CORONAVIRUS

La Junta no confina Peñalba de Santiago (Ponferrada), pero la deja aislada en el Valle del Silencio

La medida "tiene su lógica" según el alcalde, Olegario Ramón. De esta manera ni el resto de vecinos del municipio pueden ir a la pequeña localidad ni éstos salir, reduciendo la posibilidad de contagios. La junta vecinal también acoge de buen grado la decisión porque les da esa protección frente a una parte de sus visitantes, que venían reclamando desde el verano.

Peñalba de Santiago
Imagen de Peñalba de Santiago (Ponferrada)./ Foto: infobierzo.com
E. Alba | 23/10/2020 - 12:51h.

La Junta ha hecho oficial este viernes el confinamiento perimetral de Ponferrada a través del Boletín Oficial de Castilla y León pero no del municipio al completo. La medida deja exenta a la localidad de Peñalba de Santiago, enclavada en el Valle del Silencio, que no está confinada pero sí se queda aislada entre sus montes.

Eso parece ser exactamente lo que buscaba la administración autonómica. O así lo cree el alcalde, Olegario Ramón. "Entiendo que la decisión de no confinar Peñalba es coherente con el espíritu de la orden dictada por la Junta, puesto que lo que han pretendido es fijar un perímetro de seguridad de la ciudad de Ponferrada, que es donde mayor incidencia de casos y de transmisión se registra, y que afecta a todos sus barrios y pedanías colindantes. Los habitantes de Ponferrada afectados por el confinamiento perimetral no pueden desplazarse hasta Peñalba si no es bajo las causas y las excepciones establecidas en la norma de la Junta y a la inversa, los habitantes de Peñalba sólo pueden entrar en Ponferrada por razones de necesidad. Los visitantes y turistas de Peñalba que provengan de otros territorios no podrán visitar Ponferrada. Aunque la medida pueda parecer incoherente tiene su lógica", ha manifestado a este medio.

Dicho de otra manera, sería un intento de proteger a la localidad del resto de vecinos de su municipio pero eso no prohibiría la entrada de turistas de otros puntos no confinados del país. Así que la protección frente al virus sería relativa. Lo que no es relativo y sí evidente es que los vecinos de Peñalba no podrán ir a la cabeza de municipio salvo causas excepcionales, que no incluyen ir a comprar alimentos, ropa y un largo etcétera.

Representantes de su junta vecinal, no obstante, se manifiestan contentos de quedar al margen y tranquilos porque el Consistorio les asegura "todos los servicios". "A la mínima necesidad llamaremos a la Policía Municipal o al Servicio de Emergencias 1-1-2. Eso que lo tengan claro", sentencia José Manuel Neira. Y es que en Peñalba lo que les gustaría no es tener un confinamiento perimetral sino "una barrera, para que no pasara nadie". Denuncian el "turismo de desguace", totalmente "irresponsable" de este verano en el que se llegaron a registrar 2.500 visitas semanales a su iglesia mozárabe. "Las calles estaban repletas de gente. Como nunca. Y nadie llevaba mascarilla. No había control de acceso ni de las medidas. Los vecinos nos teníamos que encarar con la gente".

¿Y si finalmente también los confinan? "Pues también nos da igual. Estamos en el extremo del municipio pero tenemos el compromiso del alcalde de que no nos va a faltar de nada". Está por ver cuánto durara el confinamiento de Ponferrada y el aislamiento de Peñalba si finalmente este viernes la Junta aprueba el toque de queda en toda Castila y León y deroga los confinamientos.

Otras localidades ponferradinas que tampoco están afectadas por el confinamiento, por ahora, son Barjas, Montes de Valdueza, Rimor, San Clemente de Valdueza, San Cristóbal de Valdeza, San Esteban de Valdueza, Valdefrancos ni Villanueva de Valdueza y entidades locales 'especiales' sin junta vecinal como Carracedo de Compludo, Compludo, Espinoso de Compludo, Manzanedo de Valdueza, Orbanajo, Palacios de Compludo, San Adrián de Valdueza ni Valdecañada.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad