97 por ciento se debe a la producción de miel y el resto a la cera.

Los beneficiarios de estas ayudas serán apicultores que tengan, al menos, 150 colmenas, así como cooperativas apícolas y organizaciones representativas con personalidad jurídica propia, y los laboratorios, debidamente acreditados, que efectúen análisis de las características fisicoquímicas de la miel. Además, se dará prioridad a los jóvenes y a las mujeres, con el objetivo de fomentar la incorporación al campo y fijar población en el medio rural.

Para recibir estas subvenciones, los beneficiarios deberán realizar la actividad apícola con anterioridad al 1 de enero de 2018, encontrarse al corriente de sus obligaciones tributarias, tener contratado un seguro de responsabilidad civil para desarrollar la actividad y realizar, al menos, un tratamiento frente a la varroosis.

La ayuda máxima puede llegar hasta el 100 por cien en el caso de solicitarla para información y asistencia técnica apícola, para luchar contra los agresores y enfermedades de la colmena y para mejorar la calidad de los productos apícolas; a un 90 por ciento si es para apoyo para el análisis de la miel; y a un 80 por ciento si es para racionalizar la trashumancia o para repoblar la cabaña apícola.

El pasado 31 de octubre el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente publicó el Real Decreto por el que se regula un régimen de ayudas a la apicultura en el marco de los programas nacionales anuales y se modifica el Real Decreto por el que se establecen normas de ordenación de las explotaciones apícolas.

En esta nueva normativa se han introducido modificaciones que afectan fundamentalmente a los criterios de otorgamiento de la subvención, lo que hace necesario la publicación de nuevas bases autonómicas reguladoras de la ayuda que recojan las novedades introducidas.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad