LACIANA

Emotivo homenaje a Julio Álvarez en Villablino

Tarde de emociones intensas, de recuerdos, de reencuentros, de imágenes, de palabras halagüeñas con el timbre del sonido de antaño, y sobre todo y envolviéndolo todo, una persona inolvidable para Laciana, Julio Álvarez Rubio, sujeto y motivo del encuentro.

julio álvarez y su mujer Luci
Julio Álvarez y su mujer Luci en el homenaje que le hicieron en Villablino. Imagen de Félix Suárez
Luis Álvarez Pérez | 13/08/2021 - 12:36h.

Era el homenaje en vida de sus paisanos, que como aseguró una de las mantenedoras del acto Blanca Berdasco, "tan merecido y tan a tiempo". Cuando Julio pudo gozar de la recompensa y demostraciones de cariño, sentado entre el público asistente, junto a sus familiares y amigos.

Los cuatro mantenedores del acto se repartieron las cartas para jugar cada uno su partida. Roberto González Quevedo, abrió la mano oficializando la presentación del último libro de Julio, compuesto por siete relatos cortos, algunos breves, y una traducción final de un poema de Friedrich Rückert 'Cantares pa los neninos muertos'.

Como explicó en su intervención y explica Roberto en la introducción al libro 'Calechos a la lluz de la lluna de Pesicia', es un recorrido por ese territorio de Pesicia. "El territorio literario, imaginario, fantástico y real de la lengua propia del Alto Sil, Laciana, Babia, Luna, concejos situados más al norte y otros territorios limítrofes. Los límites son difusos pero su belleza es ilimitada". Por ese territorio discurren los relatos todos escritos en pachuezo, "la nuesa chingua" que le dicen por estas tierras, así como la traducción final.

El pachuezo fue la lengua predominante en la tarde. Todos los mantenedores, así como el presentador, Lito, miembro del grupo de teatro El Escarpín, expertos hablantes y conocedores de la lengua de sus ancestros, pusieron la música de sus voces en el aire y el ambiente del auditorio de la Casa de la Cultura, con esos sonidos que evocan e incitan nuestra nostalgia.

Guadalupe Lorenzana y Blanca Berdasco, desgranaron la personalidad y la vida de Julio y terminaron halagándolo, con sus agradables voces casi musicales de rapsodas de antaño, recitando una sentida poesía de Eva González, 'Catalina', "que sabemos que te gusta mucho", y que hizo aflorar las lágrimas de la emoción en más de un asistente.

Homenaje a Julio Álvarez en Villablino. Imagen de Félix Suárez
Homenaje a Julio Álvarez en Villablino. Imagen de Félix Suárez

Finalizaba esta partida Francisco González Banfi, que recordó sus experiencias compartidas por los caminos y sendas del territorio, las conversaciones, las leyendas escuchadas. Y puso fin a su intervención con unos versos propios dedicados a Julio, cuyas dos últimas estrofas decía así:

Sos noble, sos el pueblu

Pura sangre de Chaciana

Sos amigo, aventureiro,

Sos volcán ya sos montaña.

Toumundu tiente apreciu

Presta tarnatua compaña

ToumunduquierteXulius

¡Sos mundial, sos la Caraba!

También quisieron estar presentes en el acto y agradecer con sus propias palabras a Julio Álvarez, José Manuel Villar en su propio nombre por "lo mucho que me has aportado y ayudado". El concejal del Ayuntamiento de Villablino Ángel Gutiérrez lo hizo en representación de la institución y excusó la ausencia del alcalde. También se sumó a la fiesta la alcaldesa de Murias de Paredes, María del Carmen Mallo, para hacerle llegar el cariño de la tierra hermana de Omaña.

Después una composición en vídeo con fotografías, que hizo un recorrido por la vida y aventuras de Julio desde niño hasta la actualidad. Vídeo que se abrió con una sorpresa, un mensaje grabado de Luis Mateo Díez, que quiso asistir, aunque fuese de forma virtual, con unas palabras de cariño y respeto especial para el homenajeado.

Todo el acto, según nos confirmó Félix Suárez, la mano oculta y en la sombra necesaria para dar forma a todo lo vivido, se va a poner en vídeo en Youtube, en cuanto terminen los trabajos de edición de las grabaciones.

Acabó la tarde con una representación a cargo del cuadro de actores del grupo de teatro El Escarpín, que puso en escena el sainete 'Fuei a curtexar a Robles', texto que también se recoge en el último libro de Julio. Tras esta diversión solo restaba descubrir la placa, que dejará memoria constante del agradecimiento de sus paisanos a la persona homenajeada, en el hall de la Casa de la Cultura de Villablino.

Julio Álvarez junto a su placa en Villablino. Imagen de Félix Suárez
Julio Álvarez junto a su placa en Villablino. Imagen de Félix Suárez

publicidad
--- patrocinados ---

También te puede interesar

Deja tu comentario
publicidad
publicidad