Quantcast

PATRIMONIO: REACCIONES

Todos contra la Junta por torpedear el tercer Patrimonio de la Humanidad para León

Alcaldes afectados, asociaciones del Camino de Santiago y partidos políticos coinciden en lamentar la "dejadez" del Gobierno de Castilla y León que impidió que la Unesco reconociera los Caminos del Norte leoneses que transcurren por las montañas central y oriental.

imagen
ileon.com | 10/07/2015 - 12:41h.

"Una tragedia". Así se resume la airada reacción de asociaciones de promoción del Camino de Santiago, de partidos políticos y de alcaldes y pedáneo tras digerir a duras penas el tremendo jarro de agua fría que supuso que los llamados Caminos del Norte a su paso por la provincia de León fueran excluidos el pasado domingo del reconocimiento de Patrimonio de la Humanidad que sí tuvieron las comunidades de Galicia, Asturias, Cantabria, el País Vasco y La Rioja.

Un jarro de agua fría histórico que, como publicó iLeon, suponen la pérdida de la máxima figura patrimonial a nivel mundial para 178 kilómetros de ruta jacobea en León, tanto de la Ruta de San Salvador por la Montaña central de León a Oviedo como de la Vadiniense desde la costa cántabra a Mansilla de las Mulas. Y todo porque la Junta jamás inició un expediente de declaración de Bien de Interés Cultural (BIC), a pesar de ser reclamado en numerosas ocasiones por instituciones y partidos políticos.

50 pueblos pierden para siempre una oportunidad histórica

La situación deja fuera de una herramienta de promoción cultural y turística de primer orden a 13 ayuntamientos y, en concreto, a las localidades leonesas de Carbajal de la Legua, Villalbura, San Pelayo, Cabanillas, Cascantes, La Robla, Puente de Alba, Peredilla, Nocedo de Gordón, Pola, Beberino, Buiza, Poladura de la Tercia, Arbás del Puerto y Pajares, en la Montaña Central leonesa; y Portilla de la Reina, Barniedo de la Reina, Los Espejos de la Reina, Villafrea de la Reina, Boca de Huérgano, Riaño, Crémenes, Carande,Horcadas, Las Salas, Crémenes, Villayandre, Verdiago, Aleje, Santa Olaja de la Varga, Sorriba del Esla, Cistierna, Modino, Pesquera, Santibáñez de Rueda, Carbajal de Rueda, Villacidayo de Rueda, Villanofar, Gradefes, Nava de los Caballeros, Cifuentes de Rueda, Casasola de Rueda, Rueda del Almirante, San Miguel de Escalada,Vega de los Árboles, Valle de Mansilla, Villacontilde, Villiguer, Villafalé y Mansilla de las Mulas. En total, 50 localidades que ven pasar delante de sus narices una oportunidad que difícilmente será recuperable.

Laureano García, presidente de la Agrupación de Asociaciones del Camino del Norte, que lleva años luchando por el reconocimiento íntegro de los Camino del Norte, sigue sin salir de su asombro por el 'torpedeo' sistemático de Castilla y León a "un patrimonio de valor mundial como éste". Porque a su juicio, que León quede fuera del Patrimonio de la Humanidad cuando Asturias sí lo ha conseguido "rompe el enlace entre las dos grandes rutas, la del norte y el Camino Francés, sin una causa lógica".Y más cuando recuerda que "la Diputación, el Ayuntamiento de León y otros de la zona han trabajado mucho y bien en los últimos años" por su promoción.

Pero el asturiano García, que lamenta también en lo personal la ausencia leonesa ("soy un 25% leonés, mi abuelo era de Valporquero, y me duele también como les duele a los leoneses") pone el acento más allá en su crítica a la Junta: porque no sólo ha vetado el Patrimonio de la Humanidad para León sino que tampoco invierte "en absoluto" para mejorar las infraestructuras para peregrinos entre León, Asturias y Cantabria. "Y eso que en sus propias publicaciones jacobeas, la primera ruta que aparece es la de San Salvador", recuerda sin encontrar lógica alguna a esta situación.

"Intereses económicos muy fuertes del Camino Francés"

Desde Cistierna, su alcalde, Nicanor Sen, va por el mismo lado: la Junta ni come ni deja comer. "Nos castiga, la pérdida del Patrimonio de la Humanidad es sólo la punta del iceberg". Porque recuerda que uno tras otros, durante 7 años el Ayuntamiento ha solicitado subvenciones para el arreglo del albergue municipal y ha recibido 7 noes como 7 soles. "Debe haber intereses económicos muy fuertes del Camino de Santiago francés, porque de otro modo no se entiende", explica el edil. Y claro, el resultado es que "por nuestra histórica ruta, la Vadiniense o lebaniega, que es espectacular, pasa un número irrisorio de peregrinos", algo que asume que difícilmente mejorará con las actitudes demostradas desde Valladolid.

La alternativa al carbón que se fue por el desagüe

En La Pola de Gordón, el nuevo alcalde de Izquierda Unida, Juan Carlos Lorenzana, ya trabaja para tratar de dar la vuelta a la "injusta" situación, mano a mano "con los ayuntamientos de Villamanín y La Robla, y también hemos hablado ya con Mieres y otros del otro lado del Pajares". Están cerrando una reunión conjunta para hacer frente común, aún a pesar de ser conscientes de que dar la vuelta a la reciente decisión de la Unesco es poco menos que imposible. Pero no se quieren callar. "La actitud de la Junta ha sido fatal, hablamos de una zona muy golpeada por la reconversión minera que tenemos un recurso de primer orden como el Camino de San Salvador, y es muy importante que le podamos sacar partido al menos a esto", razona.

El 'no' rotundo de la Junta a la iniciativa del PSOE en 2010

Con idéntica filosofía, el procurador autonómico del PSOE José Ignacio Martín Benito recuerda que el 17 de febrero de 2010 su grupo defendió ante el Gobierno del PP en las Cortes una propuesta que exigía la apertura del expediente BIC para todos los caminos alternativos a Santiago de la Comunidad, con mención expresa al Camino de San Salvador de León a Oviedo. "Lo que hoy es reflejo de un pasado histórico debe serlo también de las oportunidades de futuro", defendió entonces en el debate, "Y no se está haciendo en el reconocimiento, en la protección, en la conservación y tampoco en la promoción".

El PP rechazó de plano la apertura de ese BIC que hubiera podido ser suficiente para que la Unesco incluyera los ramales históricos de la provincia leonesa en el reciente Patrimonio de la Humanidad. En su nombre, Luis Rodrigo González Núñez rehuyó la petición precisa, defendió que ya eran muchos los BICs abiertos en los últimos años, justificó la inversión en el Año Jacobeo que se celebraba en 2010 y zanjó el debate afirmando ante las críticas socialistas que "tanto los propios electores, día a día, como diversos organismos y entidades avalan la política de la Junta de Castilla y León".

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad