Quantcast

Cultura

Presentación en la Casa de León en Madrid del libro 'Las rendijas de la desmemoria'

Su autora, Lala Isla, desvela historias soterradas de la Guerra Civil en Astorga y La Bañeza en forma de recuerdos familiares.

Lala Isla escritora
La escritora leonesa Lala Isla. / Foto de Ione Saizar.
ileon.com  | 08/11/2019 - 19:41h.

Este jueves se presentó en la Casa de León en Madrid el libro 'Las rendijas de la desmemoria' de Lala Isla. Nacida en Astorga, vivió en Barcelona donde trabajaba su padre. Estudió Antropología en la Universidad Complutense de Madrid y marchó a Londres en 1977 donde ha vivido hasta ahora.

Ha trabajado en múltiples ocupaciones: profesora de español, periodista freelance, coordinadora de History Talk, la organización que ha recogido la historia oral de las minorías que se asentaron en Kensington y Chelsea. De allí salió el libro 'Aventuras en la nostalgia', que publicó el Ministerio de Trabajo español.

Fue miembro durante 10 años de la junta directiva del refugio para latinas que sufren violencia doméstica y luego otros tantos años como vicepresidenta del Women's Therapy Centre. Random House publicó su libro 'Londres, pastel sin receta' en 2002. Y co-dirigió dos documentales: 'Extranjeros de sí mismos' y 'El Exilio. Libertad para recordar'.

El libro que presentó en Madrid es un rastreo personal a través de las historias de la Guerra Civil que contaba la familia de Lala Isla para descerrajar lo que se escondió tras sus mamparas de silencio que un día descubrió le atañía también a ella porque "no se ve lo que no se sospecha". Según dice Paul Preston en el prólogo: "No sé si es apropiado para un libro que es tan perturbador hablar del encanto de su estilo tan ameno. Sí se puede elogiar la originalidad del libro que se encuentra en ese contrapunto de dos tipos de realidad, lo que a Lala Isla le contaron durante su infancia y adolescencia y lo que a base de muchas lecturas y entrevistas... ha podido averiguar."

La investigación gira alrededor de su familia paterna y materna, ambas aliadas al golpe de estado de 1936 con diferente entusiasmo en La Bañeza y Astorga, las dos ciudades donde vivieron respectivamente. La frase de su padre "aquí no pasó nada durante la guerra" no pudo estar más lejos de lo sucedido.

A medida que fue investigando y escribiendo este libro se fue resquebrajando el silencio que hubo a su alrededor. Los documentos auténticos que encontró le ayudaron a poner fechas a los relatos de los parientes descubriendo que sus palabras, lejos de lo que ella pensaba al empezar la investigación, estuvieron como las de tantos millones de españoles, al servicio del olvido.

La charla sirvió para poner en valor la importancia de la memoria, y acabó con un entretenido debate a modo de calecho donde los asistentes compartieron incluso historias personales de la Guerra Civil.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad