Libros

'Resiliencia. Los legítimos herederos' o la forja literaria del inspector de Policía Luis López Blanco

Las armas y las letras convivieron en el Siglo de Oro. Y ahora parece que la placa y la pluma también están llamadas a sumar a la creación literaria. El último exponente es el berciano Luis López Blanco, inspector de Policía con diez años de experiencia profesional que pone al servicio de la trilogía 'Resiliencia. Los legítimos herederos', un thriller que supone su debut editorial.

Luis López Blanco escritor policía berciano 'Resiliencia' thriller novela policiaca
Luis López Blanco, con sus dos primeros libros publicados.
César Fernández | 03/01/2021 - 10:45h.

El berciano Luis López Blanco siempre mantuvo latente su afición a la literatura. Casi de modo inconsciente, encontró en su profesión un banco de pruebas. Inspector de Policía desde hace diez años en Barcelona y Madrid, se ha acostumbrado a emplear el "lenguaje cristalino" de los atestados. Y el día a día le ha generado "un acopio involuntario de ideas" que decidió plasmar en un libro de tantas páginas que la editorial le planteó dividir en tres partes a modo de trilogía. Dos volúmenes de 'Resiliencia', el título del conjunto del thriller, ya han visto la luz para, de paso, aumentar el número de mandos policiales que se atreven a sondear el sector editorial.

Miguel Delibes siempre dijo haber forjado su afición a la literatura gracias al estilo claro y conciso de un tratado de Derecho Mercantil de Joaquín Garrigues memorizado para ganar la oposición. López Blanco estudió Derecho ya con la idea de opositar a inspector de Policía, labor que actualmente desempeña en Madrid. Y pese a no haber llegado a ejercer la abogacía, un joven letrado en prácticas es precisamente el primer protagonista de 'Resiliencia', un thriller que se completa con una trama totalmente policiaca y otra vinculada a las tribus urbanas para poner, con las lógicas salvedades de la ficción, parte de su experiencia profesional al servicio de la creación literaria.

Una de las características de su oficio que parece traslucirse en su obra es el estilo forjado a base de redactar atestados policiales. "Tienes que ser muy cristalino para que el juez entienda las situaciones. Eso sí, en la novela no puedes ser tan tajante", apunta para hacerse eco de una crítica que dice ver en las páginas de 'Resiliencia' parte de ese lenguaje pegado a la descripción de los hechos. Claro que detrás de la aséptica redacción de un atestado hay sensaciones personales que quedan grabadas. "Y si has sentido peligro y emoción", señala, "luego es muy fácil plasmarlo por escrito".

López Blanco admite detectar términos que "chirrían" en obras del género escritas por autores sin vínculos: "A veces se exceden y a veces no llegan si no tienen buenos asesores"

Luis López Blanco es el último de una cada vez más larga lista de mandos policiales que se animan a compatibilizar su actividad profesional con la creación literaria. La novela negra podría parecer su ámbito natural. Más que como fuente de inspiración, el también leonés y jefe de la Policía Local de Gijón, Alejandro Martínez Gallo, dice aprovechar su experiencia laboral para ahorrarse labores de documentación. López Blanco admite detectar términos que "chirrían" en obras del género escritas por autores sin vínculos. "A veces se exceden y a veces no llegan si no tienen buenos asesores", considera sin obviar que el empleo de terminología muy realista "puede llegar a confundir al lector" con el ejemplo de la actual denominación de 'información' para lo que popularmente se conoce como 'lucha antiterrorista'.

Luis López Blanco, con sus dos primeros libros publicados.
Luis López Blanco, con sus dos primeros libros publicados.

 

1.200 páginas divididas en tres

"No creo que el hecho de que más compañeros estén escribiendo sea un fenómeno nuevo o que haya crecido", matiza el autor de 'Resiliencia' para entender que se trata de una afición latente que en los últimos años ha podido canalizarse a través de la autoedición, una fórmula que "democratiza en cierto modo" el acceso al sector, si bien él finalmente pudo publicar a través de la editorial Libros Indie. Fue el sello el que le instó a fraccionar un trabajo de 1.200 páginas en tres partes con la virtud de tener aproximadamente cada 400 paginas un punto de inflexión que ofrecía un final abierto.

"No creo que el hecho de que más compañeros estén escribiendo sea un fenómeno nuevo o que haya crecido", matiza el autor de 'Resiliencia' para entender que se trata de una afición latente que en los últimos años ha podido canalizarse a través de la autoedición

La primera parte, 'Resiliencia: Los legítimos herederos. Inasequible al desaliento', se publicó el pasado mes de febrero. La segunda, 'Resiliencia: Los legítimos herederos. Redención', salió a la venta en vísperas de Navidad y, además de a través de la venta online, está disponible en la tienda de 'La Casa del Libro' en el Centro Comercial El Rosal de Ponferrada. Habrá que esperar otros ocho meses para que vea la luz la tercera y última parte de una obra que le llevado casi cinco años de trabajo, que todavía continuará para perfilar detalles precisamente hasta su publicación completa.

Otros colegas como Martínez Gallo han ido más allá del ámbito policial para explorar otros ámbitos como el de la historia con referencias tan autóctonas como la minería o la guerrilla antifranquista. ¿Será también el caso de López Blanco? "No tengo ahora nada en mente. Las musas siguen viniendo a visitarme. Pero no sé se materializará en algo concreto", responde, todavía centrado en la conclusión de la trilogía 'Resiliencia' el último hasta la fecha en combinar la placa y la pluma.

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad