Quantcast

Crisis del coronavirus: estado de alarma

El Gobierno endurece el confinamiento y deja en casa diez días a los trabajadores de “actividades no esenciales”

El régimen en "permiso retribuido" durará entre los días 30 de marzo y 9 de abril.

Pedro Sánchez
Pedro Sánchez. Pool Moncloa / Borja Puig de la Bellacasa
ileon.com / eldiario.es | 28/03/2020 - 19:08h.

El Gobierno de la nación ha decidido dar un golpe de timón en la gestión de la crisis del coronavirus. Y este domingo aprobará en un Congreso de Ministros extraordinario endurecer el confinamiento y dejar en casa a "todos los trabajadores de actividades no esenciales" entre el 30 de marzo y el 9 de abril, según avanzó este sábado el presidente, Pedro Sánchez. Los empleados no tendrán que desplazarse al centro de trabajo durante un período en el que cobrarán su sueldo "con normalidad" y cuyas horas recuperarán a posteriori "de manera paulatina y espaciada" bajo la fórmula del "permiso retribuido".

La paralización de la actividad económica "no esencial" reclamada desde varios grupos parlamentarios en el debate sobre la prórroga del estado de alarma el pasado miércoles se hará realidad durante diez días (ocho laborables, puntualizó el propio Sánchez) desde el lunes. El objetivo, subrayó Sánchez en una comparecencia este sábado, será "disminuir el riesgo de contagio" y descongestionar las UCI (Unidades de Cuidados Intensivos", algunas de ellas ya saturadas por el incremento exponencial de contagios en España.

Sánchez, que hasta ahora se había negado a paralizar por completo la actividad, como le solicitaban algunos gobiernos autonómicos y grupos políticos porque defendía que España había tomado ya las medidas más "drásticas" de los países sel entorno, ha explicado que el Gobierno toma una decisión "tan contundente y tan dura" por la cercanía de la Semana Santa.

El objetivo de la medida es que el endurecimiento del confinamiento -ayude a reducir el número de contagios y, por tanto, a ayudar al sistema sanitario para que no colapse. El director de emergencias, Fernando Simón, había explicado este mismo sábado que el problema para las UCIs hospitalarias se produciría después de llegar al pico de la curva.

"Todo lo que puedo ofrecer es sacrificio, resistencia y moral de victoria. Hay quienes aprovechan para vocear y otros trabajan con abnegación. Hay quienes buscan sacar ventaja y otros se esfuerzan por colaborar", ha expresado Sánchez en una referencia a los partidos de la oposición, especialmente al PP, que está cargando duramente contra el Gobierno por la gestión de la crisis en cuestiones, como la compra de 640.000 test de detección rápida a una empresa china a través de un intermediario nacional que no funcionaban.

Sánchez ha comparecido en Moncloa pasadas las 18.30 horas de este sábado para hacer un balance de la situación que atraviesa España por el coronavirus. Sánchez también lo hizo la semana pasada, aprovechando en ese caso el prime time de las televisiones, cuando se cumplía una semana de la activación del estado de alarma que el Consejo de Ministros amplió formalmente este viernes hasta el próximo 11 de abril.

Sánchez insta a la Unión Europea a "librar unida una guerra contra un enemigo común"

Sánchez hizo este anuncio después de lanzar un duro mensaje a la Unión Europea, a la que instó a "librar unida una guerra contra un enemigo común", dijo tras los recelos de algunos países a acometer un plan de reconstrucción económica para contener los efectos de la pandemia.

El jefe del Ejecutivo español no obvió subrayar que la UE "tiene su origen en el propósito de evitar la repetición de dos guerras mundiales". "Esta vez Europa no puede fallar; no debe fallar. Hasta países muy europeístas como España necesitamos contundencia y solidaridad", dijo tras censurar la falta de respuesta de calado a la crisis económica de 2008 desde instancias comunitarias.

Es por ello por lo que reclamó en primer lugar medidas para combatir la emergencia sanitaria "en un mercado global tan agresivo que hace difícil acceder a recursos básicos", así como de coordinación para asegurar la repatriación de compatriotas. E insistió en demandar "un nuevo Plan Marshall" para "poner en pie una suerte de ecomomía de guerra, promover la resistencia y la recuperación", para lo que considera esencial "asumir el endeudamiento público".

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad