Coronavirus

La Junta estudia quejas de familiares de mayores de una residencia de Toreno por “incumplimiento” de protocolos Covid

"Los tienen prisioneros sin ser delincuentes", denuncian al asegurar que el centro limita las visitas a 15 minutos cuando la normativa permite hasta una hora.

paciente Alzheimer ayuda bienestar social mayores ayuda domicilio asociación mayores ancianos coronavirus población envejecimiento
Peio García / ICAL
ICAL | 07/09/2020 - 19:25h.

La Gerencia de Servicios Sociales de la Junta estudiará las quejas presentadas por un grupo de familiares de residentes del centro de personas mayores Las Candelas, en el municipio berciano de Toreno, por los "incumplimientos" de la guía de actuación para residencias publicada por el Ejecutivo autonómico tras la pandemia de la Covid-19. Según los familiares, la actual dirección del centro está "aprovechando el virus para hacer lo que le da la gana, sin control y en contra de la normativa vigente", lo que provoca un "deterioro físico y mental grande" entre los residentes.

En ese sentido, los familiares denunciaron la "pésima gestión" de la residencia en cuestiones como el régimen de aislamiento, la duración de las visitas o la oferta puntual de información a las familias. Al respecto, señalaron que los ancianos deben hacer frente a un período de aislamiento de 15 días a su regreso del hospital, aunque dispongan de una PCR negativa, cuando se someten a procesos como una revisión médica o un ingreso sin transitar por las zonas Covid del centro sanitario.

"Los tienen prisioneros sin ser delincuentes", lamentaron los familiares, que recordaron que esta situación se extiende ya por seis meses, con visitas suspendidas en dos ocasiones "sin ningún tipo de justificación". "No se van a morir de Covid-19 pero se van a morir de asco", añadieron los representantes de las familias, que criticaron que las visitas se limiten a 15 minutos cuando la normativa permite hasta una hora.

Según los familiares, también se incumple la normativa que obliga a mantener dos habitaciones libres para atender a posibles enfermos de la Covid-19. Además, la "falta de personal" mantiene al centro sin enfermera desde el pasado 22 de agosto, denunciaron. "A la residencia se va a tener calidad de vida, no se va a morir", subrayaron los representantes de las familias, que exigieron a los organismos competentes que inspeccionen todas estas "irregularidades".

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad