La Fragua Literaria Leonesa

Tatyana Galán: “El Bierzo está en mis escritos cuando pienso en lo gustoso de vivir en una tierra tan rica, fértil y bella”

La dramaturga, actriz y profesora de teatro Tatyana Galán, autora de 'Microteatro para reír y pensar', está trabajando en estos momentos en una comedia nueva sobre la pandemia, que posiblemente se estrenará el año que viene. Y con la idea de publicar, junto a la ilustradora berciana Verónica Conde, un libro de cuentos.

Tatyana Galán escritora el Bierzo la Fragua literaria leonesa
Tatyana Galán.
Manuel Cuenya | 08/04/2021 - 17:02h.

Berciana, con una querencia arraigada por las vecinas tierras gallega y astur, Tatyana Galán es dramaturga, profesora de teatro y actriz, cuya pasión por el teatro le vine desde que tiene memoria, porque, en su opinión, siempre estaba haciendo teatro. Incluso, siendo una niña, le encantaba disfrazarse, inventar historias y dar conciertos en el patio de su abuela. Desde entonces hasta la fecha actual ha permanecido intacta su pasión por el teatro, latiendo con fuerza en su pecho, según ella.

Cuenta que se inició como dramaturga por necesidad, porque ella lo que quería es ser actriz. "Llevaba muchos grupos de teatro de varios pueblos del Bierzo, y siempre que quería montar obras con ellos tenía que adaptar, o rebuscar, sin encontrar nada, en muchas ocasiones. Así que me lancé a escribir, y así fue como me enamoré de la escritura dramática, después tuve la suerte de poder formarme en esta disciplina, y ahora tengo la fortuna de poder dedicarme a ello, sin tener que renunciar a actuar, dirigir o dar clases de interpretación", rememora esta lacianiega ("Laciana ye asturiana"), que con seis años se fue a vivir al Bierzo, que es, a su juicio, la quinta provincia gallega, y por ese motivo se siente, además de leonesa, tal vez un poco gallega y también un poco asturiana.

Para ella el Bierzo es una tierra con una riqueza maravillosa en cuanto a gastronomía, agricultura, entorno, historia..., una comarca que le ha inspirado en más de una ocasión,  habida cuenta de que algunas de sus historias se han representado en lugares emblemáticos del Bierzo como El monasterio de San Pedro de Montes, La Domus romana de Las Médulas, el castillo de Cornatel, el Museo de la Energía, el teatro Bergidum, el castillo de Balboa o el antiguo convento Divina Pastora de Villafranca, "lugares maravillosos, en los que he tenido la suerte de sumergirme para estudiarlos y escribir, o para actuar... Pronto se estrenará mi último texto sobre el Castillo de Ponferrada", agrega Tatyana, encantada de que El Bierzo figure en sus letras cuando escribe sobre las pimenteras, cuya labor, durante tantos años, resulta admirable, aunque no hayan sido valoradas cual se merecen. "El Bierzo está en mis escritos cuando pienso en lo gustoso de vivir en una tierra tan rica, tan fértil, y tan bella, y aspiro a que mis obras puedan describirse, también, con esos adjetivos que tanto valoro", aclara la creadora de piezas breves como 'Saneamiento' (ganadora del IV Premio de Teatro Breve que convoca la compañía teatral Carro de Baco),  'Metamorfosis' y 'Apariencias', convencida de que tenemos por fortuna una tierra rica, "no solo como sustento para alimentar el estómago, sino también para alimentar el arte".

"La base del teatro es la escucha, la atención, el conocimiento sobre el medio, y sobre uno mismo, y eso hace que veas el mundo de otro modo, y tu relación emocional contigo mismo y los otros sea más sencilla y fluida. Trabajas la empatía, la asertividad, el plano emocional, aprendes a canalizar pensamientos, deseos, y emociones. Y en definitiva estás más presente, más atento, más vivo"

Considera que hay gente en la provincia de León que está haciendo grandes cosas en narrativa, en cine, en teatro, en poesía, y eso le hace sentirse orgullosa y le da impulso para seguir trabajando aún, si cabe, con más fuerza. "Quizás somos desconocidos muchos de nosotros, entre nosotros, y yo me pongo como tarea conocer a más artistas de los que ya conozco y admiro. Son sobre todo los desconocidos los que despiertan mi interés; creo que es importante sentirse arropado en tu casa, en tu tierra, y que haya buena relación entre artistas de una misma tierra. El respeto es el principio del crecimiento. Me gustaría un encuentro, donde poder intercambiar opiniones, conocimientos, y quizás unos vinos del Bierzo, con una poco de cecina de León", apunta esta dramaturga cuya obra 'Microteatro para reír y pensar' fue un proyecto que le llegó por sorpresa. Y su publicación significó el poder formar parte de la Asociación de Autores españoles de teatro (AAT) http://aat.es/, lo que le ha permitido conocer, según ella, el trabajo de grandes autores y por supuesto el crecimiento dentro del mundo de la escritura dramática.

Teatro para reflexionar, emocionar y educar

Cuenta que 'Microteatro para reír y pensar', compuesto por siete pequeñas historias que describen unas gotas de su visión sobre el mundo, nos muestra historias divertidas en ocasiones, trágicas, absurdas, locas, seductoras, en otras, siempre protagonizadas "por personajes adorables, odiosos, tristes, naturales, que podrían incluso no existir, pero que pueden vivir de modo efímero a través de la piel de los actores que las interpretan. Cada una de esas historias nació para dibujarse sobre una escena, bajo el punto de vista de diferentes directores y mediante el alma de diversos actores, que nutren y enriquecen los relatos dándoles vida", explica esta actriz, profesora de teatro y directora de grupos como Dinamia Teatro https://dinamiateatro.com/, que siente que evoluciona como actriz cuando dirige alguna obra o imparte clases de teatro.

"El hecho de escucharme a mí misma, y las opiniones o propuestas de los alumnos sobre el trabajo, me hacen plantearme mis propios métodos, vicios, herramientas o costumbres como actriz, y cuando me toca  subirme al escenario lo aplico en la medida en que puedo, y este suceso también pasa al revés, el escenario me aporta mucho para después dirigir un montaje con Dinamia Teatro, o preparar una clase para la escuela de Artista 'El patio'. El arte se retroalimenta, y eso es lo que te hace crecer. No concibo mi labor como dramaturga sin haber sido antes actriz, y luego directora, y después profesora. Todas las disciplinas confluyen en algo muy sencillo; la pasión por el lenguaje escénico, y lo único que diferencia estas facetas es la perspectiva, el lugar desde donde ese lenguaje se crea y se observa", expone esta admiradora de dramaturgos de la talla de Tennessee Williams, o bien de Laila Ripoll. "Además, siempre logra sorprenderme algún texto nuevo de mi compañero Ozkar Galán https://www.contextoteatral.es/ozkargalan.html", matiza esta artista, deudora de estos tres grandes dramaturgos, con estilos completamente diferentes, "que me enriquecen y me aportan ideas, modos, maneras, herramientas, lugares, títulos... Sin embargo a la hora de escribir he de decir que el cine me influye mucho más".

No obstante, reconoce que tal vez no sea lo más adecuado porque el lenguaje cinematográfico y el dramático son diferentes. En todo caso, es consciente de que su punto de partida, "la semilla de muchas de mis historias, los caminos por los que deambulo, cuando me pongo ante la Tablet a escribir, están teñidos de escenas, fotogramas, bandas sonoras, o guiones de películas o series que me marcan, me gustan, me entretienen o me aportan algo", concreta Tatyana,  que ha escrito un guion para Dinamia teatro sobre el castillo de Ponferrada, que consiste en una visita teatralizada infantil que espera podamos ver, "si todo sale bien", muy pronto.

"El hecho de escucharme a mí misma, y las opiniones o propuestas de los alumnos sobre el trabajo, me hacen plantearme mis propios métodos, vicios, herramientas o costumbres como actriz, y cuando me toca  subirme al escenario lo aplico en la medida en que puedo, y este suceso también pasa al revés, el escenario me aporta mucho para después dirigir un montaje con Dinamia Teatro, o preparar una clase para la escuela de Artista 'El patio'"

"Estamos con ensayos, correcciones de guion, y sobre todo muy ilusionados por estrenar en un momento especialmente complicado para las artes escénicas", comenta ella, a la que le encantaría que los padres educaran a sus hijos a través del teatro, "que enseñemos a nuestros hijos a través de cuentos, historias, relatos, emociones, estados, acciones, y juegos teatrales a relacionarse con el mundo y consigo mismos. Eso nos facilitaría mucho las cosas a todos. La base del teatro es la escucha, la atención, el conocimiento sobre el medio, y sobre uno mismo, y eso hace que veas el mundo de otro modo, y tu relación emocional contigo mismo y los otros sea más sencilla y fluida. Trabajas la empatía, la asertividad, el plano emocional, aprendes a canalizar pensamientos, deseos, y emociones. Y en definitiva estás más presente, más atento, más vivo", reseña Tatyana, preocupada naturalmente por el ámbito de la cultura, que está devastado. "Como casi todo", añade ella, "pero nadie, excepto los que nos dedicamos a ello, parece estar afectado por este fenómeno, y me refiero al hecho de que teatros, cines o museos hayan cerrado, de que nos hayan cancelado actuaciones, bolos, conciertos, exposiciones... yo sólo oigo a la gente quejarse de los bares, nada tengo en contra de ellos, y disfruto mucho de tomarme algo con un amigo... Pero cuando un país sólo llora por sus tabernas... a mí, me preocupa. Mucho", se lamenta ella, que, cuando comenzó la pandemia en España, estaba convencida de que nos haría mejores, más humanos, más unidos. Y ahora ha descubierto que no es así, como creía en un inicio. "Está siendo una crisis enorme en todos los ámbitos y los artistas solemos extraer de ellas buenas historias. Quiero verle el lado positivo", puntualiza esta artista que ahora está trabajando en una comedia nueva sobre la pandemia, que posiblemente se estrenará el año que viene. "Y con la idea de publicar, junto a Verónica Conde, una artista que es también del Bierzo, un libro de cuentos, escrito por mí e ilustrado por ella", finaliza.

'Microteatro para reír y pensar', de Tatyana Galán.
'Microteatro para reír y pensar', de Tatyana Galán.

 

Entrevista breve a Tatyana Galán

"La sociedad está completamente desconectada, en la era de las conexiones"

¿Qué libro no dejarías de leer o leerías por segunda vez?

'La elegancia del Erizo', de Muriel Barbery. Me conmueve, me remueve y me eriza la piel.

Un personaje imprescindible en la literatura (o en la vida).

Mafalda. Su visión del mundo, de las cosas, de la gente, sus ideas, sus inquietudes, sus comportamientos. Ella es imprescindible, siempre.

Un autor o autora insoportable (o un libro insoportable).

Lo siento. No aguanté 'Los pilares de la tierra', de Ken Follett.

Un rasgo que defina tu personalidad.

Practicidad.

¿Qué cualidad prefieres en una persona?

La lealtad. Escasa, y por eso tan valiosa.

¿Qué opinión te merece la política actual? ¿Y la sociedad?

Todo es política, nos afecta de un modo tan bestial que es de necios no saber de política u obviarla, por muy corrompida y desgastada que esté. Hay que saber, leer, opinar, discutir, militar, o no, pero inmiscuirse para que nos manipulen lo menos posible.

La sociedad está completamente desconectada, en la era de las conexiones. Incomunicados en la época de las comunicaciones, y somos más frágiles y manipulables que nunca en un momento en el que la información está más cerca que nunca. Pero eh, sobreviviremos.

¿Qué es lo que más te divierte en la vida?

Una buena charla con una persona con la que conectes.

¿Por qué escribes?

Empecé por necesidad, y sigo por pasión, por deseo, porque me llena y me hace crecer.

¿Crees que las redes sociales, Facebook o Twitter, sirven para ejercitar tu estilo literario?

Utilizo las redes sociales para poder volcar en ellas todas las ideas que no puedo meter en mi trabajo. Y sí, creo que pueden ser una buena herramienta para pulir el estilo.

¿Cuáles son tus fuentes literarias a la hora de escribir?

Nunca utilizo las mismas. Para cada montaje busco fuentes diferentes, según el argumento, contexto histórico, o la inspiración que necesite...

¿Escribes o sigues algún blog con entusiasmo porque te parezca una herramienta literaria?

¡Por supuesto!, mi padrino, El señor Don Miguel Atienza Villalobos, que es escritor, y de quien seguramente también me venga el gusanillo de la escritura, tiene un blog muy curioso, y totalmente recomendable que nunca me pierdo: 'El Chafardero': https://miguelchafardero.blogspot.com/.

Una frase que resuma tu modo de entender el mundo.

"Donde no puedas amar, no te demores" (Frida Kahlo).

publicidad

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad