Colegiata de San Isidoro

El abad de San Isidoro de León afirma que el proyecto de reforma del museo no está paralizado

Rodríguez Llamazares pide "paciencia" para desarrollar un proyecto que podría llevarse a cabo "en un porcentaje más reducido" de lo previsto inicialmente.

S. Gallo/Ical | 14/04/2014 - 16:21h.

El abad de la Real Colegiata de San Isidoro de León, Francisco Rodríguez Llamazares, confirmó hoy que el proyecto de reforma del museo de San Isidoro no está paralizado, a pesar de los retrasos que acumula. Rodríguez Llamazares aseguró que el proyecto está haciendo "su recorrido" porque requiere de "tiempo y de pensar mucho las cosas", aseguró.

El Cabildo de la Real Colegiata de San Isidoro y la Fundación Caja Madrid, actual Bankia, suscribieron en marzo de 2010 un convenio para acometer el Proyecto Cultural de la Real Colegiata de San Isidoro, con un presupuesto de 2,5 millones de euros, de los que el Cabildo aportará 500.000 euros para la modernización y ampliación del Museo de San Isidoro.

Ya en su día se apuntó a la elaboración de los estudios previos como primer paso para conocer la manera de afrontar los problemas de la Real Colegiata, en especial de accesibilidad, pero también para diagnosticar las características del turismo cultural de la ciudad, la funcionalidad del monumento y su visita pública, la evolución constructiva e histórica o la elaboración y coordinación de contenidos con otros estudios.

Rodríguez Llamazares recordó hoy que el de San Isidoro "no es un museo moderno", sino que cuenta con una serie de condicionantes como los espacios y la estructura del edificio, de ahí que las obras resulten "complicadas" y sea necesario combinar las dificultades arquitectónicas con los medios legales actuales de accesibilidad y comunicación.

El abad de la Real Colegiata de San Isidoro apostó por tener "paciencia" en un proyecto que se llevará a cabo, aunque reconoció que podría ser "en un porcentaje muy reducido" por varias razones, una de ellas la financiación. El proyecto requiere un estudio "pormenorizado y minucioso", teniendo en cuenta que se trata de un edificio con miles de año. "Precipitarnos en un proyecto por la rapidez a la que estamos acostumbrados, no es una medida demasiado prudente", insistió el abad.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad