HISTORIA VIVA

Sahagún celebrará sus primeras Jornadas Cluniacienses este fin de semana

La villa fue la sede del segundo complejo religioso más imortante de la Orden Benedictina de Cluny en la Europa medieval y  recordará su grandeza con un concierto de música medieval el viernes 27, una música de rito visigótico-mozárabe el sábado 28 y el Voto de Villa el domingo 29.

sahagún
Vista de Sahagún con la torre del reloj al fondo, parte del monasterio cluniaciense.
ileon.com  | 25/11/2020 - 19:30h.

Sahagún celebrará este fin de semana las primeras Jornadas Cluniacienses con música medieval, misas con rito visigótico-mozárabe y el Voto de Villa, para recordar que en la Edad Media fue el segundo centro religioso de toda la Europa Occidental de la Orden Benedictina de Cluny.

Según información facilitada por el Ayuntamiento de Sahagún, que las organiza con el nombre de 'El Sueño del Señor Alfonso' en referencia al abad Alfonso que creó el monasterio de San Facundo y Primitivo –hijos del centurión Marcelo, el santo patrón de la ciudad de León– y a los reyes Alfonso I, II y, sobre todo, Alfonso VI, que fueron sus donantes y protectores. En el caso del último con una de las herencias más importantes de la Edad Media al lugar religioso donde está enterrado.

Comenzarán esta Jornadas el viernes 27 de noviembre, a las ocho de la tarde en la Iglesia de San Lorenzo, con un concierto de música hispana medieval a cargo de los músicos de Urueña, César Carazo y Luis Delgado, con la presentación mundial del Himno "Fons, Deus, Aeternae Pacis In Diem Sanctorum Facundi et Primitivi, Martirium', sobre un texto medieval, en latín, musicado por el propio César Carazo.

El sábado 28 de noviembre, a las seis de la tarde, en la misma Iglesia, y en memoria del antiguo culto hispano apartado por Roma, será oficiada por el párroco Juan José Andrés, una solemne celebración eucarística por el rito visigótico-mozárabe, con el coro Schola Antigua y la introducción del juglar medieval, Crispín D'Olot, enlazando con la primera Escuela de Juglares, surgida  en Sahagún, en 1116.

Por último, el domingo 29 de noviembre, a las 12.30 horas en la Iglesia de San Juan, tendrá lugar el histórico Voto de Villa, que la Corporación Municipal de Sahagún viene celebrando desde tiempo inmemorial, en honor al patronazgo de los Domnos Santos, Facundo y Primitivo, cuyas reliquias se veneran en esta Iglesia sahagunense, entregando los munícipes, a la finalización del acto, las tradicionales almendras garrapiñadas a todos los fieles asistentes.

El segundo monasterio europeo tras Cluny

"La histórica Villa de Sahagún nunca ha querido olvidarse del patronazgo de los hermanos San Facundo y Primitivo, hijos del glorioso centurión San Marcelo, patrono de la ciudad de León y de su esposa, la virtuosa Nona (posteriormente derivado en Nonia), que tuvieron doce hijos, todos ellos martirizados por el Imperio Romano", indica la nota de prensa enviada por el Ayuntamiento.

"Toda esta tradición va ligada al martirio de estos dos protectores quienes, por defender su fe, perdieron la vida, en época de la dominación romana. Sufrieron su tortura en un lugar próximo a la ribera del Cea, a cuyas aguas fueron arrojados sus cuerpos. Recogidos por gentes piadosas les inhumaron devotamente, erigiéndose más tarde un pequeño templo, donde fueron enterrados, todo ello en épocas confusas entre el siglo II y III", continúa.

La vista trasera del Arco del Monasterio Real de San Benito en Sahagún.
La vista trasera del Arco del Monasterio Real de San Benito en Sahagún.

Posteriormente los reyes astures Alfonso I, en el siglo VIII, y Alfonso II, cien años después, tuvieron que restaurar el templo al haber sido destruido por las razzias de Al-Andalus. También el rey Alfonso III y su esposa Jimena, llevaron a cabo la ampliación y mejora de esta pequeña construcción, para favorecer la repoblación de los territorios reconquistados.

Desde entonces empieza a ser reconocida como la iglesia de los Domnos Santos bajo patrocinio regio, interviniendo grandes artistas que lo dotaron de obras de arte y capiteles marmóreos inigualables, algunos conservados en la actualidad y poniéndola en manos del abad Alfonso para que edificase un monasterio en su entorno. También ha quedado reflejado en diversa documentación, mitad historia, mitad leyenda, el paso del emperador Carlomagno por estos lugares y donde se ubica la leyenda de las "lanzas convertidas en chopos",  en pleno Camino de Santiago.

El convento que se fue edificando a base de estipendios del rey, de los benefactores y de los fieles, pero se sometió a la regla congregación benedictina, fundada por San Benito de Nursia y posteriormente integrándose en la orden francesa de Cluny, con el importantísimo impulso del intitulado Imperator, Alfonso VI y el beneplácito de Roma, para implantar progresivamente el rito romano y apartar el rito visigótico-mozárabe, tan instaurado en la Hispania Medieval.

Los bienes aportados por el monarca, que eligió ser enterrado en Sahagún en vez de León, lo convirtieron en el segundo monasterio cluniaciense más grande de Europa, sólo detrás de la sede principal. Sin embargo, una revuelta popular incendió sus naves y no quedó prácticamente nada de él y a día de hoy sólo se pueden vislumbrar restos de su antaño grandeza.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad