FOTOGRAFIA

La fotógrafa leonesa Carmen Coque expone en el Madrid su Blanco y Negro en Aluminio

El Camarote Madrid expone hasta el próximo 19 de abril un retrato en blanco y negro sobre material de aluminio de la leonesa Carmen Coque, experta ya en varias exposiciones con tan sólo cuatro años desde iniciarse en la fotografía.

imagen
Carmen Coque, junto a Pablo Martínez de espacio_E, contemplando la fotografía expuesta en el Camarote Madrid.
Jesús María López de Uribe | 04/04/2018 - 20:00h.

Es Carmen Coque una fotógrafa de blanco y negro excepcional. Cosa que se puede contemplar en el Camarote Madrid hasta el próximo 18 de abril con su obra 'Manuel', un retrato que ha sido impreso en una superficie de aluminio que dota a la ya interesante fotografía de una textura visual especial, ya que el propio metal ofrece matices de luz muy interesantes sobre las zonas blancas de la imagen.

Y no sólo es excepcional el resultado, sino la propia carrera de la leonesa Coque que no hace ni cuatro años que decidió explorar el mundo con una cámara de fotografía con el concepto de sacar sólo fotos en blanco y negro, y que salieran tal cual de la cámara, sin pasar por programas de edición como el Photoshop. Al no tener acceso a él, los años de experiencia de esta fotógrafa leonesa han logrado que sus imágenes tengan un nivel técnico de luz, fundamental en el blanco y negro, envidiable.

Admiradora de los fotógrafos españoles en blanco y negro (que influyeron enormemente en su decisión de afrontar el conocimiento de la disciplina fotográfica en esta práctica visual), Carmen Coque comenzó a exponer en febrero del año pasado en la Galería de Arte Cinabrio de San Andrés del Rabanedo en la exposición 'Cuatro Días' con Marc GreenBase; y desde entonces ha mostrado su ojo fotográfico en octubre del 2017 el Café Ékole con la exposición en solitario 'Reflejos', y una de sus fotografías fue elegida para ser expuesta en el Museo de León en la última edición del Certamen de Fotografía Urbana Contemporánea Leonesa entre enero y febrero, que se trasladó a la Biblioteca Pública de Ponferrada en marzo.

Así, Pablo Martínez García, de espacio_E, ha considerado que la fotografía tal cual sale de la cámara de Carmen Coque —cuyas imágenes están dotadas de una expresividad serena pero impactante—, ganaría aún mucho más sobre el material de una plancha de aluminio en la que la textura en blanco y negro consigue unos matices superiores. Por ello la ha elegido para la exposición de los primeros miércoles de cada mes en el conocido establecimiento hostelero de León, considerado uno de los mejores bares de España por Carlos Herrera y que es sede de interesantísimas exposiciones temporales como ésta.

El retrato fotografico de Manuel, de la novel en tiempo pero avezada fotógrafa leonesa, destaca en el muro expositivo del Camarote Madrid sobremanera: es la imagen de un hombre tomada en un cementerio (que sólo se intuye) que persigue al espectador, ya que la toma se asemeja a recortar un cuadro de Velázquez en plano corto; con las técnicas pictóricas que permitían a los pintores del siglo XVI y XVII que sus personajes parecieran devolver la mirada, pero plasmadas en luz metálica que potencia el blanco y negro.

Según el folleto que acompaña a la obra, lo que se puede contemplar hasta el 18 de abril es a Carmen Coque 'en escorzo': "La mirada de soslayo es abismada, sensible, profunda. Sucede cuando se desatiende la contemplación natural para desviarse a los costados en búsqueda de lo trascendente que subyace oculto. La obra de Carmen Coque, al margen de lo cotidiano, merodea en torno a espacios y personas en rastreo de hallazgos artísticos. Oficio de acecho, fotografía desde ángulos insospechados en desafío a las composiciones académicas. En el camino oblicuo se revela su verdad".

Es en el reflejo y en el quicio de la realidad aparentemente cotidiana donde el ojo fotográfico de Carmen Coque captura sus mejores obras artíticas. Certificadas por sus anteriores muestras fotográficas. Tomen nota y recuerden su nombre. No se pierdan su próxima exposición. Su técnica del blanco y negro tal cual sale de la cámara digital, sin tocar por programas de edición por ordenador, y su sorprendente, sugestiva, atractiva y cautivadora visión de la realidad darán que hablar en el futuro. Y mucho.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad