Coronavirus

El Gobierno consigue seis meses de alarma con apoyo de sus socios, Ciudadanos y la abstención del PP

El ministro Illa reprocha a Pablo Casado que siga en las "primarias de la derecha" con Vox y la "inanidad" de su abstención, mientras los grupos recriminan al Gobierno la ausencia de Sánchez en el debate.

ministro Sanidad Salvador Illapleno Congreso Diputados estado alarma coronavirus covid pandemia
El ministro de Sanidad, Salvador Illa, en el Congreso de los Diputados. / R.Rubio. POOL
elDiario.es | 29/10/2020 - 16:12h.

El Congreso ha avalado este jueves la prórroga de seis meses del estado de alarma decretado por el Gobierno para encarar la segunda oleada de la Covid-19.

Con 194 votos a favor, 53 en contra y 99 abstenciones, el apoyo anunciado por los socios de la investidura y Ciudadanos ha permitido a Pedro Sánchez lograr así su objetivo de mantener durante medio año vigente esa herramienta con la que pretende dotar de un paraguas jurídico estable a las comunidades para que puedan llevar a cabo restricciones de movilidad cuando sea necesario por la evolución de la pandemia. El PP se abtiene, al igual que EH Bildu y UPN, mientras Vox y Foro votan en contra.

En lo que ha tenido que ceder Sánchez es en su intención inicial de que fuera exclusivamente el ministro de Sanidad, Salvador Illa, el que rindiera cuentas quincenalmente en el Parlamento. El presidente tendrá que hacerlo cada dos meses. Además, el Gobierno se ha comprometido a revisar el posible levantamiento del estado de alarma en el mes de marzo a través del Consejo Interterritorial de Salud en el que están representadas las comunidades autónomas.

La decisión de Sánchez de delegar en Illa la defensa de esta prórroga ha sido la principal crítica durante el debate de este jueves. El presidente solo ha acudido como oyente a la intervención inicial del ministro y después ha abandonado el hemiciclo.

A pesar de que inicialmente consideraron que el plazo de seis meses era abusivo, esa cesión del Gobierno ha hecho coincidir en el 'sí' a ERC, JxCat, Ciudadanos, Más País y otras fuerzas minoritarias que se han sumado a PSOE, Unidas Podemos y PNV, que desde el inicio se mostró favorable a la activación en los términos que planteó el Ejecutivo.

Illa ha interpelado directamente al PP durante su intervención para pedirle que "una sus fuerzas a las del Gobierno" en la lucha contra la pandemia". "Una mayoría ha elegido la colaboración, la unión y el apoyo compatible con críticas; la ultraderecha ha elegido la confrontación y la división. Falta que el PP decida si está en la oposición constructiva o no, si es un partido de Estado o está con la ultraderecha. Tienen que decidir si quieren consolidar la nueva posición política que estrenaron el jueves en esta Cámara", ha dicho en referencia al voto en contra de la moción de censura de Vox. "Llevan tiempo sin pisar la tierra", le ha dicho Illa a Casado, a quien ha reprochado la "inanidad" de su abstención.

En todo caso, el ministro ha advertido de la gravedad de la situación: "No es el momento de relajar medidas". "Aún nos queda un horizonte amplio por delante -ha dicho-. Llega un invierno largo y vienen unas fiestas distintas a las que nos tendremos que adaptar", ha dicho Illa, que deja claro así que en Navidad la situación no está normalizada. El PP ha reclamado que el estado de alarma se prolongue tan solo ocho semanas precisamente para salvar la campaña navideña, pero el Gobierno se ha mantenido firme en prolongarlo durante medio año para dar un marco jurídico estable con el que atajar los brotes.

Casado, por sorpresa

A pesar de que la oposición ha reclamado la rendición de cuentas por parte de Sánchez, el presidente ha acudido al Pleno este jueves solo para escuchar a Illa. Primero Moncloa aseguró que no podía ser él quien defendiera la prórroga del estado de alarma por la "obligada presencia" en una reunión de líderes europeos, pero que tiene lugar por videoconferencia a las 18.30.

El Ejecutivo sostuvo, posteriormente, que era suficiente con que compareciera el ministro y que serán los presidentes autonómicos los que tengan que dar explicaciones dado que serán los que apliquen las medidas. Al finalizar la intervención de Illa, Sánchez ha abandonado el hemiciclo y Pablo Casado ha se ha subido por sorpresa a la tribuna para defender la posición del PP en lugar de la portavoz, Cuca Gamarra, como estaba previsto.

El jefe de la oposición ha justificado la decisión de tomar la palabra por las "alusiones" realizadas Illa durante "diez minutos". Casado ha acusado al Ejecutivo de "imprevisión, incompetencia y engaños" por su gestión de la pandemia y por la solicitud de la prórroga de la alarma. "Llevan 8 meses ocultando criterio científico", le ha reprochado al ministro, por sus alusiones a la ciencia para justificar la excepcionalidad constitucional. El líder del PP, además, ha cargado contra el "presidente ausente" y ha puesto como ejemplos a la canciller alemana, Angela Merkel, y al presidente francés, Emmanuel Macron, que ayer anunciaron medidas restrictivas más duras que las que adopta España y a las que el PP español se opone aquí.

"Lo que les gusta es gobernar a golpe de decreto, sin control judicial, porque gobiernan muy mal", ha reprochado Casado, que ha vuelto a acusar al Gobierno del número de muertos en España durante la pandemia. El líder del PP ha anunciado una "abstención crítica" de su partido a la prórroga de la alarma "para no avalar el atropello legal" que a su juicio supone ampliar la excepcionalidad. Por ello ha explicado que los populares recurrirán a las instituciones europeas. "Ejerceremos nuestra responsabilidad en la Comisión de Venecia, porque aquí ni a las Cortes les dejan ejercer su labor", ha zanjado.

En su réplica, Illa ha subido el tono contra Casado, al que ha acusado de no usar "ni un argumento sanitario". "Sigue ausente de argumentos sanitarios -le ha dicho en referencia a la acusación que ha hecho del "presidente ausente"-. Mi único adversario es el virus, el suyo parece que siga siendo exclusivamente el Gobierno". El ministro de Sanidad ha acusado al jefe de la oposición de seguir en las "primarias de la derecha" y se ha referido a él y a Santiago Abascal como "Pili y Mili". "Todo lo que había ganado en una semana lo pierde en la otra. Casado censura a Casado", ha dicho en referencia al supuesto giro al centro que el Gobierno interpretó tras el 'no' del PP en la moción de censura de Vox. En todo caso, le ha reprochado la "inanidad" de la abstención en un debate sanitario y le ha pedido que lo reconsidere: "La gran ausencia de esta sesión es la ausencia de su sentido de Estado".

También se ha referido a los vaivenes del PP durante la pandemia y se ha referido en concreto a la Comunidad de Madrid al reprochar al PP que no haya planteado enmiendas en la dirección que ahora defiende Isabel Díaz Ayuso de poder limitar las entradas y salidas en los territorios a días concretos. El decreto del estado de alarma establece un plazo mínimo de una semana.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad