GUÍA DE PLAYAS

Las playas de León en el verano del coronavirus: Asturias, Galicia y Cantabria

Aquí todo lo que tienes que saber antes de coger el traje de baño y la sombrilla. Restricciones de aforo y acomodadores en los Ayuntamientos más grandes y recomendaciones y petición de responsabilidad individual en los más pequeños. Las Catedrales mantiene sus propias medidas de control de asistencia, anteriores a la pandemia y más severas.

Playa de Ballota, en Llanes.
Playa de Ballota, en Llanes.
Elisabet Alba | 27/06/2020 - 10:15h.

Como las olas vuelven continuamente a chocar contra las rocas, los leoneses cada verano se arman de traje de baño, toalla y sombrilla para ir a las playas de Galicia, Asturias y Cantabria. Y es que la provincia de León es rica en paisajes, cultura, patrimonio, música, gastronomía y un largo etcétera, pero le falta mar.

La pandemia de coronavirus Covid-19 y la 'nueva normalidad' son dos de los principales condicionantes que hacen pensar a concellos, consistorios, diputaciones y gobiernos autonómicos que quizá los leoneses opten en mayor número por bañarse en las costas de las comunidades limítrofes en vez de ir a las templadas aguas del Mediterráneo. También es cierto que Galicia, Asturias y Cantabria han tenido una incidencia menor y un mayor control epidemiológico en los últimos meses, lo que podría hacerlas más atractivas frente a Cataluña o la Comunidad Valenciana, más golpeadas por el virus.

Los pincipales ayunamientos sí que han tomado medidas de control del aforo y han optado por contratar personal que vigile y recomiende respetar los aforos, pero las entidades locales pequeñas, y sus pequeños presupuestos, señalizan sus arenales con carteles de advertencia para evitar contagios de coronavirus en la medida que sea posible, incapaces de sancionar a quienes las incumplan o prohibir la entrada en caso de que se superen los aforos. No tienen ni los recursos ni las competencias para hacerlo.

 

Playa de Torimbia, en Llanes.
Playa de Torimbia, en Llanes.

 

Las asturianas, las 'playas de León'

Los vecinos de León y el alfoz entienden como 'suyas' las playas de Asturias. San Lorenzo, Poniente y L'Arbeyal son los tres principales arenales de Gijón y los que más visitantes de la provincia reciben.

Ante la buena previsión meteorológica y las ganas de los bañistas de darse el primer chapuzón, el Ayuntamiento adelantó al pasado día 30 de mayo el inicio de la temporada de baños con 24 socorristas, nueve lancheros y seis auxiliares de playa. Además, apostando por la seguridad, prudencia, información y ayuda a la ciudadanía y a quienes los visitan ha elaborado un folleto que recoge todas las recomendaciones para disfrutar de un verano seguro.

El control de aforo en los arenales urbanos se perfila como la herramienta de seguridad más útil para mantener las normas de distanciamiento social. Por ello, se ha hecho un estudio y división de las playas por sectores. Un equipo de 30 acomodadores se encargará de las entradas y salidas a las playas, de distribuir a los asistentes e informar y concienciar de las normas de seguridad.

Quedan prohibidos los juegos en la arena, los hinchables en el mar y reservar sitio. El uso de mascarilla será obligatorio si no se puede mantener la distancia de seguridad entre no convivientes y se recomienda usar lo mínimo imprescindible las duchas públicas. Asimismo se recomienda que las estancias en la playa no superen las dos horas para favorecer que todos los usuarios que lo deseen puedan disfrutar de las instalaciones.

Asimismo, el Consistorio ha habilitado una web para poder consultar la ocupación de cada playa en tiempo real.

El Principado de Asturias utilizó la playa de Rodiles, del Ayuntamiento de Villaviciosa, como 'conejillo de indias' para medir el aforo de los arenales. Drones sobrevolaron su superficie, aparcamiento, área recreativa, jardín y paseo con el fin de hacer un análisis más preciso y detallazo de cuántas personas como máximo podrían estar al mismo tiempo en la playa. Y, posteriormente, utilizar esas medidas en las demás playas de la Comunidad.

Llanes es el municipio asturiano con mayor número de playas (32) en sus 56 kilómetros de línea costera y León la tercera provincia de Castilla y León que más visitantes le reporta. Su concejal de Turismo, Iván García, ve en las mareas un inconveniente a la hora de cumplir con los aforos. "En marea baja no hay problema, porque las playas son amplias, pero en marea alta hay muchas que prácticamente desaparecen y no podemos parcelarlas", por lo que confía en la "conciencia social" a la hora de cumplir con las prohibiciones de los deportes en la arena y que los bañistas vean el espacio como una zona de relax y de solarium.

El Consistorio creará una página de Instagram para anunciar los cambios de bandera en las playas, la ocupación y el estado cada media hora.

 

Facebook del Concello de Sanxenxo. / Ollares de Portonovo
Facebook del Concello de Sanxenxo. / Ollares de Portonovo

 

Las gallegas, las 'playas del Bierzo'

Si las asturianas son las playas de León, las gallegas las del Bierzo. La Lanzada, Miño y Las Catedrales son las más visitadas. El 80% de la economía de Sanxenxo depende del turismo. El concello gallego cuenta con 17.500 habitantes en invierno y 11.000 viviendas de segunda residencia, por lo que en los meses de julio y agosto se convierte en la tercera ciudad gallega con mayor número de población, por detrás de A Coruña y Santiago. Por eso han decidido apostar por la seguridad este verano.

Para ordenar su principal arenal, el de Silgar, y los otros 27 que componen su concello, han elaborado un plan en cuadrícula copiado a nivel mundial. Mediante estacas y cuerdas, los arenales se dividen en espacios cerrados con pasillos y distancias de seguridad para evitar contagios. El concello ha contratado a 132 personas entre socorristas e informadores de ocupación para ellas.

La limpieza de los servicios se hará cada hora y media y se recomienda a los viandantes que circulen por la acera de la derecha siempre que sea posible para evitar que la gente se cruce. Además, el concello ha adelantado a Ileón que comprará cuatro drones con megafonía para sobrevolar los 44 kilómetros de costa durante las jornadas de playa y emitir recomendaciones cuando se detecten infracciones. Toda la información sobre el estado de las playas se actualizará a través de su web.

El concello de Miño apela a la responsabilidad de vecinos y visitantes para respetar las normas. Ha decidido retirar las papeleras de los arenales para evitar focos de contagios. Los contenedores de residuos estarán a la entrada o la salida de las zonas de baño. La limitación de acceso será, en su caso, para los vehículos y no para las personas. "Todo el mundo que quiera podrá entrar a las playas pero no todos los coches", manifestó a este medio la concejala de Comunicación, Catalina Morado, que aseveró que "será un verano raro, pero no solo en las playas. Si alguien llega a Miño y no puede o prefiere no acceder a la playa porque hay mucha gente puede darse un paseo o tomarse algo y luego volver".

Pero si hay una playa en España experta en controlar aforos esa es la gallega de Las Catedrales, en Ribadeo. La playa cuenta con restricciones propias antes del coronavirus y su aforo ya era muy inferior al recomendado por las autoridades sanitarias en la actualidad.

Está considerada un Monumento Natural más que una zona de baño y por eso lleva aparejado un estricto plan de conservación que limita a 4.812 personas su aforo. La visita a la playa en temporada alta requiere de cita previa, y gratuita. La principal recomendación, en su caso, es consultar el horario de las mareas para poder disfrutar al completo de su visita.

 

Facebook de Turismo Santander. / Playa de Los Peligros, Santander.
Facebook de Turismo Santander. / Playa de Los Peligros, Santander.

 

Cantabria, 200 kilómetros de costa y más de 90 playas

El Ayuntamiento de Santander controlará el aforo en sus playas con entradas y salidas "regladas" para permitir el acceso cumpliendo las medidas de seguridad y que puedan seguir siendo "un atractivo turístico" para la ciudad.

La alcaldesa, Gema Igual, ha destacado la importancia de cumplir estrictamente los protocolos, pero considera que "ninguna persona que esté fuera y piense en venir a la playa a Santander va a encontrar ninguna razón para echarse para atrás".

Confía en que los santanderinos cumplan las medidas de distanciamiento social en ellas, e insta a acudir a pie, en bicicleta o en autobús cuando sea posible.

Los Ayuntamientos más pequeños como Noja, Miengo o Suances contarán también con recomendaciones sanitarias pero sin sanciones.

La máxima de todos ellos es disfrutar del primer verano tras la pandemia de coronavirus que pasará a la historia como 'distinto', pero seguro.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad