La Fragua Literaria Leonesa

Julia Conejo: "La realidad más insignificante se puede convertir en material poético"

La poeta y profesora Julia Conejo, autora de 'Muñecas recortables', tiene varios proyectos: acaba de escribir un nuevo libro de poemas, y le gustaría acercarse a la narrativa.

imagen
Julia Conejo. Imagen: Manuel Cuenya
Manuel Cuenya | 04/02/2014 - 11:51h.

La poeta y profesora leonesa Julia Conejo, cuya vocación por la escritura creativa proviene de una musa familiar, recuerda que sus padres les transmitieron desde niñas, a ella y a su hermana Ana Isabel, que es una reconocida poeta y narradora, el amor por la literatura y la inquietud por la creación poética. "Aunque nunca publicara nada, mi padre era un magnífico escritor y yo conservo como un tesoro algunos poemas que compuso para nosotras. Así que supongo que sí hay una cierta vena familiar que nos ha llevado tanto a mi hermana como a mí a dedicarnos a esto".

"Volver la mirada a aquellos años de la niñez era la única posibilidad de supervivencia, lo único que tenía sentido en medio del caos"

Salvo un lapso de cuatro años que vivió en Andalucía, el resto de su vida ha transcurrido en León, cuyos paisajes, "los humanos, especialmente", son una constante y han dejado huella en su poesía, que está llena de imágenes y retratos sacados de su tierra, según ella, que escribe sobre lo que vive y sobre sus recuerdos. Asimismo, resulta frecuente que en sus poemas aparezcan escenas, momentos y vivencias extraídos de sus viajes, porque "viajar es para mí uno de los principales placeres de los que se puede disfrutar en la vida". No obstante, la autora de 'Muñecas recortables', poemario galardonado con el prestigioso premio internacional de poesía Joaquín Benito de Lucas en 2010 y editado en la Colección Melibea que coordina el Ayuntamiento de Talavera de la Reina, no cree que sea imprescindible viajar para escribir, porque lo importante no es lo que hay fuera, sino la mirada. En este sentido, a Julia le interesa la poesía que se fija en lo cotidiano, en lo insignificante, que es capaz de convertir en universo poético lo que en apariencia no tiene ningún interés. "Por eso no creo que sea necesario recorrer el mundo entero para escribir –aclara–, sino tener la capacidad de llevar el mundo dentro y contárselo a los demás".

"No creo que sea necesario recorrer el mundo entero para escribir sino tener la capacidad de llevar el mundo dentro y contárselo a los demás".

La sinceridad y la transparencia en su poesía

Su poesía, cuyo punto de partida y de llegada es siempre la sinceridad y la transparencia, toma la realidad, y aun de la realidad más cotidiana, como sustento, porque es su mirada quien transforma "la realidad más insignificante, incluso sórdida, en material poético".  Eso es lo que le fascina de la poesía –reconoce–. Y eso es lo que intenta hacer cada día cuando escribe, porque a la creadora de '¿Para qué sirve el frío?' (Origami, 2013) le interesa más lo cotidiano que los grandes momentos. "Aunque a veces es difícil mantener el equilibrio sin caer en el excesivo prosaísmo –matiza–, en la pura anécdota sin emoción ni inquietud poética... Así es como yo entiendo la poesía".

Su universo poético está impregnado de melancolía y tristeza porque es su manera de ver la vida. Y su poesía es vida. A veces le gustaría ofrecer una visión más esperanzada de la realidad –confiesa–, pero sería una visión forzada, que no reflejaría con fidelidad su forma de entender el mundo.

En todos sus poemarios se percibe, además, una evocación de la infancia, como ocurre por ejemplo en 'Muñecas recortables' (cuyo título ya lo anticipa), se construye a partir del recuerdo, tal vez porque lo escribió en un momento muy duro de su vida. "Y volver la mirada a aquellos años de la niñez era la única posibilidad de supervivencia, lo único que tenía sentido en medio del caos", explica, que siente devoción por su primer poemario, porque a través de este libro pudo constatar que sus poemas podían llegar a interesar a alguien más que a sí misma. En todo caso, cree que su poemario preferido es, quizá, el que no ha escrito todavía, porque escribir para ella es una necesidad y lo seguirá haciendo con independencia de las publicaciones y de los premios que ha recibido, entre ellos, el Alfóns el Magnánim por su poemario 'Peces transparentes', editado por Hiperión. De todos modos, Julia, que se define como una persona insegura, siente el reconocimiento como poeta a través de los dos premios que ha recibido como algo maravilloso, que ha vivido con muchísima emoción y alegría, aunque "con una cierta dosis de incredulidad por lo que me estaba ocurriendo que tardó en desaparecer". Los galardones hacen "que se renueven tus energías y tus deseos de continuar".

"Aunque nunca publicara nada, mi padre era un magnífico escritor y yo conservo como un tesoro algunos poemas que compuso para nosotras".

Poeta en esencia, Julia imparte clases de Lengua y Literatura en un instituto, y está convencida de que existe una distancia enorme, "casi insalvable entre lo que enseñamos en los institutos y la propia creación" porque los alumnos perciben la poesía como algo arcaico, muerto, totalmente alejado de sus intereses y de su mundo, según Julia, a quien le gustaría acercarles la poesía que se escribe ahora en vez de hablarles de los autores clásicos que aparecen en sus libros de texto. "Quizá si lo hiciéramos al revés, si tratáramos primero de acercarles a la poesía actual, no les resultaría tan ajeno el universo de la poesía y acabarían por ellos mismos interesándose por todo tipo de poetas".

Ahora mismo, Julia tiene varios proyectos aunque poco tiempo para llevarlos a cabo. Acaba de escribir un nuevo libro de poemas al que le falta todavía un título definitivo. Y le gustaría acercarse a la narrativa, al relato. "Aunque ese es un proyecto a largo plazo que no sé cuándo podré llevar a cabo", concluye.

Entrevista breve a Julia Conejo

"La sociedad vive medio anestesiada"

¿Qué libro no dejarías de leer o leerías por segunda vez?

'Pedro Páramo', por ejemplo. O alguna de las grandes novelas del realismo mágico hispanoamericano.

Un personaje imprescindible en la literatura (o en la vida)

No sabría quedarme con uno solo.

Un autor o autora insoportable (o un libro insoportable)

Prefiero no contestar.

Un rasgo que defina tu personalidad

La timidez

¿Qué cualidad prefieres en una persona?

La sensibilidad

¿Qué opinión te merece la política actual? ¿Y la sociedad?

La política actual está en manos de un puñado de incompetentes ambiciosos, sean del color  que sean. Y la sociedad vive aún medio anestesiada, sin terminar de reaccionar ante lo que está pasando.

¿Qué es lo que más te divierte en esta vida?

En este momento, mis hijos.

¿Por qué escribes?

Por necesidad.

¿Crees que las redes sociales, facebook o twitter, sirven para ejercitar tu estilo literario?

No creo que las redes sociales me hayan servido de forma decisiva, aunque reconozco su utilidad.

¿Cuáles son tus fuentes literarias a la hora de escribir?

Demasiadas. Todo lo que leo me influye al escribir de una manera o de otra.

¿Escribes o sigues algún blog con entusiasmo porque te parezca una herramienta literaria?

Llevo un blog de poesía para dar a conocer mis autores y poemas favoritos y visito de forma regular los blogs de algunos compañeros poetas que realizan una labor parecida.

Una frase que resuma tu modo de entender el mundo

Vivir, a pesar de todo.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
LO + VISTO
publicidad