Quantcast

Castilla y León

Mañueco ofrece un pacto de comunidad para afrontar con éxito la recuperación

El presidente de la Junta dice que se podían haber hecho las cosas de otra manera y pide disculpas por las que no hayan sido acertadas.

Alfonso Fernández Mañueco en las Cortes de Castilla y León.
Alfonso Fernández Mañueco en las Cortes de Castilla y Leónm archivo. Foto: Leticia Pérez / ICAL.
ICAL | 24/04/2020 - 14:48h.

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, propuso hoy un pacto de comunidad a los grupos de las Cortes para afrontar con éxito la recuperación económica, el empleo y la cohesión social, afirmó que han destinado ya 400 millones a medias en la lucha contra la pandemia y avanzó otras cuatro nuevas para garantizar la liquidez y autónomos.

En su comparecencia a petición propia en el pleno de las Cortes, con una cuarta parte de los procuradores en el hemiciclo y con voto telemático habilitado por la Cámara, Fernández Mañueco detalló que ofrece un pacto amplio con los grupos políticos y con las aportaciones de distintos sectores de la sociedad, compatible con la permanente voluntad de acuerdo con los representantes del diálogo social, las organizaciones agrarias, las asociaciones del tercer sector y las entidades locales.

"Es lo que las personas de Castilla y León esperan de nosotros y les tiendo la mano en ese sentido", manifestó el presidente, que detalló que se trata de fijar el camino para reforzar la atención sanitaria, para aumentar la protección de las familias y los que más lo necesitan, para dar oportunidades a los jóvenes, para impulsar el desarrollo rural, para el primordial sector primario, para los sectores estratégicos de la industria o para dar salidas a pymes y autónomos

Precisamente, poco antes ofreció y pidió a los grupos de las Cortes participar con la Administración de la Comunidad en un grupo de trabajo para diseñar y poner en marcha ese nuevo modelo ante "la durísima situación" vivida en las residencias de mayores. Se trata, explicó, de un modelo que garantice un suficiente acopio de equipos de protección en cada centro, en función de su tamaño y del perfil de sus usuarios.

Ante el pleno, desgranó las medidas puestas en marcha por su Gobierno contra la pandemia de Covid-19, pero inició su intervención con un recuerdo a los fallecidos, en especial a los mayores, a los profesionales y el aliento y esperanza para los fallecidos y a quienes ven peligrar sus negocios, además de palabras de gratitud a todos los colectivos económicos, sociales y políticos.

En esta "crisis sanitaria sin precedentes", Fernández Mañueco manifestó que siempre se ha dado el apoyo al Gobierno en la declaración del estado de alarma y afirmó que la Junta se adelantó con medidas ante el inicio de casos en Miranda de Ebro y Burgos, si bien añadió que, aunque posiblemente se ha superado la curva, Castilla y León es una de las comunidades "más golpeadas" por el Covid-19.

"Lealtad es también reivindicar lo necesario. Así lo hemos hecho y así lo seguiremos haciendo", sostuvo, para asegurar que "las comunidades autónomas somos, también, Estado" y han cumplido "por encima de nuestras discrepancias, con las instrucciones de las autoridades centrales. Hemos demostrado ser Estado de manera leal", sostuvo.

Fernández Mañueco reiteró la petición de un fondo extraordinario al Gobierno para sufragar en especial la sanidad y las medidas de reactivación económica, para pedir rectificar el recorte de 80 millones de euros cuando solo se han recibido 37 millones del Ejecutivo central para hacer frente al Covid-19.

Respecto del pacto nacional ofrecido por el Gobierno, reiteró que significa negociar, que "no es dar un cheque en blanco" y añadió que tampoco puede ser "una excusa política". "El diálogo y el pacto deben responder a razones de Estado, y no a razones ideológicas".

Desde la prudencia y la necesidad de garantías, el presidente de la Junta pidió que haya una planificación con criterios unificados para la desescalada, pues "no podemos tener 17 criterios diferentes". "Diseñar bien el llamado proceso de desescalada es tan importante como no cejar en la batalla contra la pandemia que todavía libramos", advirtió.

En ese sentido, manifestó que "una buena desescalada" requiere que se generalicen los test y la necesidad de trazar los contactos de forma rápida para segmentar territorial y demográficamen y de identificar a las personas que hayan alcanzado la inmunidad, todo planificado desde las recomendaciones de los expertos.

Nuevas medidas

La Junta ha puesto en marcha actuaciones que suman, en conjunto, más de 400 millones de euros, explicó Fernández Mañueco, que desgloso en los 100,6 en líneas de liquidez y crédito para empresas y autónomos, los 77 en aplazamiento de pago de impuestos, los 112 en ayudas a la innovación y a la competitividad de empresas y 92,6 para el sector agroalimentario y forestal.

Tras pedir el respaldo para el decreto ley que se vota hoy de 121 millones de euros, avanzó otras cuatro medidas para para evitar la destrucción de tejido productivo.

Entre ellas, anotó que se van a triplicar los fondos de liquidez activado hasta ahora para las empresas, ayudas directas vinculadas a un crédito para los autónomos que mantienen su actividad con ingresos reducidos, para ayudar a más de 30.000 autónomos, contar a medio plazo con un Fondo de Recuperación para empresas que se nutrirá mediante la colaboración del Banco Europeo de Inversiones y una línea a través del Feader para facilitar financiación de circulante dirigido a dar liquidez con aval público, hasta 200.000 euros, a agricultores, ganaderos, cooperativas e industria agroalimentaria.

Al inicio de su intervención, el presidente de la Junta defendió que se ha reforzado el sistema de salud y aseguró que está entre las comunidades que más material ha comprado en el exterior con 27 millones de unidades adquiridas, a la vez que señaló que también se ha potenciado la red de protección a los más vulnerables.

"Nadie es infalible"

Fernández Mañueco puso en valor que Castilla y León fue de las comunidades en reaccionar entre los primeros y, aunque, manifestó que la curva está contenida, reconoció que los casos de contagios son altos aun. "Podríamos haber hecho algunas cosas de otra manera. Cuando se toman tantas decisiones en momentos de incertidumbre es difícil acertar siempre en todas. Nadie es infalible", observó.

Así, desde la humildad, pidió disculpas por "las decisiones que no hayan sido acertadas" y añadió que "todo esfuerzo humano parece insuficiente ante una gran catástrofe". Por último, apeló al espíritu de unidad y concluyó en que "juntos vamos a superar" esta crisis.

"Que nadie baje la guardia. Sigamos todos cumpliendo las medidas de distancia social. Pongámoslo todo de nuestra parte. Hoy queda un día menos para la derrota del coronavirus", concluyó.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad