La fragua literaria leonesa

Teresa Mata: “León es mi lugar, mi casa…, el lugar por el que luchar cada día”

La polifacética Teresa Mata Sierra, autora de libros como 'El alma indefinida', 'Hijos del puente azul' o el reciente 'Hilvanando poemas menudos', espera publicar a medio plazo otro poemario. Y como proyecto inmediato está escribiendo el Pregón de la Semana Santa de La Bañeza.

Teresa Mata escritora exsubdelegada del Gobierno La Fragua literaria leonesa
Teresa Mata.
Manuel Cuenya | 18/02/2021 - 10:25h.

Rompe la perspectiva

del anhelo inacabado.

Atraviesa el tiempo de los logros en ciernes,

de los éxitos malogrados,

de la felicidad maltrecha entre deseos inconclusos.

Rómpela,

hazme caso.

Ha llegado el tiempo de pisar en firme,

de desear lo posible,

de soñar lo tangible,

de vivir,

y ser feliz.

(Teresa Mata, 'Rompe', incluido en 'El alma indefinida')

Nacida en Alcalá de Henares, Teresa Mata Sierra vive en la ciudad de León desde principios de los años 90 del pasado siglo.

"Después de veintiocho años, y sin renunciar a mis orígenes alcalaínos nunca, León es mi lugar, mi casa. León son mis hijos y mi marido. León es mi Universidad. Es mi ciudad y mi provincia. Son mis amigos. Y mis alumnos. León es León... y no hay para mí un lugar parecido ni distinto en el que me gustaría estar o vivir. León es también el lugar por el que luchar cada día", señala Teresa, que se licenció en Ciencias Políticas por la UNED. Asimismo, obtuvo la licenciatura y se doctoró en Derecho por la Universidad de Alcalá de Henares. Y ejerce como Catedrática de Derecho Financiero y Tributario en la Universidad de León desde el año de 1994.

"En el ámbito profesional a mí León me lo ha dado todo. Por si fuera poco haber conseguido una cátedra en su Universidad. Durante tres años y medio tuve el honor de ser subdelegada del Gobierno, lo que me facilitó conocer esta provincia más a fondo. No se me ocurre nada mejor", recuerda con afecto Teresa, que ha sabido compaginar sus tareas docentes e investigadoras, sus diversas actividades profesionales, con su gran afición tanto por la escritura como por la pintura.

Compaginar lo profesional con lo creativo es algo que le procura, a su juicio, equilibro. "Es algo que necesito. Cuanto más me implico en los ámbitos profesionales, más necesito pintar y escribir... Es algo curioso... Las exposiciones (o los libros), siempre las he hecho cuanto más liada estoy y más responsabilidad tengo... Es como si encontrara en lo creativo esa vertiente de paz que necesito", aclara, convencida de que León le ha regalado tiempo y vivencias, que es lo que más le motiva para escribir.

"Me ha regalado amigas como Camino Ochoa Fuertes que se empeñó en introducirme en el mundo de la Literatura infantil y juvenil, que ella domina y a mí me entusiasma, y eso me ha permitido conocer lo que se hace desde León, donde hay grandes autores y una creación literaria llamativa... Hay un blog de la ULE que se llama tULEctura: https://bibliotecas.unileon.es/tULEctura/, que me parece recomendable... además de certámenes, presentaciones de libros, reuniones de autores, lecturas poéticas, encuentros literarios, Ágora de poesía... Lo cierto es que en León no se para.... Y hasta tomando un café se puede hablar de literatura o poesía si eliges bien las compañías", explica la autora de títulos como 'El alma indefinida' (Torremozas, 2014), 'Hijos del puente azul' (Lobo Sapiens, 2019) o el reciente 'Hilvanando poemas menudos' (Eolas, 2021), aparte de sus colaboraciones en obras colectivas como la dedicada a la escritora Concha Espina cuya coordinación corresponde a Mercedes González Rojo. O bien su participación en las revistas 'Charín' de la Fundación Conrado, incluso en los monográficos de poesía infantil que dirigió Camino Ochoa: https://www.ileon.com/cultura/087269/camino-ochoa-me-impresiono-leer-muy-joven-el-quijote-pero-me-engancho-para-posteriores-lecturas

"Cuanto más me implico en los ámbitos profesionales, más necesito pintar y escribir... Es algo curioso... Las exposiciones (o los libros), siempre las he hecho cuanto más liada estoy y más responsabilidad tengo... Es como si encontrara en lo creativo esa vertiente de paz que necesito"

En el pueblo de mi abuela,/ hay un bosque singular,/ donde se pierden los niños/ para aprender a soñar./ Mariposas con bigotes,/ hojas celestes y rosas,/ las hormigas con tacones/ se pasean por las rocas./ Los árboles son muy bajitos,/ con los troncos violetas/ y grandes escarabajos/ llevan collares de perlas./ Las flores tienen melena/ y los fines de semana/ con sus trajes de verbena/ van todas engalanadas./ Los pequeños pajarillos/ recitan el abecé,/ y la maestra paloma/ merienda tomando el té./ Las miguitas de galletas,/ que se van cayendo al suelo,/ las recogen los alumnos,/ y las ponen en su pelo./ Las ranas llevan tutú,/ y capa las lagartijas/ las ardillas grandes bolsas/ rellenas de baratijas./ Las lilas son amarillas y/ las margaritas rojas,/ los helechos son muy blancos/ con pendientes en las hojas./ Las gotitas de rocío/ se ríen a carcajadas/ cuando ven al saltamontes/ saltar con botas de agua./ En este bosque no hay nubes,/ porque el cielo es color verde,/ por eso los ciervos vuelan/ buscando el pasto celeste./ Los aguiluchos caminan/ por el suelo que es azul,/ y para hacer sus nidos,/ usan plumas de avestruz./ El sol de color cereza/ con sus reflejos de miel/ ha encandilado al osezno/ que juguetea con él./ En los días de tormenta/ la lluvia cae al revés,/ y entre paraguas naranjas/ se resguardan los ciempiés./ Los castaños tienen guindas,/ que cantan entusiasmadas,/ si los pequeños gorriones/ se acicalan en sus ramas./ Se pasea en bicicleta/ el pájaro carpintero,/ que cansado de picar trabaja como cartero./ Y hoy me ha traído una carta/ que está escrita a lapicero,/ en el que bosque a la inversa/ me invita a dar un paseo.

(Teresa Mata, 'El bosque inverso', incluido en 'Hilvanando versos menudos')

León, en ebullición cultural

"León nunca ha renunciado a la cultura, desde todas las perspectivas, y yo me he sumado siempre que he podido a cualquier iniciativa relacionada con su desarrollo y difusión, no solo en la capital sino en toda la provincia... Creo que es un mundo en ebullición. Hay escritores consolidados como Luis Mateo, Julio Llamazares, José María Merino, Andrés Trapiello... pero también hay mucha gente valiosísima no tan conocida que se intenta abrir camino y editoriales leonesas que apuestan y arriesgan por los autores, lo que tiene mucho mérito. Quiero citar expresamente a Héctor Escobar, de Eolas, o a José Antonio Reñones, de Lobo Sapiens, porque he trabajado con ellos y sé el esfuerzo que hacen y la ilusión que ponen en cada una de sus creaciones", agrega esta aficionada a la pintura, que ha llegado a participar en numerosas exposiciones colectivas en distintas salas, entre otros lugares, en el Casino de Alcalá de Henares, en la sala de exposiciones de Caja Madrid o en las obras sociales de Caja España tanto de León como de Palencia. Su más reciente exposición hasta ahora tuvo lugar en La Comunal de Val de San Lorenzo.

Cuenta que 'El alma indefinida' es tal vez su libro más íntimo, el más personal, "quien lo ha leído dice que soy yo en estado puro". Un poemario escrito con el alma, con el corazón, que recoge más de treinta años de su vida. Por su parte, 'Hijos del Puente azul' fue como un rayo de esperanza, de solidaridad, una reivindicación de nuestro lado más humano a la vez que una necesidad y una llamada de atención a lo bien que vivimos frente a tantos niños necesitados. Y su más reciente poemario, 'Hilvanando poemas menudos', se convirtió, según ella, en su diversión durante el confinamiento, que pudo compartir en todo momento con su familia durante el encierro pandémico. Una pandemia que, en su opinión, nos va a cambiar, si bien no cree que sea para mejor, aunque se defina como optimista.

"Si como sociedad fuéramos más listos, menos egoístas y tuviéramos valores sólidos, deberíamos aprovechar la oportunidad que nos brinda el poder estar más en casa y con los nuestros para querernos más (a nosotros y al resto), para ayudar más... Hay demasiados problemas y demasiada gente que lo está pasando mal, especialmente en lo económico, y eso claro que afecta... Si no puedes llegar a fin de mes, si ves que no puedes dar de comer a tu familia, si dejas de tener lo que siempre has tenido por derecho y por esfuerzo (un trabajo)... ya me dirás cómo no te va afectar... Me parece terrible. Pese a todo y para los que eso lo tienen resuelto, como la pandemia ha impuesto una vida más sosegada, yo les recomendaría leer...", detalla Teresa, cuya vocación por la lectura, por la literatura, se la inculcaron en casa y en el colegio, siendo ella una niña. Su madre, que era muy creativa, según ella, la estimulaba para que no dejara de escribir. Cree que su familia, que siempre ha valorado el arte, ha sido muy importante en su formación integral.

"Cuando lo que ves en casa desde que naces y te animan desde niña a potenciarlo, a sacarlo, lo interiorizas de tal modo que se convierte en parte de lo que eres... Cuando falleció mi madre, hace un año, al recoger sus cosas me sorprendió que tuviera una carpeta grande con todos mis escritos y cartas después de tantos años... Un tesoro. Le gustaban mis cuentos... Y siempre insistía... Tere, escribe... Siempre he querido parecerme a ella...", evoca Teresa, que también se acuerda con cariño de Paco Peña, su profesor de Literatura del Instituto.

Gran lectora -pues dice leer casi de todo, al tiempo que escribe casi de todo también-, le gusta en especial escribir y leer poesía y cuentos, desde libros de Santa Teresa o Rosalía de Castro, pasando por Antonio Machado, Salinas, Unamuno o José Hierro y Benedetti, entre otros.

"A veces, con leer un par de poemas, me llega... y lo combino con otras lecturas, clásicas o modernas. Ahora estoy acabando los 'Episodios Nacionales' que me los traje de casa de mi madre (anoche acabé el Empecinado que es el 9) y en Navidad le metí mano a 'Sidi', de Pérez-Reverte, y a una novela de Manuel Avilés, 'En la cuerda floja', sobre narcotráfico... Pero si tengo que quedarme con un autor solo, solo con uno, elegiría a Gloria Fuertes. Me encanta su poesía (especialmente su poesía para adultos, entre tierna y cáustica), su forma de ver la vida, la sencillez con que se expresa, la ternura de sus personajes infantiles en cuentos y poemas... Sí, definitivamente, me quedo con ella, poeta, que no poetisa", advierte Teresa Mata, que en la actualidad escribe columnas quincenales para 'Leonoticias', una experiencia que se le antoja fantástica pero que, en su opinión, le hace cavilar mucho...

"Si como sociedad fuéramos más listos, menos egoístas y tuviéramos valores sólidos, deberíamos aprovechar la oportunidad que nos brinda el poder estar más en casa y con los nuestros para querernos más (a nosotros y al resto), para ayudar más... Hay demasiados problemas y demasiada gente que lo está pasando mal, especialmente en lo económico, y eso claro que afecta..."

"No es fácil llegar al gran público, tampoco elegir de qué hablar y cómo hacerlo para decir lo que piensas desde el respeto y sin excesos, pero decirlo... Me obliga a mantenerte al día de la actualidad, a sintetizar, a razonar, a argumentar y a hacer todo eso en un escrito de pocas líneas... casi nada... La verdad es que agradezco mucho la oportunidad que me brinda 'Leonoticias', está siendo toda una experiencia", apunta Teresa, que durante estos últimos años ha participado en 'Los poetas y Dios', encuentros literarios celebrados en Toral de los Guzmanes bajo la dirección del profesor, poeta y ensayista peruano-español Alfredo Pérez Alencart. También estuvo invitada en 2017 en el XXXII Certamen de Poesía para Vencejos que coordina el poeta Felipe Pérez Pollán: Felipe Pérez Pollán: "Poesía para Vencejos representa todo para mí" - ILEÓN.COM

A medio plazo, su prisa, espera publicar otro poemario. Y como proyecto inmediato está escribiendo el Pregón de la Semana Santa de La Bañeza, que es un honor para ella.

Portada del libro ‘Hilvanando poemas menudos’.
Portada del libro ‘Hilvanando poemas menudos’.

 

Entrevista breve a Teresa Mata Sierra

"La política actual es horrible"

¿Qué libro no dejarías de leer o leerías por segunda vez?

'Poeta de Guardia', de Gloria Fuertes.

Un personaje imprescindible en la literatura (o una persona en la vida).

Cervantes y mi madre, Domi Sierra.

Un autor o autora insoportable (o un libro insoportable).

Góngora. En los libros siempre hay algo aprovechable.

Un rasgo que defina tu personalidad.

Incansable.

¿Qué cualidad prefieres en una persona?

Bondad.

¿Qué opinión te merece la política actual? ¿Y la sociedad?

Horrible... La sociedad un poco menos, pero también.

¿Qué es lo que más te divierte en la vida?

Disfrutar de los míos.

¿Por qué escribes?

Porque hice caso a mi madre. Y porque lo necesito.

¿Crees que las redes sociales, Facebook o Twitter, sirven para ejercitar tu estilo literario?

No.

¿Cuáles son tus fuentes literarias a la hora de escribir?

Las más posibles.

¿Escribes o sigues algún blog con entusiasmo porque te parezca una herramienta literaria?

Sigo lo que escriben José Manuel Otero Lastre, Pérez Reverte, o Carmen Posadas... Lo hacen bien.

Una frase que resuma tu modo de entender el mundo.

"...La felicidad es una actividad del alma" (Aristóteles, en 'Ética a Nicómaco', Libro I. 13).

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad