Quantcast

Obituario

Muere Miguel Escanciano, esencial en la cultura leonesa de las últimas cinco décadas

Pintor, poeta, actor, compositor y cantante, el polifacético artista padecía una enfermedad que acabó ayer con su vida a los 67 años.

Miguel Escanciano cultura
Miguel Escanciano. / Foto Juan Luis García
ileon.com  | 19/02/2020 - 10:15h.

El polifacético artista leonés Miguel Escanciano Castro, Escanciano a secas, ha fallecido dejando un importante hueco en la cultura leonesa, de la que fue incansable protagonista desde la década de los años 70.

Se trata de uno de los artistas que más actividades artísticas distintas cultivó con naturalidad y no poco éxito. Cantante y compositor, pintor, diseñador y siempre poeta, Escanciano tuvo sus orígenes en el mundo de la cultura en el ámbito de la música folk, ya que se inició como cantautor en 1974. Entre otras cosas, formó parte entonces del grupo 'Chusma' al tiempo que firmaba e interpretaba sus propios temas.

Por idéntica fecha ya comenzó a ampliar sus horizontes: formó parte importante de los grupos de teatro independiente 'Grutélipo' y 'Experimental 5'. E igualmente en 1974 fundó junto a Julio Llamazares, José Carlón y Mercedes Castro el grupo de poesía 'Barro', con los que firmó el libro "Antología Poética", colaborando posteriormente en otras publicaciones literarias como "Cuadernos Leoneses de Poesía".

Colaborador de 'Cuadernos Leoneses de Poesía', en 1987 consiguió un accésit en el Premio Seráfico de Poesía de Alicante con el libro de poemas 'Hylas. Prólogo a un sueño'. Otra obra, 'Hylas. Al sur de la mirada', fue su última publicación poética, en 2018.

Ha participado también en las revistas de poesía 'Margen' y 'Fake', así como en diferentes medios de comunicación, prensa y radio.

También Escanciano ha sido una firma constante en el mundo leonés de la pintura, protagonizando numerosas exposiciones, al tiempo que ha sido uno de los fundadores de la Escuela de Diseño e Imagen para la Moda de España, Edime.

De festivales, hasta con Labordeta

En el ámbito musical, por el que acaso fue más conocido al menos en sus inicios, participando en los festivales más importantes de la historia de la transición política española, como 'Día de la Cultura' (Gijón, 1974) con José Afonso; Festival de las Autonomías (León, Valladolid y Zaragoza, 1976) un espectáculo itinerante con Labordeta, La Fanega y Claudina y Alberto Gambino; en el Festival da Libertade (Santiago de Compostela, 1976) con Julia León, Los Juglares, Elisa Serna, Roi Xordo, Joseba Etchevarría y Urko; y en varias ediciones de la fiesta de la autonomía de Castilla y León en Villalar de los Comuneros (Valladolid) y otros eventos similares, acompañado siempre por Héctor Díez a la guitarra y Manolo Cavero al bajo eléctrico. Un recorrido que recuerda Jesús garcía 'El Beatle', de Leonaudio.

Miguel Escanciano. Foto: Marcelino Cuevas
Miguel Escanciano. Foto: Marcelino Cuevas

Además, formó parte de distintos diferentes proyectos musicales leoneses, como 'Miguel Escanciano y Los Plati's', (con Mercedes Carlón, Fidel Tomé y Santi Jiménez); o 'Miguel Escanciano y Los Secuaces' (con Luis Quiroga, Toño Segura, Miguel Manero, Fernando Fraile, Santi Jiménez y Elicio del Barrio), entre otros.

'Banderas de abril', bandera de una generación

Entre sus producción discográfica, El Beatle remarca en 1985 su mayor éxito musical, el disco 'Banderas de Abril', que fue producido por J. Carlos Suárez, cuya canción homónima que con el paso del tiempo se ha convertido en el himno de una generación y en una de las canciones más icónicas del pop leonés.

En 1993 participó en la grabación 'Salvemos la Catedral', con las mejores canciones del pop y el rock leonés de los 80, a beneficio de unas obras urgentes en la Seo leonesa; en 1994, en 'De claveles y puñales', con su banda Los Secuaces, producido por Kike Cardiaco; en el año 2000, 'Canciones de los tiempos vividos', con el pianista Fernando Ballarín; en 2004 el libro disco 'Camino entre estrellas'; en 2006 'Cantando al Gardel del malevaje', con la participación de los músicos Roberto González al piano, Pelayo Tahoces al violonchelo y Enrique Jiménez a la guitarra, producción y arreglos; y en ese mismo año, el Diario de León le hace un hueco de reconocimiento su carrera profesional y artística en la publicación 'Historia de la Música Moderna en León'.

En 2018, el escritor Manuel Cuenya le hizo un perfil completísimo en una entrevista para la sección 'La fragua literaria leonesa' en ileon.com, en la que admitía escribir "por necesidad mental, por sentirme vivo, por no caer en la desesperación". Ya estaba enfermo. Pero tan lúcido y sensible como siempre, como se puede comprobar leyéndolo aquí.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad