Quantcast

LA FRAGUA LITERARIA LEONESA

Joana Arteaga: "Con apenas ocho años ya escribí mi primera obra de teatro, y desde ahí, no he parado nunca"

La periodista y narradora Joana Arteaga, autora de la reciente novela 'La chica que soñaba con respirar bajo el agua', se halla en estos momentos inmersa en la promoción de su nueva obra. Y además tiene entre manos otros dos proyectos: una novela juvenil, donde pretende hacer un alegato contra el abuso escolar. Y comedia ligera.

imagen
Manuel Cuenya | 13/03/2018 - 13:31h.

Periodista y narradora, Joana Arteaga es una autora prolífica, entrenada en el manejo de las letras, convencida de que el periodismo es otra clase de literatura, "quizá más fría, más descarnada, más literal... pero literatura, al fin y al cabo", matiza. Y añade: "La ficción es la que puedes basar en datos que no son reales, que puedes utilizar a tu gusto para modular historias. Pero la realidad, contarla, transmitirla, eso es también literatura, en cierto modo".

Algún crítico y/o periodista, con no demasiado buen tino, en su opinión, la ha calificado como la nueva Corín Tellado, algo con lo que ella no se siente identificada porque ni escribe novela romántica ni su obra es tan abundante como la de la gran autora asturiana. "Para nada me puedo comparar con Corín Tellado. Mis novelas hablan de mucho más que del amor y, desde luego, con escribir un par de ellas al año, me doy por satisfecha, muy lejos de la novela semanal que esta mujer se sacaba con nada de esfuerzo... ¡Quién pudiera!", aclara esta creadora nacida en Bilbao, pero que se ha criado en la localidad de Valderas, donde fuera al colegio por primera vez, donde aprendiera a leer y a escribir, donde hiciera en definitiva sus primeros amigos y atesorara sus primeros recuerdos, algo que marca para siempre. "Me siento leonesa... Viví en Valderas desde muy pequeña y hasta que regresé al País Vasco, ya para cursar mis estudios universitarios. Así que soy cincuenta por ciento leonesa, aunque no haya nacido en esta preciosa tierra", agrega esta autora independiente, que acaba de publicar o autopublicar nueva obra a través del gigante estadounidense Amazon.

A este respecto, está convencida de que, en los tiempos actuales, lo mejor es la tan controvertida autopublicación. Es la suya una lección personal, no una imposición porque no encuentre editoriales que le ofrezcan publicar sus libros. "Primero lo hice así por probar y ahora no puedo estar más a gusto. Pese a haber recibido algunas ofertas editoriales, aún me resisto a dejar el control de mi obra a otros. No digo que no acabe por hacerlo, porque si algo te da la publicación editorial tradicional es, justamente, visibilidad en cualquier lugar y no sólo en redes y poco más. Pero, de momento, en mi rincón particular, donde cada día mis pequeñas historias llegan a más y más gente, estoy muy cómoda", afirma esta periodista, correctora de textos y autora de la reciente novela 'La chica que soñaba con respirar bajo el agua', su obra más intensa hasta la fecha, según ella, que  ha publicado asimismo obras como 'Clávame las uñas en el corazón', una novela ambientada en España, en un lugar indeterminado en el sur del país, donde confluyen las vidas de cuatro mujeres que han hecho del dolor su bandera, una obra tremendamente intimista –en palabras de su inventora–, "con un planteamiento y una estructura muy original y que acaba por tocarte el corazón a base de nostalgias y pesares una novela... Es, sin duda, mi obra más íntima y personal".

"Pese a haber recibido algunas ofertas editoriales, aún me resisto a dejar el control de mi obra a otros. No digo que no acabe por hacerlo, porque si algo te da la publicación editorial tradicional es, justamente, visibilidad"

Posteriormente, en un registro diferente, reconoce haberse sumergido en obras algo más frívolas como es la serie 'Chicas de Bleecker Street', que está conformada por la trilogía 'El mundo, contigo', 'Juntos somos invencibles' y 'La princesa de Central Park', ambientadas todas en la ciudad de Nueva York. No obstante, en estas novelas Joana Arteaga imprimió su sello personal abordando algunos temas trascendentales como la propia realización o el apoyo de causas de enorme importancia social –señala ella–, como la donación de médula o el mensaje contra la trata de personas.

Y en sus últimas novelas publicadas, tanto en 'Besos bajo la lluvia' como su reciente 'La chica que soñaba con respirar bajo el agua', ha vuelto, poco a poco, a esas letras más intimistas de 'Clávame las uñas en el corazón', acercándose –a su juicio– a esa prosa limpia y cargada de sentimientos "que es la que más me gusta y con la que más cómoda me siento".

Lectora innata, novelista todoterreno

Gran lectora (algo por lo demás habitual en quienes se dedican al arte de moldear palabras), Joana dice que lee de todo porque se considera una lectora innata, que no le hace ascos a ningún género. Aparte de clásicos como Dickens, Jane Austen o las hermanas Brontë, o bien escritores latinoamericanos como García Márquez, Isabel Allende o Bryce Echenique, siente devoción por autores nacionales como Almudena Grandes, Carmen Amoraga, María Dueñas o Javier Marías. O nuevas voces con nombre de mujer, como Anna Gavalda o Margaret Mazzantini.

Y en cuanto a la literatura que se hace en León, o bien por autores y autoras de León, se siente orgullosa de compartir región con gente tan grande como Julio Llamazares, Luis Mateo Díez, José María Merino, Josefina Aldecoa, Jesús Torbado, Andrés Trapiello o su prima, la poeta Concha González Fernández (quien me hablara de Joana Arteaga. Y a quien le hemos dedicado fragua en esta sección.

"En León siempre ha habido muy buenos narradores, aunque quizá les falte un mayor reconocimiento a nivel nacional... Ojalá mi nombre, algún día, hondee ahí arriba, con el suyo...", apunta ella.

En su caso la lectura y la escritura van de la mano porque confiesa que escribe desde siempre. Cuenta que escribir fue como una evolución natural de leer (su actividad preferida desde que aprendiera a hacerlo, siendo muy pequeña). "Con apenas ocho años ya escribí mi primera obra de teatro, y desde ahí, no he parado nunca. Escribir me sirve para ser yo misma, conocerme y reconocerme. Para aliviar las penas, plasmar alegrías, sacar angustias, comprender incertidumbres y sanar pesares... Me sirve para seguir viviendo, comprendiendo todo lo demás".

"En León siempre ha habido muy buenos narradores, aunque quizá les falte un mayor reconocimiento a nivel nacional..."

En la actualidad, se halla inmersa en la promoción de su nueva novela. Y además tiene entre manos dos obras, una novela juvenil, donde pretende hacer un alegato contra el abuso escolar. Y aun una comedia ligera, "para destensar los enromes sentimientos volcados en 'La chica que soñaba con respirar bajo el agua', mi obra más intensa hasta la fecha".

Entrevista breve a Joana Arteaga

"Escribir es mi droga dura, mi adrenalina, mi ansiolítico, mi piedra angular"

¿Qué libro no dejarías de leer o leerías por segunda vez?

'El paciente inglés', de Michael Ondaatje.

Un personaje imprescindible en la literatura (o en la vida).

El fotógrafo Robert Capa.

Un autor o autora insoportable (o un libro insoportable).

No creo que haya libros insoportables, solo malos momentos para acercarse a ellos.

Un rasgo que defina tu personalidad.

¿Solo uno? Permite que me explaye en esto: soy creativa, caótica, impulsiva, contradictoria y servicial.

¿Qué cualidad prefieres en una persona?

La autenticidad.

¿Qué opinión te merece la política actual? ¿Y la sociedad?

La política actual es tan surrealista que solo puedo decir que tenemos lo que nos merecemos, por no quejarnos, por tragar, por dejar que nos hagan todo lo que nos hacen. Nos quejamos mucho a través del ordenador, pero poco en la calle, como hicieron nuestros padres y abuelos, que nos cosecharon todos esos derechos sociales y laborales que los señores actuales se están encargando de volver a enterrar, poco a poco.

¿Qué es lo que más te divierte en la vida?

Mi hija de tres años. Lo mejor del mundo.

¿Por qué escribes?

Por una necesidad primaria. Escribir es mi droga dura, mi adrenalina, mi ansiolítico, mi piedra angular. Lo es TODO.

¿Crees que las redes sociales, Facebook o Twitter, sirven para ejercitar tu estilo literario?

Podría ser, aunque las uso más como herramienta de comunicación y promoción. Para acercar mi obra a los demás, para dejarme conocer, para estar cerca de lectores y amigos.

¿Cuáles son tus fuentes literarias a la hora de escribir?

Todo lo que me puede inspirar, desde una canción, una frase suelta, un olor, un sonido... cualquier cosa puede ser fuente de inspiración.

¿Escribes o sigues algún blog con entusiasmo porque te parezca una herramienta literaria?

No, apenas tengo tiempo. Aunque sí es cierto que lo he tenido y que, por falta de horas en el día, lo he tenido que acabar por dejar. Con pena, eso sí.

Una frase que resuma tu modo de entender el mundo.

Me gusta mucho una frase de Aldous Huxley, el autor de 'Un mundo feliz' que dice: "Sólo hay una pequeña parte del universo de la que sabrás con certeza que puede ser mejorada, y esa parte eres tú". No sé si sirve para resumir mi forma de ver el mundo, pero sí para resumir la forma en la que creo que las personas deberían mirarse a sí mismas en busca de respuestas.

 

publicidad
Deja tu comentario
publicidad
publicidad