Quantcast

Campo

La Junta amplía el plazo de las ayudas para paliar los efectos de la sequía

La Junta justifica la ampliación hasta el 29 de mayo por el "elevado" número de solicitudes presentadas y la "complejidad" de su tramitación.

Recolectando con sequía
Recolección en un campo con sequía. Fotografía: Pixabay (CC0).
ICAL | 02/03/2020 - 11:15h.

El Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl) publicó hoy una anuncio de la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural por la que se amplía hasta el 29 de mayo la segunda línea de ayudas para dar liquidez a las explotaciones agrarias de la Comunidad, facilitando el acceso a capital circulante que les permita seguir realizando su actividad con normalidad y que no se ponga en peligro el futuro del sector.

La Junta justifica la ampliación del plazo por el "elevado" número de solicitudes de reconocimiento de préstamos preferenciales bonificadas presentadas y la "complejidad" de su tramitación.

La orden original de la Consejería, publicada en el Bocyl el 1 de octubre, recoge las bases reguladoras para la concesión de subvenciones de mínimis destinadas a bonificar los intereses de los préstamos preferenciales que suscriban los titulares de explotaciones agrarias de Castilla y León y se establece el procedimiento para el reconocimiento del derecho a la suscripción de dichos préstamos.

Están en marcha dos líneas de ayuda para paliar los efectos de la sequía. La primera destinada a subvencionar suministro de agua a la ganadería extensiva y semiextensiva, cuyo plazo de presentación de solicitudes está abierto hasta el próximo 7 de octubre. Esta línea subvenciona el 50 por ciento del gasto elegible desde el 1 de junio de 2019, con el límite de 4.000 euros por subvención.

Según recoge la Orden, la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural subvencionará hasta el cien por cien del coste de los intereses para préstamos preferenciales de hasta 40.000 euros, que se formalicen con las entidades financieras que suscriban convenios de colaboración con la Consejería. El plazo de amortización de estos préstamos no podrá superar los cinco años, pudiendo incluir en este un año de carencia. Los convenios de la Consejería con las entidades financieras se van a formalizar durante los próximos días.

Así, debido a las altas temperaturas y la falta de lluvia, Agricultura ha puesto en marcha dos líneas de ayuda para paliar los efectos de la sequía. La primera destinada a subvencionar suministro de agua a la ganadería extensiva y semiextensiva, cuyo plazo de presentación de solicitudes está abierto hasta el próximo 7 de octubre. Esta línea subvenciona el 50 por ciento del gasto elegible desde el 1 de junio de 2019, con el límite de 4.000 euros por subvención.

Otra ayuda nueva

La segunda línea de ayuda que se ha aprobado se publica en el Boletín Oficial de Castilla y León de hoy y se dirige a dar liquidez a las explotaciones agrarias de la Comunidad, facilitando el acceso a capital circulante que les permita seguir realizando su actividad con normalidad y que no se ponga en peligro el futuro del sector.

Los agricultores y ganaderos que quieran acogerse a estos préstamos tendrán que suscribir, en el caso de que no lo hayan realizado, una póliza o contrato de seguro para las producciones agrícolas y ganaderas comprendidas en los Planes de Seguros Agrarios Combinados de los años 2018 y 2019 antes del 31 de octubre de 2019 y comprometerse a mantenerlo tres años más. Además, deben estar dados de alta en la Seguridad Social en el sector agrario por cuenta propia y haber obtenido en la última campaña del Impuesto de las Rentas de las Personas Físicas, al menos, el 50 por ciento de su renta total de actividades agrarias o de actividades agrarias complementarias. Están excluidos de este requisito los agricultores jóvenes que se hayan incorporado a la actividad agraria con posterioridad al 1 de enero de 2016.

También pueden beneficiarse de estos préstamos las personas jurídicas, comunidades de bienes, explotaciones de titularidad compartida y sociedades civiles cuya actividad principal sea la agraria y en las que, al menos, el 50 por ciento de sus socios cumplan los requisitos de estar dados de alta en la Seguridad Social por sus actividades agrarias y los requisitos de la procedencia agraria de su renta total.

La ayuda será del cien por cien de los intereses de los préstamos hasta 1,5 por ciento de interés si han suscrito seguro agrario o del 50 por ciento hasta 1,5 por ciento de interés si no lo han suscrito, pero se comprometen a suscribirlo. Según la Junta, a diferencia de la línea de préstamos bonificados que se puso en marcha con la sequía de 2017, en colaboración con el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, para esta sequía de 2019, el Ministerio no aportará subvención al coste de los avales.

Por último, recuerda que a las dos líneas puestas ya en marcha por la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural se unen el anticipo del 70 por ciento de la PAC que se empezará a pagar a los agricultores y ganaderos de Castilla y León y el anticipo del 85 por ciento de las ayudas agroambientales y de las ayudas de montaña. Todas ellas se empezarán a pagar a partir del 16 de octubre. Con ellas se adelantará en dos meses unos 220 millones de euros adicionales.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad