Quantcast

Naturaleza

Cómo actuar ante un mastín cuando los pueblos se llenan con el verano

WWF elabora una pequeña y original guía para disfrutar esta raza tan leonesa de pastoreo y evitar cualquier inconveniente al aumentar en verano la presencia de veraneantes y turistas en los pueblos.

mastin rebaño ganado ganadería perro guardian animal naturaleza
Un mastín cuidando de un rebaño. / Foto Juan Carlos Blanco / WWF
ileon.com  | 05/08/2019 - 09:08h.

Llega agosto y con él la vuelta de muchas personas a los pueblos de la provincia leonesa. Las caminatas por el campo y las escapadas a la montaña son mucho más propias de esta época. De este modo, se incrementa el número de personas que, no estando tan habituadas al medio rural, pueden no estar muy familiarizados con algunos de los habitantes habituales no humanos de estas zonas, como el ganado o sus incansables cuidadores, los perros mastines.

El mastín leonés, también llamado mastín español, es una raza enormemente vinculada a la provincia de León de manera ancestral y ante el mantenimiento de la ganadería también tradicional su presencia en los pueblos y paisajes leoneses es abundante. Se trata, de hecho, de una raza en plena expansión y que es ampliamente demandada desde otros puntos de la geografía española y también más allá de nuestras fronteras.

La organización ecologista WWF, dentro de su defensa de la protección de los grandes carnívoros en Europa y consciente de esta situación, y del hecho de que algunas personas no están tan familiarizadas con los mastines, se ha propuesto una campaña original informativa para que la época de aumento de senderistas no acaree ningún problema ni susto en la convivencia, siempre tranquila, con este animal.

"Los mastines son perros de guarda de ganado esenciales para proteger al rebaño de ataques de lobo y otros carnívoros como perros asilvestrados", recuerdan desde esta ONG, conscientes de que constituyen "la principal herramienta de prevención para pastores y ganaderos". Sin embargo, saben por experiencia que en ocasiones pueden asustar a senderistas y causarle problemas al ganadero.

Con el ánimo de ayudar a ambos, y permitir que los perros hagan su labor de la mejor manera posible, WWF ha iniciado este verano una campaña en redes sociales aclarando cosas muy básicas pero muy efectivas para la mejor convivencia posible. En esta campaña dan respuesta a una serie de sencillos interrogantes:

  • ¿Qué es un mastín?

Es un perro de guarda y defensa de ganado, que por su tamaño y comportamiento es, desde tiempos ancestrales, el mejor aliado del pastor en la protección del rebaño contra el lobo y otros 'intrusos', como los perros asilvestrados.

Es decir, también a nosotros y a nuestras mascotas nos considerarán intrusos, por lo que intentarán ahuyentarnos. Si te encuentras con un rebaño protegido por mastines, es buena señal, porque permiten la convivencia con el lobo. Sólo tienes que saber cómo actuar.

  • Perímetro de seguridad.
  • Los mastines establecen un perímetro de seguridad contra depredadores y ladrones alrededor de su rebaño, que defenderán acercándose ladrando si te acercas más de la cuenta.
  • Con frecuencia se encuentran solos custodiando el ganado, especialmente en puertos de montaña. Esta es su función elemental.
  • Además, conviven estrechamente con el ganado desde cachorros para verse como uno más. Aunque no veas al rebaño cerca, no están abandonados, ¡no te los lleves!

Muchos utilizan "carrancas", unos collares con púas hacia afuera que disuaden al lobo en caso de un enfrentamiento entre ambos porque protegen sus áreas más sensibles. No son collares de castigo, son legales y no suponen en absoluto un maltrato animal.

  • Qué hacer:

Si se te acercan ladrando, mantén la tranquilidad. Intentan ahuyentarte más que atacarte y si corres, gritas o haces movimientos bruscos se pondrán más nerviosos.

Aléjate con calma dando un rodeo. Si es posible, continúa por otro camino.

Si vas con tu perro, llévalo atado. Los mastines podrían pensar que se trata de un depredador y atacarle.

Si vas en bici, bájate y continúa a pie. Pueden interpretar tu tamaño y velocidad como una amenaza.

No te acerques a ellos ni al ganado. Llevarte una foto de recuerdo o darles de comer te puede costar un buen susto.

Siguiendo estos consejos disfrutarás del campo en todo su esplendor y pondrás tu granito de arena en la conservación de especies amenazas emblemáticas, como el lobo, ayudando al mantenimiento de la ganadería extensiva sostenible, recuerdan desde WWF.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad