PATRIMONIO TRADICIONAL LEONÉS

La Bañeza pierde el Museo de las Alhajas, desahuciado por el Ayuntamiento

La imponente colección de joyas y vestimenta histórica, con piezas desde el siglo XV –que causó la admiración de Naty Abascal y Mario Testino, cuyas fotografías se verán en una próxima exposición en Nueva York– se despide de la ciudad tras ser expulsada de la Casa de Doña Josefina en una insólita denuncia del convenio por parte del equipo de Gobierno municipal del PP, que prefiere que albergue la obra del poeta Antonio Colinas. El conjunto, considerado uno de los exponentes más importantes de su género en España, tiene un valor de cuatro millones de euros.

Museo de las Alhajas La Bañeza
Una pieza del Museo de las Alhajas de La Bañeza.
Jesús María López de Uribe | 08/01/2021 - 09:10h.

Si la colección del Museo de las Alhajas de la familia Carvajal-Cavero estuviera en Madrid, no faltarían los artículos en la prensa que reclamarían la vuelta a la provincia de ese patrimonio leonés por su importancia etnográfica e histórica. Pero como estaba en La Bañeza, pocos han prestado atención al conjunto etnográfico valorado en más de cuatro millones de euros que en la Casa de Doña Josefina se albergaba... hasta hoy.

El museo, –que organizó en 2012 el primer Congreso Europeo de Joyería en su sede– se ha despedido en un vídeo de la ciudad bañezana, tras sufrir lo que denominan como "una injusticia" por parte del Ayuntamiento presidido por el popular Javier Carrera de Blas, que el 23 de diciembre envió una carta exigiendo a la Fundación que abandonara su sede.

En estos momentos están recogiendo las últimas cajas y valorando un recurso contra la ruptura del convenio que permitió alojar la imponente colección de patrimonio tradicional leonés (y del Noroeste de España) en el edificio desde el año 2011 y que tenía vigencia hasta el 2029.

Modelos con vestimenta tradicional del Museo de las Alhajas de La Bañeza.
Modelos con vestimenta tradicional del Museo de las Alhajas de La Bañeza.

"Nos han echado, tenemos en cajas la mejor colección de España, que se ha recopilado en 57 años de duro trabajo, desde 1963 y que hasta Nati Abascal prestó atención recomendando al fotógrafo Mario Testino que la fotografiara para una exposición de ámbito internacional que se estrenará en Nueva York y en los mejores museos del mundo, es una barbaridad lo que nos han hecho", denuncia la patrona de la Fundación, la bañezana Olga Cavero (que fuera concejala y procuradora autonómica del PSOE).

La disputa es compleja, como suele ocurrir con todo este tipo de cuestiones, y el propio concejal de Cultura del Ayuntamiento, José Luis del Riego Santos, aseguró que "el problema es que la familia ha puesto impedimentos para ajustar el convenio a la legislación vigente y no ha podido llegarse a un acuerdo". Pero la cuestión es que La Bañeza pierde uno de los pocos museos de los que dispone, porque se ha preferido que se quede allí la obra de Antonio Colinas; en la también llamada Casa de la Poesía.

Del Riego aseguró, además, que las visitas habían sido escasas durante el año pasado –obviando la pandemia– y que suponía un coste de más de cincuenta mil euros anuales para el Ayuntamiento y especificó durante la mayoría de la explicación una cantidad de cuestiones legales para apuntalar su decisión, aunque en cualquier otro municipio que quisiera no perder un reclamo turístico así la voluntad política posiblemente las habría solventado.

"Nos queremos quedar y nos echan"

La familia Carvajal-Cavero, por su parte, niega que haya puesto impedimento alguno "más que pretender que se cumpliera el convenio, cuya duración era hasta 2029". "Nosotros nos queremos quedar y nos echan. Se saltan el plan museológico, los intereses del Museo y el interés público que está subsumido en el convenio original". Aseguran, además, que durante los años que ha estado abierto todos los años había miles de visitas, rondando las cinco mil de los primeros años arriba o abajo.

Preguntado el concejal de Cultura bañezano si el Ayuntamiento había tenido que elegir entre las alhajas y los libros del poeta, tuvo que reconocer que "aunque hubiera preferido que se quedaran las dos en La Bañeza, al final es la obra de Antonio Colina la que se va a quedar". "Lo hemos intentado por todos los medios, me siento desconsolado por la pérdida porque las dos opciones son de un alto nivel cultural para La Bañeza", afirmó.

Dos proyectos culturales para un edificio

El problema surgió hace un par de años con el uso compartido de la tercera planta al poeta leonés para su uso –encabalgando un convenio cultural sobre otro para la posterior ampliación de la oficina del literato, aprovechando que ese espacio era de uso compartido con el Ayuntamiento–, algo que la Fundación del museo considera ilegal. "E iniciando unas obras en el edificio que no sólo han impedido el normal funcionamiento, puesto que nos han dejado sin ascensor y este museo suele ser visitado por personas mayores; y que además han causado inundaciones de agua que han dañado el parqué, las ventanas y la propia colección, llegando a bloquear el Ayuntamiento la puerta e impidiéndonos gestionar el museo desde hace meses; que tampoco pudo abrir este año por las restricciones de la pandemia", según Cavero.

El convenio denunciado indicaba que la tercera planta del edificio se podía usar "para otros menesteres", y la intención del poeta Antonio Colinas de instalar su obra allí, con el visto bueno del anterior alcalde socialista José Miguel Palazuelo, provocó la necesidad de efectuar obras para facilitar su visita. Y a partir de ahí los dos proyectos culturales colisionaron de forma un tanto incomprensible teniendo en cuenta que el Centro Cultural Tierras Bañezanas está vacío de contenido y podría haber sido un lugar perfecto para el segundo.

Museo de las Alhajas de La Bañeza
El Museo de las Alhajas de La Bañeza, en la Casa de Doña Josefina.

Desde que comenzaron las obras de remodelación de la Casa de Doña Josefina, sobre todo las del patio, las complicaciones para la familia propietaria de un impresionante conjunto de trajes y joyería histórica de altísima calidad han sido continuas, ya que han denunciado una y otra vez "los múltiples daños que se están produciendo en un edificio que está protegido"; por lo que piensan que se hay llegado hasta tal punto que el Ayuntamiento los ha echado literalmente, "para que no molestemos".

"Es la mejor colección que existe del Noroeste de España, las mejores collaretas, patenas renacentistas, 25 cristos preñaos, otros 35 cristos espigüetes de los siglos XV, XVI y XVII, el mejor traje de vista de España, la colección de vestimenta maragata con más calidad, mantones de manila de impresionante factura, y han matado este museo en el que se paga a una persona y trabajan tres", se queja Olga Cavero que está preocupada porque "una cosa así no se puede ir de la provincia, no lo puede perder León", y tremendamente dolida con la situación siendo ella misma bañezana. "No lo puedo comprender, no se puede entender. Es un error garrafal", reitera.

"Van a poder ver parte de nuestra colección en fotografías en todo el mundo, con una exposición de relumbrón de Mario Testino que se la van a rifar los mejores museos del planeta, y no en mi ciudad, La Bañeza; es algo que me duele mucho y que me parece increíble que todo haya llegado a esta situación, no nos queda más remedio que recurrir esta injusticia y esperar que León no pierda esta joya, nunca mejor dicho, de colección que es el trabajo de toda una vida recopilando toda esta apabullante belleza", se quejó amargamente la patrona de la Fundación del Museo.

Mario Testino en Castrillo de los Polvazares
El fotógrafo Mario Testino fotografió en Castrillo de los Polvazares la colección del Museo de las Alhajas.
publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad