Quantcast

ARTE

Pablo Je Je, el generador de imágenes leonés

Pablo García García es un artista visual, ilustrador, diseñador y fotógrafo que logró una gran repercusión con su obra "Crack", cien fotografías de negocios cerrados en León. Hablamos con él para que nos ponga al día de sus proyectos y su adicción por algunas divertidas técnicas artísticas.

imagen
Nuria V. Martín | 26/08/2017 - 18:08h.

Pablo Jeje, un hombre con un nombre con cuatro 'Ges' que se quiso diferenciar con 'J', ya que suena igual,  se define a sí mismo como "un funambulista, que siempre está en la cuerda floja y no sé sabe adónde va, que nació con un lápiz en la mano". Aunque reconoce que la profesionalización de su arte le llegó tarde, porque al principio quiso ser veterinario pero empezó una ingeniería para terminar estudiando Bellas Artes. "Yo soy una persona muy práctica, de números, y aunque me costó estudiar Historia del Arte tengo claro que crear sea en el formato que sea es mi terapia, y por suerte también mi profesión, así que no pienso en la jubilación" dice orgulloso.

El 'Crack' de León

Pablo nos habla de su obra más popular y mediática, 'Crack'. Como bien definía en su día el Diario de León, "un retrato leonés de comercios cerrados y clausurados, tiendas en alquiler o sumidas en el más puro abandono, rincones antaño generadores de vida y riqueza, hoy oscuros y silenciosos, un paisaje poblado de carteles de 'se vende'". Un día en 2012 decidió hacer fotografías a todos los negocios cerrados más significativos, céntricos o históricos de la ciudad y en tres meses ya tenía más de cien. "En total haría como unas cuatrocientas fotografías, pero seleccionando las mejores me quedé con una colección de cien ejemplares, que es un número que me gusta mucho", contextualiza.

"Yo siempre digo de mis trabajos que no se fíe porque los retoco mucho y engaño bastante, ya que busco cambiar la realidad, pero justo en el proyecto de 'Crack' quise dar al arte un tono documental para hacer una protesta real", explica. Y añade: "considero que la técnica de la fotografía, que la gente la toma como verdad absoluta, es directa y objetiva para hacer ver el problema que tiene la gente a su alrededor y no se dan cuenta, tanto a nivel local como he hecho yo pero se extrapola como concepto global".

Es un tema que sigue al orden del día, de hecho la gente aún le sugiere locales. "Daría para hacer un callejero, pero tampoco quiero ser una inmobiliaria", bromea, "creo que mi mensaje está claro, incluso retratando negocios que hace veinte años que no se alquilan se ve que hay un problema en los cimientos del comercio leonés". Aunque Pablo nunca llegó a hablar con ninguno de los antiguos propietarios de los negocios, sus imágenes cuentan muchas historias que tuvieron que echar la trapa.

'La oveja bala' y su viaje transoceánico

Pero Pablo no es sólo conocido por su fotografía. Su faceta de ilustrador, con la que se gana la vida, le llevó a sacar al mercado un libro pensado para su sobrino, 'La oveja Bala'. Un trabajo apoyado por el cuentacuentos Manuel Ferreiro. "Es muy difícil vivir del arte, sólo un uno por ciento lo consigue, pero igual de imposible es vivir del mundo editorial" expone. "Al principio yo saqué en versión online el libro, que aunque lo hice pensando en mi sobrino no lo veía como literatura infantil porque soy muy sarcástico, y lo hubiera mantenido así si la editorial Sallybooks no se hubiera fijado en él y lo hubiera publicado". A pesar de que lo venda como un trabajo modesto 'La oveja bala' ha saltado el charco y han llegado a hablar de él en México.

El vicio del 'corta-pega'

Pablo Je Je es autor de otras originales series fotográficas como Club, Bloody Mary o Bestiario; hace grandes ilustraciones como se puede apreciar en sus redes sociales; pero en lo que lleva centrado un tiempo es en el estilo collage. "Es una vicio, pensé en hacer una colección de otras cien imágenes pero tengo muchísimas más, si tuviera que hacer una exposición me costaría decidirme", confiesa.

Su proceso de creación en este estilo quiere que sea limpio y sencillo, transmitir ideas accesibles al público. "Un fotógrafo dijo una vez que Internet está lleno de basura tecnológica que se puede aprovechar, así que cogí sus palabras de manera literal para dar a las imágenes otra vida, un nuevo sentido en otro contexto. El artista comparte con nosotros su método de trabajo: "me gustan mucho los juegos de palabras y a veces pienso en alguna y busco las imágenes en Internet y a veces me topo con alguna imagen que da mucho juego para que la transforme".

Un ejemplo de su trabajo con esta técnica fue una colección que expuso en el Musac, 'Desideratum', de hombres retratados como santos. Pero, aunque parecieran fotos reales, había mucho trabajo de collage detrás, o más bien encima de las caras. Lo que nos recuerda que su trabajo es muy "mentiroso", como él lo ha definido, y juega con el valor de veracidad que le da la gente a la fotografía para crear su propia realidad.

Ya sea con un lápiz, un ratón o una cámara entre sus manos, este generador de imágenes es patrimonio humano leonés. Esperamos que pronto se decida a hacer alguna exposición de sus creaciones, hasta el momento en sus web y redes sociales podéis deleitaros, y hasta echaros unas risas, con su ingenio.

Web: www.pabloga.com

Facebook: https://www.facebook.com/pablo.je.7

publicidad
Deja tu comentario
publicidad
publicidad