Sanidad

Castilla y León casi cuadruplica las tarjetas sanitarias de desplazados desde el inicio de la pandemia

Una vez pasado el pico del verano, Sacyl atiende a más de 71.000 tarjetas de otras comunidades, cuando en marzo eran poco más de 20.000.

imagen
Rubén Cacho / ICAL
ileon.com  | 15/11/2020 - 17:00h.

Fin del verano en Castilla y León. Y vuelta a la rutina, aunque en este atípico 2020 no del todo. El sistema sanitario de Castilla y León atendió el pasado mes de octubre a 71.400 pacientes desplazados desde otras comunidades, una cifra que casi cuadruplica el número de personas que estaban en esta situación en marzo, al inicio de la pandemia, 20.587. Esto indica que algunas personas han decidido quedarse en Castilla y León después del verano, cuando se registró el pico de gente procedentes de otros lugares que solicitaban atención médica en alguna de las nueve provincias.

En el mes de agosto fueron 131.019, un récord histórico que habla de que las vacaciones este año, cuando las ha habido, han sido en el pueblo. Pasados los calores otoñales, 39.056 de estas tarjetas retornaron a sus hogares de origen, pero 71.400 permanecen en el territorio haciendo frente a la pandemia.

Madrid es la autonomía con un mayor número de pacientes 'prestados' a la Comunidad con con 43.421, el 47 por ciento, una cifra que multiplica por cinco los que había en marzo (8.651), según los datos de la Consejería de Sanidad recabados por Ical. La cifra en agosto fue mucho mayor, cuando llegó a sobrepasar los 60.000, pero desde entonces ahora 20.638 han iniciado el camino de vuelta.

También el 'éxodo' generado por la pandemia ha hecho mella en el País Vasco que ha multiplicado también por seis el número de pacientes atendidos en Castilla y León. 20.268 ciudadanos de aquella comunidad tienen tarjeta de desplazados en Sacyl cuando en marzo eran apenas 3.328 y eso que en los meses de septiembre y octubre 9.890 pasaron de vuelta el puerto de Pancorvo después de disfrutar del agosto de la meseta, cuando llegaron a ser más de 30.000 los desplazados.

Procedentes de Cataluña aún se contabilizan en Castilla y León 7.998 tarjetas sanitarias, una cifra muy por encima de las 1.206 desplazados de aquella comunidad que residían habitualmente en las nueve provincias. En el verano sobrepasaron los 12.000, pero han retornado 4.050.

Pese al menor impacto del coronavirus en Asturias, un total 4.927 ciudadanos del Principado tienen tarjeta de desplazados en la Comunidad, la mayoría en la provincia de León. En marzo eran únicamente 1.265 y en agosto casi llegan a los 7.000, pero 1.264 retornaron desde entonces.

La Comunidad gana en octubre tarjetas sanitarias con el total de comunidades y ciudades autónomas del resto de España en relación a marzo, último mes considerado en términos estadísticos anterior a la pandemia.

Sin embargo, Castilla y León muestra diferencias si se atiende a la variación respecto a agosto. Además de Madrid, País Vasco, Cataluña y Asturias, pierde tarjetas sanitarias en relación con el verano Aragón, con 1.014 menos que en agosto; Baleares, con 67 menos; Comunidad Valenciana, con 988; Canarias (siete menos); Cantabria (117 menos); Castilla-La Mancha (626); La Rioja (38 menos); Murcia (127); Navarra (314); y las ciudades autónomas de Ceuta (uno menos) y Melilla (diez menos). Por contra, gana pacientes procedentes de Andalucía (seis más que en agosto); Extremadura (547) y Galicia (70).

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad