Quantcast

PATRIMONIO

Tres años de obras para la Colegiata de San Isidoro con una inversión de 4,8 millones

La Real Colegiata de San Isidoro será objeto durante los tres próximos años de una "compleja" intervención de ampliación y reforma con una inversión de 4,8 millones. En este tiempo se acometerá la restauración de la Cámara de Doña Sancha y el claustro, y el proyecto de musealización, sin interferir en la actividad diaria del monumento.

imagen
Pinturas románicas en San Isidoro. Foto: Peio García/Ical.
S. Gallo/Ical | 20/05/2016 - 14:38h.

El proyecto de ampliación y reforma de la Real Colegiata de San Isidoro de León ya está en marcha y durante los tres próximos años, esta joya románica será objeto de una intervención "compleja" que contará con una inversión por parte de la Junta, la Fundación Montemadrid y el Cabildo, que asciende a 4,8 millones de euros. Este proyecto de ampliación y reforma, que se llevará a cabo sin interferir en la actividad diaria de la Colegiata y sin cerrar al público, supondrá una intervención de restauración en la Cámara de Doña Sancha y el claustro y el proyecto básico de museografía.

La primera de las actuaciones que se va a llevar a cabo es la restauración de las pinturas de la Cámara de doña Sancha, considerado como uno de los espacios de mayor interés arquitectónico y simbólico de la Real Colegiata, con la reintegración de la pintura mural del siglo XVI, y el traslado de la portada. A mediados del siglo pasado ya se acometió una remodelación en esta zona, en la que se realizó el arranque de la mayor parte de las pinturas murales que ahora se quieren reintegrar después de haberse conservado todos estos años en la Capilla de La Magdalena de San Isidoro. En esta actuación, que está previsto que pueda iniciarse a finales de este año o principios del próximo, se invertirán más de 400.000 euros.

La reconfiguración original de la Cámara de doña Sancha conlleva otra operación de traslado y recuperación de la monumental portada renacentista que comunicaba con la biblioteca con la que contaba esta Cámara, y que actualmente se encuentra reubicada en una zona adyacente y solo con función ornamental. Además, para algunas de las capas históricas de pintura que aún permanecen en la Cámara, se plantea un tratamiento especial, que va a permitir simultanear la conservación y contemplación de distintas fases pictóricas.

Asimismo, en fases sucesivas, el proyecto prevé la restauración del claustro, donde se acometerá la consolidación y protección de algunos elementos arquitectónicos del primer cuerpo, cornisas, balcones y otros, con un presupuesto aproximado 516.000 euros. También se restaurarán y consolidarán las pinturas murales del Panteón Real que lo requieren y se llevará a cabo un tratamiento y protección de las zonas inferiores y sepulturas, con una inversión aproximada de 160.000 euros.

La consejera de Cultura y Turismo, Josefa García Cirac, elogió el "ambicioso proyecto" que se va a llevar a cabo para el cuidado y difusión de este bien cultural gracias al protocolo que las partes ya suscribieron en el año 2009 y que pretende mantener en la Real Colegiata de San Isidoro el "foco cultural, artístico y turístico" tras una intervención en los próximos tres años que permitirá disfrutar de esta rehabilitación "en 2018 o 2019", dijo.

En cuanto al proyecto básico de museografía presentado por la Fundación Montemadrid, permitirá ampliar el espacio expositivo desde los 1.200 metros cuadrados a los 3.200, para configurarlo en un museo de arte sacro y de historia de la Colegiata y las mentalidades que la han conformado a lo largo de los siglos. De esta manera, podrán visitarse nuevos espacios, como la escalera renacentista, el adarve de la muralla o las galerías altas del claustro procesional, además de piezas de incalculable valor que no están expuestas en la actualidad, como es el caso del Pendón de San Isidoro o el ajuar funerario de la infanta doña María.

El director de la Fundación Montemadrid, José Guirao, reconoció que esta intervención es "una de las operaciones patrimoniales más complejas de España", una complejidad que, entre otros aspectos, radica en que no está previsto que durante las actuaciones se cierre los espacios a la visita del público y los turistas, además de por la situación económica actual. Además, puso de relieve la importancia de la investigación en un proyecto de estas características "no solo desde un punto de vista documental, sino también arqueológico" para adoptar decisiones relacionadas con la complejidad de uso de la Real Colegiata -museo, lugar de culto, hotel...-, puntualizó.

El proyecto es "un puzle" en el que las obras "tienen que encajar con la investigación y el uso", señaló Guirao, quien consideró "un reto" afrontar esta reforma en "uno de los lugares más emblemáticos de la historia de España" y donde hay que ser especialmente "rigurosos" aunque al tiempo reconoció que existe cierto miedo "de no hacer bien las cosas".

Para dar solución a algunos de los problemas más complejos en un espacio protegido como este, se ha contado con algunos de los más importantes expertos en el mundo de la museografía, como el Premio Nacional de Restauración y autor, entre otros, del Museo de la Alhambra o el Museo Arqueológico Nacional, Juan Pablo Rodríguez Frade; en el mundo de la investigación y el conocimiento como el catedrático de Historia del Arte Antiguo y Medieval de la Universidad Autónoma de Madrid, Isidro Bango; y en el de la gestión del Patrimonio, como la Fundación Montemadrid, promotora de numerosos proyectos de conservación monumental como la catedral de Sevilla o el Monasterio de Yuste.

Criterios museográficos

Los criterios museográficos generales que se han aplicado en este plan de musealización se basan en la racionalidad en el diseño del museo atendiendo a su naturaleza y a las posibilidades económicas de la Colegiata; en el máximo respeto a las fábricas históricas del edificio, cumpliendo la normativa de accesibilidad, evacuación y seguridad; especial atención a las medidas de conservación preventiva de las piezas y la arquitectura y, por último, la elección de un lenguaje museográfico totalmente austero.

Elogios a los trabajos

El alcalde de León, Antonio Silván, consideró que hoy es "un magnífico día" porque gracias al apoyo de las instituciones implicadas, la ciudad de León contará con un nuevo museo "moderno y accesible" acorde a la ciudad en la que se encuentra, con una actuación "moderna e integral". Por ello, insistió en que el Ayuntamiento de la capital leonesa ofrecerá "todas las facilidades" para que este nuevo museo sea una realidad "cuanto antes" y gracias a un trabajo "continuo y permanente".

Por su parte, el obispo de León, Julián López, confió en que estas obras contribuyan a que la ciudad esté "cada día más enriquecida" y pueda mostrar a los visitantes "su historia, presente y perspectivas de futuro", con una Real Colegiata de San Isidoro que es "una fuente de información para la investigación y un espacio para el recreo y disfrute de todas las personas que nos visiten", concluyó.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad