Patrimonio

El Museo de San Isidoro ya expone el cáliz de Doña Urraca en una sala "noble y protegida"

Una investigación recogida en el libro 'Los reyes del Grial' concluye que esta pieza es la primera venerada por los cristianos como la Copa de Cristo y viajó desde Egipto hasta León hace mil años.

imagen
S.Gallo / ICAL / ileon.com | 14/04/2014 - 16:17h.

Los visitantes al Museo de San Isidoro de León podrán visitar desde este mismo lunes una sala habilitada para albergar el cáliz de Doña Urraca, después de que una investigación plasmada en el libro 'Los reyes del Grial' haya concluido que ese cáliz es el primero venerado por los cristianos como la copa de Cristo. Desde la Dirección de la Real Basílica de San Isidoro se ha elegido esa sala, aislada del resto, por ser un espacio "noble" y "suficientemente protegido".

El abad de la Real Basílica de San Isidoro, Francisco Rodríguez Llamazares, explicó que el espacio, que hasta ahora no tenía un uso concreto, dispone de "las mejores medidas de protección del mercado" en un espacio "digno" de lo que significa esta pieza "singular". Rodríguez Llamazares confirmó que la sala expuesta en la parte alta del museo es la original, aunque aclaró que se dispone de una réplica en depósito que es la que se utiliza frecuentemente en las solemnidades y en las fiestas más importantes de la colegiata.

Esta sala estuvo habilitada para albergar una parte de la exposición de 'Las Maravillas de la España medieval', en el año 2001, y en la actualidad, al no disponer de un destino concreto a la espera del proyecto del nuevo Museo de San Isidoro, se consideró que sería el lugar "más adecuado", al tiempo que "el más espectacular" para que el visitante pueda contemplar el cáliz de Doña Urraca.

El cáliz se incluirá dentro de la visita al Museo de San Isidoro, además de que se mantendrá el precio de cinco euros que cuesta la entrada. Desde el anuncio de la posibilidad de que el cáliz de Doña Urraca es la Copa de Cristo, el número de visitantes se ha incrementado en el Museo de León, aunque el abad de la Real Colegiata ha entendido que es "prematuro" ofrecer cifras concretas, ya que habrá que esperar a disponer de "cifras fiables" obtenidas a partir de comparativas de otros años. Sin embargo, Rodríguez Llamazares confirmó el aumento de los visitantes dado que la noticia suscitó "mucho interés y ganas de conocer una pieza que hasta ahora era una pieza de museo, y que ahora está la posibilidad de que tenga algo añadido", señaló.

El cáliz de Doña Urraca es considerado una auténtica obra maestra de la orfebrería del medievo español, fruto del mecenazgo real a favor de la Iglesia recién dedicada al santo obispo hispalense San Isidoro. Urraca, señora de Zamora en torno al año 1063, donó a esta iglesia palatina un cáliz compuesto de dos piezas de ágata engarzadas y enriquecidas con una riquísima decoración de oro, filigrana y piedras preciosas.

Nota de la Redacción: pese a que el artículo inicial habla del Santo Grial, éste no es más que una leyenda mística que se creó cuando los cruzados no encontraron la copa de Cristo cuando conquistaron Jerusalem en 1099; cuando ya llevaba 45 años en León. Por tanto es imposible que los cristianos del primer milenio lo veneraran como el Santo Grial cuando ni siquiera existía ese concepto que, por otra parte, no es real sino mítico.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad