Laboral

Un sindicato denuncia que los veterinarios cobran un 50% menos que otros sanitarios en Castilla y León

Sivecal-Uscal inicia un estudio sobre retribuciones de estos profesionales en la Comunidad.

veterinaria mujer ganadería ganadera campo femenino ganado
Imagen de archivo de labores veterinarias en una explotación ganadera.
ICAL | 18/06/2021 - 10:34h.

El sindicato veterinario Sivecal-Uscal denunció hoy que estos profesionales al igual que el resto de los que se encargan de la salud pública -farmacéuticos, médicos o enfermeros- cobran un 50 por ciento menos que sus homólogos asistenciales. Por ello, anunció que inicia un estudio sobre las estructuras y retribuciones.

En un comunicado, la organización sindical indicó que se hace efectivo el acuerdo de la última reunión del Comité Ejecutivo Federal de FESVET, que pretende llevar a cabo un estudio comparativo de la estructura y niveles retributivos existentes entre los servicios veterinarios oficiales en las diferentes comunidades.

Por ello, Sivecal-Uscal ha elaborado un primer análisis de la adscripción orgánica y funcional de los servicios veterinarios, el Cuerpo Funcionarial de pertenencia y las retribuciones que corresponden a las distintas consejerías en las que desarrollan sus funciones, basado en el nivel de su puesto de trabajo, su complemento específico y los servicios especiales, control permanente y alerta sanitaria que desarrollan.

Con una introducción que parte del número de empleados públicos que trabajan para las diferentes administraciones públicas en Castilla y León, el estudio se centra en los 1.330 puestos de trabajo que pueden ser ocupados por veterinarios en la Administración de la Junta de Castilla y León, de los cuales 1.051 son exclusivos, y el resto compartidos con otros Cuerpos y Escalas, Sanitarias (farmacéuticos o médicos) o no sanitarios (biólogos, ingenieros agrónomos, ingenieros de montes o químicos). Y añade que el número total de veterinarios colegiados en Castilla y León ronda los 4.000.

En la primera parte de este estudio, el principal objetivo es conocer el número de veterinarios oficiales que trabajan en las administraciones autonómicas y sus niveles retributivos, para en una segunda vincular estos datos con los referentes a la demografía y determinantes de la salud pública, las industrias y establecimientos agroalimentarios, número de explotaciones y densidad ganaderas y espacios medioambientales, que existen en cada comunidad.

Los Servicios Veterinarios Oficiales de Castilla y León están adscritos orgánica y funcionalmente a tres consejerías: Sanidad, Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural y Fomento y Medio Ambiente, y todos sus integrantes son funcionarios que pertenecen al Cuerpo Facultativo Superior Sanitario –Veterinarios–, de la Administración sanitaria.

El estudio destaca que su principal cometido es preservar la salud pública y todo ello bajo un prisma 'One Health', que revela un escenario de interfaz entre los tres pilares de la salud medioambiental-humana-animal.

En un análisis detallado del número de puestos de trabajo se comprueba que son 1.330 las plazas que pueden ser ocupadas por los veterinarios, lo que constituye el 7,65 por ciento del total de los puestos de trabajo de los funcionarios de Castilla y León. "Llama poderosamente la atención que solo existan 44 puestos para veterinarios en Medio Ambiente, y que solo uno de ellos sea exclusivo, lo que lamentablemente justifica la precaria situación sanitaria de la fauna en esta Comunidad Autónoma", añadió.

Recordó que la que enfermedades endémicas como la sarna sarcóptica avanzan "imparable" entre los rebecos, ciervos, corzos, cabras, etc., y que la falta de veterinarios impide que se controle adecuadamente la tuberculosis, y otras zoonosis emergentes estén llegando a la población humana a través de las garrapatas como ha sucedido con la Fiebre Hemorrágica del Crimea-Congo.

"No existe ningún programa de vigilancia y seguimiento epidemiológico serio que permita monitorizar y establecer un control adecuado de todas estas patologías, para mitigar las ya existentes y anticiparse a las venideras, pues no hay que olvidar que el 60 por ciento de las enfermedades humanas tienen un origen animal, y que actualmente se están incrementando por la pérdida de biodiversidad, agresión a los ecosistemas y un uso inadecuado de la tierra", añadió.

Desde el Sindicato Veterinario de Castilla y León recordaron que llevan dos décadas reivindicando la creación de los Servicios Veterinarios de la Fauna Silvestre y Medio Ambiente.

En cuanto a las retribuciones para el año 2021, destacó que son pocos los puestos de trabajo de niveles superiores, siendo el 22 el que mayor número de puestos concentra con 679, de los 1.051 que son exclusivos de este cuerpo sanitario que tiene una media retributiva de 38.000 euros anuales. Contrasta esta cifra, muy similar a la que perciben el resto de profesionales de la salud pública de Castilla y León, con la media anual que reciben los sanitarios asistenciales del Servicio de Salud de Castilla y León, que duplica a la del sistema preventivo.

"La discriminación existente entre las dos partes del Sistema de Salud, la preventiva y la asistencial, se encuentra fácilmente al observar que mientras los primeros no tienen carrera profesional, los asistenciales la llevan percibiendo desde el año 2007 y en que las cantidades que retribuyen los servicios de atención continuada son cerca de cinco veces superiores en el caso de los sanitarios asistenciales (mientras que un médico asistencial de "guardia" percibe 29,36 euros por hora por su trabajo en festivos, un veterinario recibe 6,01 euros por hora).

Finalmente, el Sindicato Veterinario de Castilla y León indicó que lleva varios lustros pidiendo que la cartera de servicios de Salud Pública y los funcionarios que la llevan a cabo se integren en el Servicio de Salud de Castilla y León, y que se equiparen los sistemas retributivos de todos los sanitarios de esta Comunidad.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad