Asociación de Gestores Culturales de Castilla y León

Los gestores culturales buscan romper el aislamiento de las distintas disciplinas y trabajar en red

La Asociación Profesional de Gestores Culturales de Castilla y León (GesCulCyL) presentó este jueves en la capital leonesa el segundo 'Pacto por la Cultura'.

imagen
Carlos S. Campillo / ICAL Presentación del II Pacto por la Cultura y de la Asociación Profesional de Gestores Culturales de Castilla y León GesCulCyL
Elena F. Gordón/Ical | 09/04/2015 - 18:50h.

La entidad Asociación Profesional de Gestores Culturales de Castilla y León (GesCulCyL) se presentó este jueves en la capital leonesa ante profesionales de distintos ámbitos para dar a conocer su propuesta de trabajo conjunto en defensa de los intereses del colectivo y del sector cultural.

La presidenta de la agrupación, Raquel Rodríguez, comentó que la Comunidad "va un poco lenta" en cuanto al asociacionismo, "quizá porque hay un abanico muy grande. En cuando a algo que aglutine a la gestión cultural y que defienda lo que somos, daríamos un suspenso y vamos a ir aprobándo". Para lograrlo, según Raúl Fernández, secretario de GesCulCyl, hay que "romper el atomismo y la fragmentación que hay en Castilla y León, donde por ejemplo el mundo de la danza está muy alejado del de la plástica y éste muy aislado de la literatura y éste del audiovisual".

Esa realidad es una de las críticas que plantea el Segundo Pacto por la Cultura que hoy presentaron en el recindo Espacio Vías y que invita a romper ese aislamiento y a trabajar en red. También reclaman que se reconozca su profesión en el ámbito fiscal en la Comunidad.

El Pacto 2015 es una invitación a que diferentes agentes que intervienen sobre la cultura pongan sobre la mesa para los próximos años una serie de ideas como la reivindicación de los derechos culturales y la necesidad, recordó Raúl Fernández, "de que la cultura se convierta en un elemento fundamental de las políticas ciudanas después de haber estado supeditada a otros ámbitos como el turismo, el urbanismo o el desarrollo económico".

La actual crisis, añaden, supone "una gran oportunidad para conseguir que, como en otros países europeos, la cultura sea un eje fundamental ciudadano y sea el centro de la organización ciudadana". Rodrígue recalcó que ese objetivo necesita "la implicación de todos, empezando por la base, desde la transparencia, la calidad y unas buenas prácticas".

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad