ESTADÍSTICAS DE BODAS

León dejó de celebrar en el año de la pandemia más de 500 bodas, con las católicas siendo apenas una de cada diez

Los matrimonios de religión católica se hundieron en 2020 hasta sumar solo 82, frente a los 281 del 2019. La edad media de los leoneses que se casaron fue de 38 años, la mayor de todo el periodo democrático.

Banquete, boda, evento.
Foto de archivo de un banquete.
A. Vega | 18/06/2021 - 08:57h.

El 2020 no fue un año para muchas cosas por culpa del coronavirus. Tampoco para las bodas y matrimonios, suspendidos muchos de ellos por la imposibilidad de celebrarlo como antaño debido a las numerosas limitaciones impuestas en su celebración. Y los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) sobre matrimonios publicados este jueves lo han confirmado. Las bodas en la provincia se fueron a pique.

En el 2020 se celebraron en la provincia leonesa 754 bodas, 512 menos que las 1.251 que hubo en el año 2019. Una caída del 39,8% en un año. De ellas, según los datos provisionales del INE, 651 fueron civiles por apenas 82 por la religión católica. Además hubo otras 2 por otra religión y 19 que no consta el tipo de matrimonio.

Los curas de los obispados de León y Astorga tuvieron menos trabajo de bodas que nunca, ya que esos 82 apenas fueron el 11% del total de los matrimonios celebrados. Por comparar, un año antes, en 2019, los matrimonios religiosos católicos fueron 281, que suponían el 22% del total registrado. En el año de la pandemia la gente que optó por casarse lo hizo masivamente por lo civil, dejando las bodas religiosas en mínimos históricos desde que hay registros. La falta de trabajo de los sacerdotes con las bodas tuvo su punto negro con el incremento de los entierros provocados por la pandemia de la covid, que hizo de la provincia de León la tercera con mayor mortalidad de España.

Los meses con más bodas en León en 2020 fueron septiembre, con 126, seguido de julio (117) y junio (100). En los meses de confinamiento se registraron 2 bodas en marzo, 8 en abril y 58 en mayo.

Las estadísticas oficiales cuentan además que la edad media de las parejas que se casaron por primera vez, que fue de 38 años, la más alta de la serie histórica de la democracia. En el año 2000 esa edad media de boda era de 30,81 años y en 1976 de 26,37. Este dato va en consonancia con el envejecimiento agudizado en los últimos años de la población de la provincia. La edad media de matrimonio para hombres en 2020 fue de 39,44 años frente a los 36,65 de las mujeres.

Para el 2022 habrá que ver si en la recuperación de la pandemia por la vacunación y la relajación de las restricciones del 2021 provoca un repunte de matrimonios y si las celebraciones provocan un repunte de las bodas religiosas. Anillos mediante.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad