Quantcast

Coronavirus

La Junta alardea de fabricar mascarillas propias con una empresa belga dejando de lado la fábrica de Béjar (Salamanca)

UPL se suma a la indignación por ni siquiera haber tenido en cuenta la compañía Mascarillas Béjar, situada en un núcleo de tradición textil de la Región Leonesa, y anuncia varias iniciativas para que el consejero leonés Suárez-Quiñones explique los motivos.

Mascarillas coronavirus
Imagen de mascarillas./ Astorgaredaccion.com
ileon.com  | 02/06/2020 - 08:31h.

La multinacional belga Drylock Technologies, desde su factoría segoviana, y el Gobierno de la Junta de Castilla y León, desde la Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, que dirige el leonés Juan Carlos Suárez-Quiñones, han establecido recientemente un acuerdo de colaboración para dotar a colectivos y organismos de la comunidad de más de 4 millones de mascarillas quirúrgicas en los próximos tres meses, según un comunicado oficial de la empresa ubicada en Hontoria.

La noticia supone un jarro de agua fría para la provincia de Salamanca y la creación de empleo en momentos muy duros, debido a que la Junta parece haberse olvidado de que en Béjar existe una empresa de mascarillas que ha comenzado a dar trabajo a numerosos salmantinos y bejaranos. Se trata de Mascarillas Béjar, que al principio de la pandemia sorprendió dando a conocer su gran capacidad de producción de calidad.

Desde este fin de semana, son numerosos los salmantinos y castellanoleoneses los que han mostrado su descontento en redes sociales al comprobar que la Junta ha comprado una máquina para que la multinacional belga fabrique mascarillas, inversión cercana a los 800.000 euros que financian por igual la Junta y Drylock, con la ayuda del Banco de Santander que aporta  desde el 'Fondo Solidario Juntos', 30.000 euros.

Los usuarios de esta red social están solicitando explicaciones tanto a la Junta de Castilla y León como al resto de partidos políticos, reclamando el reconocimiento a la industria local que ya está fabricando mascarillas quirúrgicas a nivel nacional y está por comenzar a exportar a Francia en pocos días.

A esta petición se sumó ayer Unión del Pueblo Leonés (UPL), que considera que "la primera opción debería haber sido, y debe ser, situar la producción de mascarillas en la ciudad de Béjar, dada su tradición textil", y recuerda a la Junta la necesidad de revertir la situación socioeconómica de la ciudad bejarana.

Su líder y secretario general, Luis Mariano Santos, ya ha impulsado varias iniciativas, a través de preguntas parlamentarias, para que el Gobierno autonómico explique su polémica decisión.

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, explicó el pasado mes de mayo que la Junta de Castilla y León había adquirido maquinaria específica para la fabricación de la mascarilla FFP1 en la provincia de Yancheng (China), con el objetivo de contar con una producción "mínima y controlada". Maquinaria que saldría del aeropuerto de Shangai el 13 de mayo y que ha llegado a España en un avión fletado por la Junta.

A través de Salamanca24horas.com, la empresa Mascarillas Béjar manifiesta que se encuentran "muy tristes" por lo ocurrido, sin concurso público ni opción de tratar de beneficiar a la industria local.

Aseguran estar "realmente estupefactos" con esta decisión y, ante la pregunta de si se reservan el derecho de interponer acciones legales, afirman que están esperando que se pronuncie la Consejería de Fomento. "Nos deja helados que la Junta no nos haya siquiera valorado". "Vamos a darles el beneficio de la duda", finalizan.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad